La delincuencia al libre albedrío en el Centro de Colón

Una constante zozobra viven ayacuchenses, específicamente la comunidad que comprende el casco central de la población de San Juan de Colón por los constantes atracos a los que son sometidos los peatones que se movilizan en horas de la noche en el sector.

La plaza Sucre, que diariamente se observaba la presencia de niños, siendo uno de los principales puntos de esparcimiento que las familias y grupos sociales utilizan como punto de reunión y encuentro; sin embargo, esto ha cambiado ante la notable ausencia de las autoridades policiales y el mal estado de la plaza, el hampa hace de las suyas a libre albedrío.

La plaza no cuenta con alumbrado al haber sido robado por malhechores, convirtiéndose esta manzana en una guarida para los delincuentes, los cuales han llegado al punto de robarse las placas de bronce de la figura ecuestre de prócer de la independencia, Antonio José de Sucre.

Con el resto de la comunidad el caso no es aislado, los delincuentes se valen de la oscuridad para cometer sus fechorías y a cada rato en distintos puntos del sector se roban los cables del tendido eléctrico, esta situación se viene presentando desde hace más de un año.

Cabe destacar que las calles en las noches se observan desoladas ante el temor de los colonenses por ser asaltados por grupos de motorizados que se encuentran en búsqueda de las víctimas.