DLA Columnas | 26/01/2017 | 1:00 am
Sin empujar el tiempo

Por: Eladio Muchacho Unda

De manera tranquila, paso a paso, el morocho González le está mostrando a los trujillanos una manera distinta de hacer política. Un discurso desprovisto de los lugares comunes que han caracterizado la política trujillana de los últimos años; un mensaje con profunda base histórica y amplio conocimiento del mundo de hoy, abre caminos para concretar su propuesta del Trujillo Posible. El morocho González sabe que todos los trujillanos, todos, son necesarios para transformar nuestra realidad, por eso su acción política es respetuosa y su crítica es constructiva. Desde que arrancó su trabajo para ser gobernador de Trujillo, el morocho ha recorrido pueblos y comunidades trujillanas, ha conversado con la gente, se relaciona sin bulla aparatosa. Con conciencia y espíritu de maestro trabaja su campaña. Es claro el enfoque pedagógico, utiliza dos instrumentos para establecer una conexión activa y de servicio: talleres sobre el Trujillo Posible y talleres para enseñar a gobernar. La visión y las herramientas para concretarla, pedagogía en acción. El morocho, como buen lector de Kavafis, sabe que Itaca, el Trujillo Posible, es el puerto de destino, pero también sabe que lo importante es el viaje; es en el viaje donde iremos aprendiendo y creciendo como ciudadanos, transformándonos para transformar. Es en el viaje, la vida, donde el universo abre mundos y nos da la oportunidad de crear nuevas realidades. Sabe que aprender, más que acumular conocimientos, es saber hacer.

Para el morocho cada pueblo es importante, su tesis de la lugarización, expresada en uno de los varios libros que ha escrito, hace de cada pueblo el punto de partida de la transformación de Trujillo. Habla del Monte Carmelo Posible, del Monay Posible, del Carvajal Posible, del Boconó Posible, de la Valera Posible, del Pampanito Posible, del Isnotú Posible, del Torococo Posible, ve en cada lugar de Trujillo la oportunidad y posibilidad de convertirse, por el esfuerzo de su propia gente, en energía transformadora. En eso trabaja el morocho, con paciencia, modestia y constancia, busca despertar la conciencia de los trujillanos para convertirlos en agentes transformadores: ciudadanos democráticos, emprendedores y solidarios.

El morocho es el único precandidato independiente en campaña. Respeta los partidos políticos y los sabe necesarios para que la democracia funcione, pero los quiere mejores, por eso trabaja y lucha para que cada día sean verdaderas herramientas de transformación. Paso a paso avanza el morocho González, sin empujar el tiempo.

Quiénes Somos | Estructura Corporativa | Aviso Legal | Dónde Llegamos | Contacto

Copyright © 2014. Editorial Diario Los Andes. Venezuela | RIF: J-09003756-0

Powered by:Venetech Smart Solutions