DLA Columnas | 26/02/2017 | 1:00 am
La ‘Cantante Calva’ y la incomunicación entre las personas

Por: Ernesto Rodríguez

‘La Cantante Calva’ (1950) es una famosa obra de teatro del autor rumano-francés Eugene Ionesco (1912-1994), uno de  los creadores del llamado ‘Teatro del Absurdo’.

En la Escena IV se desarrolla la siguiente conversación entre el Sr. Martin y la Sra. Martín. “Sr. Martin: Discúlpeme señora, pero me parece, si no me engaño, que la he encontrado ya en alguna parte.- Sra. Martin: A mí también me parece, señor, que lo he encontrado ya en alguna parte.- Sr. Martin: ¿No la habré visto, señora, en Manchester, por casualidad?.- Sra. Martin: Es muy posible. Yo soy originaria de la ciudad de Manchester. Pero no recuerdo muy bien, señor, no podría afirmar si lo he visto allí o no.- Sr. Martín: ¡Dios mío, qué curioso! ¡Yo también soy originario de la ciudad de Manchester!.- Sra. Martin: ¡Qué curioso!.- Sr. Martin: ¡Muy curioso!...Pero yo, señora, dejé la ciudad de Manchester hace cinco semanas más o menos.- Sra. Martin: ¡Qué curioso! ¡Qué extraña coincidencia! Yo también, señor, dejé la ciudad de Manchester hace cinco semanas, más o menos.- Sr. Martin: Tomé el tren de las ocho y media de la mañana, que llega a Londres a las cinco menos cuarto, señora.- Sra. Martin: ¡Qué curioso! ¡Qué extraño! ¡Y qué coincidencia! ¡Yo tomé el mismo tren, señor, yo también! […] Sr. Martin: Yo iba en el coche número ocho, sexto compartimiento, señora.- Sra. Martin: ¡Qué curioso! Yo iba también en el coche número ocho, sexto compartimiento, estimado señor.- Sr. Martin: ¡Qué curioso y qué coincidencia extraña! […] Yo ocupaba el asiento número 3, junto a la ventana, estimada señora.- Sra. Martin: ¡Oh! ¡Dios mío, qué curioso y extraño! Yo tenía el asiento número 6, junto a la ventana, frente a usted, estimado señor.- Sr. Martin: ¡Oh! ¡Dios mío, qué curioso y qué coincidencia! ¡Estábamos, por lo tanto, frente a frente, estimada señora!.- ¡Es allí donde debimos vernos!.- Sra. Martin: ¡Qué curioso! Es posible, pero no lo recuerdo, señor […] Sr. Martin: Desde que llegué a Londres vivo en la calle Bromfield, estimada señora.- Sra. Martin: ¡Qué curioso! ¡Qué extraño! Yo también desde mi llegada a Londres, vivo en la calle Bromfield, estimado señor.- […] Sr. Martin: Yo vivo en el número 19, estimada señora.- Sra. Martin: ¡Qué curioso! Yo también vivo en el número 19, estimado señor […].- Sr. Martin (pensativo): ¡Qué curioso! ¡Qué curioso y qué coincidencia!. Sepa usted que en mi dormitorio tengo una cama. Mi cama está cubierta con un edredón verde. Esa habitación, con esa cama y su edredón verde, se halla en el fondo del pasillo, entre los retretes y la biblioteca, estimada señora.- Sra. Martin: ¡Qué coincidencia, Dios mío, qué coincidencia!. Mi dormitorio tiene también una cama con un edredón verde y se encuentra en el fondo del pasillo, entre los retretes y la biblioteca, mi estimado señor.- Sr. Martin: ¡Es extraño, curioso, extraño! Entonces, señora, vivimos en la misma habitación y dormimos en la misma cama, estimada señora. ¡Quizás sea en ella donde nos hemos visto!”.

La Escena IV prosigue hasta que el Sr. Martin y la Sra. Martin descubren que son esposos y siempre han convivido juntos. Ionesco caricaturiza genialmente la incomunicación entre los seres humanos a pesar de que se traten cotidianamente. En el caso de nuestro país todos sabemos que vivimos una situación gravísima: No hay medicamentos esenciales, hay escasez de alimentos, vivimos una hiperinflación y un empobrecimiento alarmante, el régimen destruyó las fuerzas productivas y muchos comerciantes y buhoneros inescrupulosos especulan ante la mirada indiferente de los organismos oficiales. Asimismo,la corrupción es pavorosa, la delincuencia y la criminalidad están desatadas y los jóvenes se van del país desesperados…Y sin embargo, a pesar de que una mayoría de los ciudadanos desean superar tal situación, no han sido capaces de comunicarse para conformar una gran alianza de todos los sectores de la sociedad que permita buscar soluciones.

ernestorodri49@gmail.com

Quiénes Somos | Estructura Corporativa | Aviso Legal | Dónde Llegamos | Contacto

Copyright © 2014. Editorial Diario Los Andes. Venezuela | RIF: J-09003756-0

Powered by:Venetech Smart Solutions