María Dolores de Araujo única y sin igual maestra (II)

Afanosa tarea de esta dama en la Venezuela rural y de caudillos de esos tiempos, cuando para subsistir y poder continuar con su labor la maestra recibía como pago de cada uno de los padres o representante de sus escasos estudiantes 1 bolívar a la semana

El sector que hoy conocemos como 4 Esquinas es testigo en 1940 del emprendimiento que permitió la llegada de las primeras luces que brinda a los seres humanos la instrucción, particularmente la cultura y educación, emprendimiento este que formalmente fue impartido por Carmelita Matheus en una vetusta casa residida por ella, su corta estirpe y que hacía las veces de  escuela a un reducido número de jóvenes locales.

Afanosa tarea de esta dama en la Venezuela rural y de caudillos de esos tiempos, cuando para subsistir y poder continuar con su labor la maestra recibía como pago de cada uno de los padres o representante de sus escasos estudiantes 1 bolívar a la semana, asimismo estos alumnos tenían la vivencia diaria de tener que cargar acuestas de lunes a viernes una silla para que le sirviera de asiento, una pequeña tabla que hacía las veces de pizarra, tiza, lápiz y un cuaderno.

La anterior iniciativa dio pie a que 2 años después en 1942 teniendo como maestra a Marines Carrasquero en la Cabecera de Carvajal el estado crea la Escuela Federal Mixta de Niños donde se impartía desde 1ero a tercer grado su crecimiento fue tan vertiginoso que el espacio físico de la casa alquilada a tal fin fue insuficiente para albergar tantos infantes, que obligó a que al año siguiente, en 1943 se fundara otra nueva Escuela Federal Mixta de Niños teniendo a Hilda Urdaneta como maestra, parecido a la otra se cursaba inicialmente hasta 3er grado.

Siendo en 1946 cuando el Ministerio de Educación alquila una casa una cuadra más abajo de donde al presente está alojada la plaza Bolívar instaura uno de los planteles educativos de más vieja data y prestigio en el hoy Municipio San Rafael de Carvajal y en reconocimiento a su grandiosa labor como maestra de María Dolores Manucci de Araujo designa el epónimo de esta nueva escuela con su nombre y distingue como su directora a una hermana del historiador Arturo Cardozo, la maestra betijoqueña María Cardozo, que posteriormente es sustituida como conductora del plantel por Luis M. Rico. Más adelante a mediados de la década de los años de 1950 el gobierno dictatorial de Marcos Pérez Jiménez cumple con el cimiento de su estructura física y una vez puesta operativa esta continuaron como directores al frente los mismos Antonio Volcanes, Carmen Medicci de Cruz, Antonio Molina, Juan Bautista Morillo, Cervin de Santos, Gladis Paoli, Gladys Mora, Benedicto Tariffi, César Sanabria, Oscar Ochoa, Luz Marina García, Luis Emilio Carrasco Plaza, Milagros Montilla, Daneris López, Rubén Darío Briceño, actualmente esta institución es dirigida

en la primera parte de la década de los años 1960, esta es elevada a Grupo Escolar más adelante asume la calificación de Unidad Educativa.

En la actualidad se le conoce con la designación de Escuela Integral Bolivariana María Dolores de Araujo y en sus aulas se imparte hasta 9no grado de educación básica.

La obra cultural educativa de esta insigne educadora no fue en vano, muchas familias todavía mantienen el recuerdo de su accionar en la sociedad valerana y han impulsado su perpetuidad en la historia mediante merecidos reconocimientos, tal como el antes mencionado.

Bibliografía: Briceño Iragorry Mario. Presencia e Imagen de Trujillo. Biblioteca Temas y autores Trujillanos Caracas 1981. Contreras Benigno. Historia Trujillana. Fondo Editorial Tropykos. Caracas 2003. La Riva Vale Alberto. Anales de Valera. Publicaciones del Concejo Municipal de Valera. Valera 1988. Perdomo Rafael Benito. Carvajal: Crónica de Ayer y Hoy. Talleres Gráficos Universitarios. Mérida 1991.


Reconocimiento

El trabajo desarrollado por María Dolores de Araujo fue tan extraordinario y valioso en función del crecimiento y desarrollo intelectual de nuestras jóvenes doncellas que le permitió ser distinguida socialmente como uno de nuestros más insignes símbolos humanísticos locales al lado de hombres y mujeres de la talla de Américo Briceño Valero, Alberto La Riva Vale, Eloísa Fonseca, Federico Vetancourt, Gallego Celis, José Antonio Tagliaferro, José Amando Mejías, José Luis Faure, Juan Ignacio Montilla, María Edelmira Araujo, Monseñor Miguel Antonio Mejía, Pompeyo Oliva, Wenceslao Martínez Aldana.