DLA - El Vigía | 13/05/2017 | 1:08 am
EMPRENDEDORES
Juan Miguel Valero “El escultor del reciclaje”

Gráficas:

Con el arte ecológico de transformar materiales de reciclaje en hermosas formas y figuras, nuestro emprendedor quien impulsa un taller para que otros artistas crezcan y ofrezcan sus obras, busca contribuir a rescatar el planeta, “sé que no voy a cambiar el mundo, pero soy otro granito de arena que contribuye a cambiar y conservar nuestra madre tierra”

Adela Lozada / adeloza77@gmail.com.-

Nacido en una familia humilde cuya situación económica de la época no les permitía a sus padres comprarle los juguetes que tanto anhelaba, es parte de la infancia que tuvo Juan Miguel Valero, emprendedor de las artes y quien para poder jugar junto a sus hermanitos construía los carritos con latas de leche.

Su origen es de Maracaibo en donde nació el 25 de enero de 1980. Se crió en la ciudad del sol amado con sus padres hasta que llegó a los 5 años y decidieron venirse a El Vigía, “soy el tercero de seis hermanos y mi niñez transcurrió en épocas muy duras porque la situación económica era tan fuerte que solo me permitió cursar la primaria, la cual estudié en la escuela de La Blanca”.

Juan Valero, quien actualmente es un reconocido artista del arte con materiales de reciclaje, nos relató que tuvo que trabajar desde muy joven para ayudar a su madre con el pan de cada día, pues desde muy pequeño no contaron con la colaboración de su padre.

A pesar de que se esforzaba bastante en su faena diaria, el dinero que obtenía no era suficiente para sustentarse económicamente ni él ni a su familia y por ende, se dedicó por un buen tiempo a un hobby el cual le encantaba y se relacionaba con el mundo artístico como animar y cantar en fiestas de eventos públicos que se desarrollaban en las plazas.

“Era algo con lo que me deleitaba en las horas de esparcimiento y aunque mi pasatiempo me generaba efectivo, el mismo no me alcanzaba para cubrir los gastos diarios, por ello a la edad de 20 años decidí armar un equipaje repleto de sueños y esperanzas y me mudé a la capital del país, Caracas”, recordó.

En la gran ciudad se convirtió en un avance de chofer de una línea de camiones y busetas de la Línea Casalta y como en toda labor desempeñada con música y ritmo acompañaba la ruta de los usuarios junto a un vasito de café, “era una actividad fuerte y de paso no me generaba los ingresos suficientes para subsistir en la gran Caracas, por ello tuve que regresar a El Vigía”.

Cuando retornó a El Vigía en el año 2010 decidió tomar un curso de herrería artística y carpintería mecánica, en el Instituto Nacional de Capacitación y Educación Socialista (Inces), taller que le permitió trabajar haciendo percheros y roperos.

Arte del reciclaje

Este taller fue una gran puerta para que nuestro emprendedor iniciara su trayecto en el arte del reciclaje como es conocido por muchos vigienses, inclusive en la ciudad de Mérida, hasta donde ha llevado sus obras y esculturas hechas a base de materiales como el plástico, vidrio, hierro y caucho.

Nuestro emprendedor Juan Miguel, con sus manos delicadas transforma en objetos hermosos estos materiales, convirtiéndolos en diferentes formas, desde animales hasta figuras prehistóricas dejando a la vista de los usuarios un excelente arte de la escultura.

“Aunque mi sueño era ser torero, cantante y locutor, nunca me imaginé que iba a tomar esta carrera del arte, aunque cuando era pequeño veía a mi tía que es artesana trabajar el vidrio y la arcilla y aparte yo hacía con mis hermanitos los carritos con las latas para jugar, creo que de allí viene mi pasión por este arte que no es tan común”, expresó Valero.

Sus diferentes trabajos han sido expuestos en diversos espacios no solo del municipio Alberto Adriani, sino del estado Mérida y más allá, dando a conocer este tipo de arte con el que además de crear y dar forma de una manera peculiar, Juan Miguel Valero busca crear conciencia en las personas con respecto a la naturaleza, aportando un granito de arena en la salvación del planeta Tierra.

Para nuestro emprendedor de la semana, hacer las figuras con materiales de reciclaje no ha sido fácil, pues para obtener el material que emplea en la confección de sus obras debe acudir a los centros de acopio de la ciudad, asimismo para comprar el hierro y demás objetos, ya que su costo es elevado.

Actualmente y con las ganas de seguir emprendiendo su característico arte, Juan Miguel está impulsando la creación de un taller en el sector Caño Balza, con el fin de ambientar un espacio en el cual este y otros emprendedores puedan ofrecer talleres, realizar sus obras y exhibirlas ante el público.

“Por sobre todo agradezco el apoyo que me han dado mis hijas, mi esposa y mi familia en general, pues ellos siempre me han acompañado en cada paso que he dado, son mi gran motor para salir adelante en esta profesión que más que dinero me ha dado la satisfacción de crear y ser parte de la innovación en cuanto al arte se refiere”, resalto el escultor ecológico.

A pesar de los rumores de algunos ciudadanos que en muchas oportunidades lo catalogaron de loco, Juan Miguel Valero continuará desarrollando su arte natural, pues asegura que se trata de una hermosa manera de transformar pequeñas e insignificantes cosas en grandes obras de arte.

 

Noticias Relacionadas:

Quiénes Somos | Estructura Corporativa | Aviso Legal | Dónde Llegamos | Contacto

Copyright © 2014. Editorial Diario Los Andes. Venezuela | RIF: J-09003756-0