Sin transporte parroquias Burbusay y San Miguel

Héctor Rafael Briceño

 

Habitantes de San Miguel y Burbusay siguen sin servicio de transporte público y se ven obligados a pagar precios exorbitantes por carreras expresas ante la necesidad de trasladarse hasta Boconó para cumplir con sus trabajos, hacer sus diligencias personales y estudiar, por lo que ya están pensando en tomar medidas drásticas.

Manifiestan que ya no aguantan los engaños de los cuales han sido objeto por los voceros de Bus Trujillo, quienes les han dado múltiples explicaciones y asumen todo tipo de compromisos, pero a la hora de la verdad, la irregular situación se mantiene porque las unidades Yutong no volvieron para estas parroquias. Según los usuarios, esto se debe a la falta de cauchos y otros insumos que requieren las unidades y esa es la razón. Manifiestan que la vieja línea de transporte también abandonó la ruta por falta de repuestos y no haber podido llegar a acuerdos con las autoridades municipales en cuanto al monto de los pasajes.

José Miguel Collantes, quien es uno de los afectados, porque diariamente tiene que trasladarse hasta Boconó por razones laborales, es uno de los afectados. Otros representantes de alumnos que cursan estudios universitarios, también expresan que sus hijos ante la falta de transporte, están perdiendo clase o en la mayoría de los casos, llegan tarde a la casa de estudios superiores. Esperan que desde el despacho del gobernador en Boconó le consigan una solución al problema, porque allí también han consignado las denuncias y aún esperan respuestas.