DLA Columnas | 28/12/2016 | 1:00 am
Una buena noticia

Por: Eduardo Fernández

En medio de tanta oscuridad y de tanta confusión, hoy tenemos una magnífica noticia, una luz en medio de las tinieblas, el niño Dios nacerá dentro de nueve días.

Para algunos es un cuento, para otros, una historia. En caso de ser un cuento, tenemos que reconocer que se trata del más formidable que pueda haberse imaginado. Ni William Shakespeare, que según Harold Bloom inventó lo humano; ni Miguel de Cervantes, que con El Quijote y Sancho describió la naturaleza de nuestra especie; ni Jorge Luis Borges, el más fantástico narrador del siglo XX, ni Gabriel García Márquez, máxima expresión del realismo mágico, pudieron inventar algo tan maravilloso como la historia de un Dios que se hace hombre en un humilde pesebre, hijo de una madre campesina y adoptado por un padre carpintero.

Para quienes pensamos que no es cuento sino historia, se trata de una historia maravillosa. Dios ha querido encarnarse en un niño, y ese niño representa todo aquello que nosotros, cada uno de nosotros y el conjunto de nosotros, necesita para ser feliz.

La buena noticia es que podemos ser felices. El nacimiento del niño Dios nos da la oportunidad de ser felices. Dios es amor y si en lugar del odio practicamos el amor, seremos felices. El mensaje de ese niño que está por nacer, es un mensaje que representa todos los valores que los venezolanos de este tiempo requerimos para ser felices: amor, paz, alegría, esperanza, justicia, solidaridad, fraternidad, tolerancia, misericordia, bondad y verdad.

Que distinto sería el mundo y que distinta sería Venezuela, si en lugar del odio prevaleciera el amor. Si en lugar del conflicto, la paz. Si en lugar de la tristeza, la alegría. Si en lugar de la desesperanza, la esperanza. Si en lugar de la injusticia, la justicia. Si en lugar de la explotación, la solidaridad. Si en lugar de la rivalidad, la fraternidad. Si en lugar de la intolerancia, la tolerancia. Si en lugar de la crueldad, la misericordia. Si en lugar de la maldad, la bondad. Si en lugar de la mentira, la verdad.

“Yo soy el camino, la verdad y la vida”, nos dice al maestro.

Las noticias que le llegan a Juan sobre Jesús están relacionadas con la vida y la misericordia, nada de venganza y de revancha: Por eso, la pregunta de los emisarios de Juan: “Eres tú al que ha de venir o tenemos que esperar a otro”. Y la respuesta de Jesús no puede ser más elocuente y más convincente: “Vayan a contar a Juan lo que están viendo y oyendo: los ciegos ven, los cojos andan, los leprosos quedan limpios, los sordos oyen, los muertos resucitan y a los pobres se les anuncia el evangelio. Dichoso aquel que no se sienta defraudado por mí”.

Nos llega una buena noticia, una magnífica noticia: Está por nacer, dentro de dos días, el niño Jesús, “ven, señor, y sálvanos”.

@EFernandezVE

Quiénes Somos | Estructura Corporativa | Aviso Legal | Dónde Llegamos | Contacto

Copyright © 2014. Editorial Diario Los Andes. Venezuela | RIF: J-09003756-0

Powered by:Venetech Smart Solutions