DLA - Información | 6/03/2017 | 9:00 pm
Algunos usuarios se quejan del mal servicio que prestan los transportistas
El Alcalde debe frenar continuos aumentos del pasaje

Las unidades de transporte público de más de 14 puestos cobran 150 bolívares

Gráficas: Luis Uzcátegui

Uno de los encuestados alegó que “el pasaje en El Vigía aumenta muy seguido y la Alcaldía no está controlando esta situación, se reúne con los transportistas y ellos siempre se salen con la suya, mientras que los afectados siempre somos los usuarios que tenemos que pagar las consecuencias”

Luis Uzcátegui.-

El reciente aumento del pasaje urbano en el municipio Alberto Adriani sigue causando molestia entre los usuarios de este servicio, quienes instaron al Alcalde a poner un freno a los constantes aumentos sin la aprobación del ente competente que, en este caso, es el ayuntamiento.

Cada vez que hay un incremento en el pasaje, los habitantes del municipio Alberto Adriani alzan su voz de protesta y exigen a las autoridades que se pronuncien, haciendo valer el derecho ciudadano.

Enel Domínguez, abogado de profesión y usuario del transporte público, manifestó que en la ciudad de El Vigía no se ha llevado un control en el aumento del pasaje urbano y los transportistas incrementan de forma arbitraria sin autorización del alcalde del Juan Peña.

Expresó que al año aumentan el pasaje tres o cuatro veces, lo que quiere decir que no hay una planificación y aunque se sabe que el país está pasando por una crisis económica, eso no quiere decir que los transportistas deban incrementar cada vez que ellos quieran, sin tomar en cuenta las necesidades de los habitantes.

Costo del pasaje

El precio legal del pasaje urbano en la ciudad de El Vigía es de 100 bolívares, pero desde hace una semana comenzaron a cobrar 150 bolívares la ruta corta y 200 a 250 bolívares pasaje largo, dependiendo si es carrito o buseta.

 “Es muy fácil para el Alcalde decirle a la población que no cancele esa tarifa, pero si los usuarios reclaman a los choferes ellos manifiestan que el dinero no les alcanza para mantener las unidades, o simplemente la próxima vez no lo montan en las unidades de transporte”, dijo Domínguez.

Mal servicio

 “Los transportistas quieren incrementar el pasaje cada vez que les parece, pero existen muchas unidades que tienen los cojines dañados y si no se te rompe la camisa se te rompe el pantalón, sobre todo en los carritos mal llamados piratas, los cuales no prestan un cómodo servicio”, recriminó Domínguez. 

Para tratar de que esta situación mejore, la autoridad municipal debe llegar a acuerdos con los transportistas y, a su vez, realizarle un seguimiento a los choferes que incumplan con la normativa, considera Domínguez quien manifestó que para ello existen las herramientas necesarias y el Alcalde debe solicitar el apoyo de los efectivos de Tránsito Terrestre para verificar que se cumpla con lo establecido y aquel transportista que cobre el incremento del pasaje sin autorización del Alcalde sea suspendido por la directiva de la línea.

No alcanza para pagar

Por su parte, Rocío Carrascal, de profesión auxiliar de farmacia, dijo no estar de acuerdo con el nuevo aumento del pasaje, porque aunque tiene un trabajo estable no le alcanza para pagar pasajes cada vez que le toca salir a trabajar, ni mucho menos ahora que el salario mínimo no cubre las necesidades para la cesta básica y transporte.  

Cecilia Arellano, quien labora en el área de mantenimiento de una institución de educación privada, expresó que no se explica qué estará haciendo el Alcalde que aún no le ha puesto coto a esta situación, ya que los transportistas aumentan cuando ellos quieren y el pueblo es el que paga las consecuencias.    

Alcaldía no cumple

Para Enel Domínguez, la Alcaldía no está ejerciendo sus funciones, ya que en el mes de diciembre del año pasado el pasaje costaba 70 bolívares y los transportistas aumentaron a 100 bolívares, es decir, incrementaron los 30 bolívares solo por el cobro de aguinaldos, pero el Alcalde prometió que el pasaje volvería a costar 70 bolívares después del 6 de enero de 2017 y esto no fue así, el pasaje se mantuvo en 100 bolívares hasta Carnaval y ya llegó otro aumento.

Enel Domínguez: existen muchas unidades que tienen los cojines dañados y si no se te rompe la camisa se te rompe el pantalón

Rocío Carrascal: el salario no me alcanza para pagar tantos pasajes cuando salgo a trabajar, ya que el salario mínimo no cubre las necesidades

Cecilia Arellano: qué estará haciendo el Alcalde que aún no le ha puesto coto a esta situación, pues los transportistas aumentan cuando ellos quieren

Noticias Relacionadas:

Quiénes Somos | Estructura Corporativa | Aviso Legal | Dónde Llegamos | Contacto

Copyright © 2014. Editorial Diario Los Andes. Venezuela | RIF: J-09003756-0