Vigilar carros para sobrevivir

Sale un carro y entra otro en los estacionamientos improvisados que son cada vez más comunes en las calles de la ciudad de Valera. Toda una cuadra repleta de automóviles son vigilados por un “parquero” quien recibe un pago por el trabajo. Sin embargo, Ramón Zambrano, quien es de la tercera edad y lleva 17 años en el oficio, dice “sobrevivir” con lo que le dan. Apenas hace entre 1bsS a 4bsS al día y en billetes de 10bs o 5bs el cual no los están recibiendo prácticamente en ningún lugar.

Zambrano relata que “le han ganado partes de los carros por descuido”, como copitas, retrovisores e incluso una Camioneta Ford Explorer hace semanas atrás.  Igualmente agradece a los clientes que le llevan harina, pasta, sardina, etc, ya que es mucho mejor que la suma ínfima que le dan por vigilar sus carros.

“Aunque sea para dos kilos de yuca me alcanza”, comenta Ramón Briceño, quien “parquea” en la Calle 10 de Valera y tiene 4 hijos a quien alimentar. Así como Zambrano, le pide al Gobierno la mayor colaboración económica posible igual que a los comerciantes adyacentes donde trabajan.