DLA Columnas | 15/06/2015 | 2:00 am
Premio compartido

Por: Aníbal Rodríguez Silva

La FAO, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura acaba de entregar a Venezuela un reconocimiento por cumplir con una de las metas del milenio, como lo es la reducción del hambre a la mitad. Es la segunda oportunidad que el organismo entrega dicho reconocimiento  al Gobierno venezolano. Según el organismo, el país logró reducir el hambre a la mitad, al igual que la cantidad de personas que ponen las piernas debajo de la mesa tres veces al día. La entrega de éste premio dice más de quien lo entrega que de quien lo recibe. Sabemos que el gobierno bolivariano se ha sostenido sobre 16 años de mentiras. Las cifras entregadas por el INE se encuentran lejos de lo que ocurre en la realidad. Para muestra solo debemos pensar en los datos sobre el empleo. Cuando las cifras son tan abiertamente evidentes, como el avestruz, no las publican. No hemos sabido sobre las cifras de inflación de los últimos meses. Pero qué un organismo de las Naciones Unidas incurra en tal premiación evidencia el trabajo de lobby que se debe hacer antes tales oficinas en Nueva York o en la bella Roma. A Felipe González le bastó una pequeña visita para constatar la tragedia que vivimos los venezolanos. No se trata solo de los derechos civiles que poco a poco han sido conculcados, sino de la terrible hambruna a la que nos exponemos en pocos meses. Cada día se hace más difícil para acceder a los pocos alimentos que el Gobierno importa para los venezolanos, las colas son cada vez más largas y muchas más las restricciones para acceder a los alimentos básicos. Las proteínas han desaparecido de la mesa del venezolano. Las carnicerías están a punto de quebrar y con ello la ganadería. El pescado está incomprable y los granos, según un reportaje de El Nacional, desaparecieron de la dieta debido al tiempo de cocción y el desabastecimiento de gas domestico en un país petrolero y con las reservas de gas más grande del mundo.

Para garantizar que un número mayor de venezolanos se alimenten se debe estimular la agricultura. La FAO es el organismo que tiene como objetivo el estímulo en las naciones del mundo del trabajo de la tierra. Pero, ¿qué ha ocurrido en Venezuela en los últimos años? La agresiva política pública de confiscación de tierras nos ha llevado a una casi parálisis de la agricultura y con ello a la importación de alimentos de países como Nicaragua, Brasil, Uruguay y Argentina. De ser cierto que un mayor número de venezolanos acceden a los alimentos, esto no se debe al milagro económico de la agricultura en Venezuela, sino a la política de agricultura de puerto impuesta por Hugo Chávez y continuada por Maduro. Un buen número de los alimentos consumidos por los venezolanos nos llegan por los puertos de La Guaira y Puerto Cabello y no del producto de nuestras tierras. Eso enriquece y da trabajo al campo de otras naciones. Creo que el premio entregado por la FAO debe ser un premio compartido con quienes, a costa de los trabajadores del campo, se llevan los dólares y nos dejan un mísero premio recibido en Roma. 

Quiénes Somos | Estructura Corporativa | Aviso Legal | Dónde Llegamos | Contacto

Copyright © 2014. Editorial Diario Los Andes. Venezuela | RIF: J-09003756-0

Powered by:Venetech Smart Solutions