Promotores que forman para ser útil a la sociedad

“En momentos de crisis los corazones tienden a endurecerse, pero desde la Escuela de Liderazgo y Valores creemos que la lucha la va a ganar el alma generosa de los valeranos”, argumentaron sus dirigentes

La Escuela de Liderazgo y Valores de la Universidad Valle de Momboy (UVM) representa un espacio abierto para las comunidades, que incluye actividades de carácter formativo enfocado en cuatro dimensiones: desarrollo humano, socio-cultural, socio-político y alternativas de salud y buena alimentación para vivir mejor.

El grupo nace de una etapa de crisis política que vivió el país y la ciudad de Valera a finales del siglo pasado y comienzos del actual, donde se planteó la necesidad de formación de liderazgos desde la UVM junto con las comunidades, “lo que estaba pasando en el país era culpa de los ciudadanos que estábamos siendo indolentes ante los cambios sociales”, relató Robert Ramírez, uno de sus fundadores.

Desde la Escuela de Liderazgo y Valores, que como otras iniciativas positivas tiene su epicentro en la urbe de Doña Mercedes Díaz, sus promotores se proponen ser una comunidad de aprendizaje fundamental en la vida, para edificar formas de relación más armónica en la sociedad, con la convicción de trascender de la persona individuo al ciudadano con responsabilidad y compromiso solidario.

Dinámicas grupales para motivar la autoestima

Actividades conmemorativas aniversario de Valera

.-Jueves 15 de febrero: serenata a Valera (diez artistas trujillanos le cantan a la comarca), sede UVM-Ateneo, 3:00 pm.

.-Viernes 16 de febrero: II Simposio de Historia Valerana (organizado por Voces de la Ciudad), sede UVM-Ateneo, 8:30 am.

.-Sábado 17 de febrero: taller “La Valera Resiliente”, ponente Lic. Leandro Andara, sede UVM-Ateneo, 9:00 am.

.-Sábado 24 de febrero: taller “Cinco emociones, cinco canciones”, ponente Dr. Edgar López, sede UVM-Ateneo, 9:00 am.


Promotores de valores

Robert Ramírez: “la situación en el país no ha cambiado mucho desde que nació la Escuela de Liderazgo y Valores, quizás es peor, pero el grupo ha sobrevivido para formar promotores y ha venido marcando una nueva manera de formación de liderazgos que buscan ser sanadores. Líderes amorosos y cultivadores del que intentamos permear al liderazgo político del país para que se puedan palpar los cambios, sino esta iniciativa sólo sería transversal. Buscamos formar a los ciudadanos, no para que se conformen con sobrevivir a la crisis, sino para que se conviertan en agentes transformadores de su entorno”.

Alfredo Matheus: “en estos 16 años que tiene la Escuela de Liderazgo y Valores representa un referente para el estado Trujillo, en cuanto a las experiencias, vivencias y testimonios de vida que hemos recabado, de toda esa inmensa capacidad de saberes y potencialidades que tienen los trujillanos y que a veces no se dan cuenta de lo que poseen. En momentos en que el país atraviesa una situación difícil, el aporte de esta organización para Valera es sumamente importante en la reconstrucción de eso que se llama el tejido social. Volver a reencontrarnos como ciudadanos y como hermanos de una misma nación”.

Carlos Villamizar: “yo llegué a la escuela por un conflicto emocional y a través de las técnicas que brinda el grupo he logrado superar muchas cosas y he aprendido a proyectar la salud mental en la sociedad. Desde la Escuela de Liderazgo y Valores trabajamos en la promoción de la salud mental en tiempos tan difíciles para Venezuela. Lo que le hace falta a la ciudad y a todo el estado es un mayor número de promotores, personas con entusiasmo y testimonios de vida que ayuden a sacar las comunidades adelante”.

María Lourdes Araujo: “comencé a trabajar con la Escuela de Liderazgo y Valores desde sus inicios, es un gran equipo, representa la gran prueba de la salud mental, estamos viviendo momentos muy difíciles e inciertos, pero vamos reinantes de todo esto y organizaciones como la nuestra trabaja para promover la fe en Dios y educar en valores a la ciudadanos. Son tiempos en los que debemos ser más cordiales y tener empatía con nuestros semejantes. Desde este espacio de formación invitamos a todo el que desee sumarse a que nos acompañen, aquí ofrecemos herramientas para ayudar a otros y ayudarnos nosotros mismos”.

Armando Ramírez: “iniciamos con una dimensión pedagógica y en los últimos tiempos dentro de la organización la dimensión de desarrollo humano ha venido tomando mucha fuerza, con el trabajo de la promoción de la salud mental y emocional ante la situación que atraviesa el país, buscamos ayudar a los ciudadanos para que puedan hacerle frente a los problemas cotidianos. En Valera ya somos un referente para las comunidades, buscamos potenciar también los valores y acervo cultural de la ciudad de las Siete Colinas”.

Dexi Peña: “cada día es un aprendizaje en la Escuela de Liderazgo que nos forma para que compartamos lo adquirido, ese el sentido del aprendizaje, trabajamos muy apegados de la fe en Dios, un espacio en el que los valeranos y todo el que desee participar podrá conseguir las puertas abiertas. Aprendemos disfrutando de la reserva cultura de la ciudad y el estado con las actividades culturales que también desde la organización se promueven. En cuanto a la ciudad debo decir que los valeranos son solidarios, jocosos y armoniosos por naturaleza, esos son valores que se deben preservar a toda costa”.