Alertan sobre colapso de lo hasta ahora construido en el tramo vial Peraza–San Miguel

Douglas Abreu

Foto Archivo Digital

Se va a cumplir un año que una falla de borde desplomó por completo un tramo de la vía entre Peraza y San Miguel, de la parroquia Jalisco del municipio Motatán, dada su importancia para el estado Trujillo preocupa y alarma que la construcción -a cargo de la empresa Emastru, adscrita al Ejecutivo regional- esté paralizada por falta de cemento, de allí, es urgente que los entes gubernamentales, declaren la emergencia de esta obra que permita el normal tránsito automotor.

La denuncia sobre esta situación es reiterada por parte de conductores que diariamente transitan esta vía, así como también, habitantes de distintos centros poblados adyacentes a dicho tramo vial. Profesionales de la ingeniería también han opinado al respecto. Consideran que mientras persistan las lluvias en la zona, esta acumulación está generando deslizamientos y estos a su vez provocar deslaves ante los cuales pueden ceder por completo lo hasta construido.

Cómo se explica que en el estado Trujillo una obra tan urgente e importante se encuentre paralizada por falta de cemento cuando la entidad cuenta con la empresa estatal Cemento Andino. Eso sólo es posible en un gobierno que un elevado nivel de ineficiencia e improvisación hasta el punto de no saber ni siquiera toma las previsiones de inventario para acometer trabajos de emergencia de esta magnitud.

Conductores piden al gobernador declarar la emergencia de esta obra