DLA - Politica | 11/05/2017 | 1:00 am
Aseguró que en la entidad no se han tenido incidentes mayores
Vielma Mora: Detenido proveedor de bombas y municiones para actos terroristas en Táchira

El mandatario regional reseñó los hechos de este miércoles

Gráficas: Dirci

Nota de prensa Dirci.-

La detención de un joven que se dedicaba a comercializar bombas lacrimógenas, la afectación a una sexagenaria que se movilizaba en un autobús por la avenida Libertador de San Cristóbal, así como los destrozos causados por estudiantes radicales de la Universidad Católica del Táchira, fueron anunciados la noche de este miércoles por el gobernador José Gregorio Vielma Mora.  

Pese a los hechos acaecidos durante el día miércoles tanto en San Cristóbal, como en varios municipios del estado Táchira, el mandatario regional aseguró que “a esta hora (7 de la noche del miércoles), la situación en toda la entidad es normal y no hemos tenido mayores incidentes”.

“Estamos trabajando con mucho optimismo y sobre todo con mucha paz a pesar de los ataques de la derecha violenta y sumamente bien organizada”, aseguró el gobernador Vielma Mora.

El mandatario tachirense ofreció declaraciones a través de Venezolana de Televisión para referirse concretamente a tres hechos puntuales ocurridos durante la jornada.

“Primero el ataque con bombas molotov en la avenida Libertador, cerca de la ETI, a una buseta que se movilizaba por la vía y se dirigía a Barrancas, donde la señora Lorenza Higuera, de 61 años de edad, fue impactada con uno de esos artefactos y resultó quemada de la cintura para arriba, brazos y cara con un 22%  de lesiones en segundo grado”, dijo.

 

En el mismo hecho otras dos personas resultaron igualmente heridas, Gratiniano Cruz, (55) y Yorly Yasmín Huérfano de 39 años de edad, “que están siendo atendidos en este momento en la Unidad de caumatología del Hospital Central de San Cristóbal”.

El segundo hecho ocurrido la tarde del miércoles, es la detención del joven Edison José Moreno Duque,  de 21 años de edad, “quien fue aprehendido en flagrancia cuando intentaba vender 17 bombas lacrimógenas y 7 cartuchos calibre 12 milímetros, unos de plomo y otros de plástico para incendiar todos los ataques al estado Táchira”.

“También hay que destacar como un hecho importante y lamentable, la violencia gigantesca por parte de unos estudiantes radicales de resistencia tachirense, quienes atacaron su propia casa de estudios, la Universidad Católica”, denunció Vielma Mora.