El Senamecf tiene garantizado equipamiento de la Medicatura Forense.

El luchador social Eleazar Juárez, nuevamente salió a la palestra pública para llamar la atención de las autoridades competentes y de salud. Esta vez me estoy ocupando de recordarle al gobernador, quien cada vez que viene expresa que está lleno de las mejores intenciones con su Plan “Boconó Yo sí te Quiero”, pero estamos observando que del “Dicho al hecho, hay mucho trecho”.

Mi llamado en nombre de los boconeses es para que el gobernador concluya la Medicatura Forense que lleva 13 años en construcción. Sabemos que buena cantidad de dinero fue invertida y los detalles que faltan son muy pocos, al menos, no se moja -acota- y a lo mejor esa es la razón por la cual se observan personas que se refugian en esas instalaciones, lo cual es mal síntoma de lo que más adelante pueda suceder.

Voz de mando

No dudo que el gobernador, poniendo su empeño gerencial está en capacidad de concluir estas instalaciones. Los voceros comunales poseemos la ficha del proyecto y sabemos que desde hace tiempo, se cuenta con el equipamiento requerido. Tenemos conocimiento que el actual gobernador gestionó recursos para la obra y el Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamecf) nuevamente se involucró en la culminación de la obra.

Los boconeses estamos distantes de Trujillo y Valera para cumplir algunos trámites forenses, por falta de recursos para traslados y no se diga, cuando se trata de establecer las causas de un fallecimiento.

En espera

Unidad de Diálisis otra obra abandonada convertida en letrina pública.

También desde hace años la Unidad de Diálisis, está en espera que se concluya la obra con esfuerzo, voluntad y voz de mando. En este sentido apelamos a la sensibilidad del gobernador para que concluya estas obras y los boconeses podamos recordarlo gratamente.

 

 


Prioridad mundial

No olvidemos que todos estamos propensos a enfermarnos y por eso es necesario que se tomen las previsiones para prestar una buena atención a los pacientes. Recordemos que la salud es una primacía mundial y para regocijo nuestro, es constitucional, constituyendo un derecho que debemos hacer respetar.