Hospital de Mérida suspendió las cirugías electivas para ante el creciente brote de difteria

Ante el incremento de casos positivos para la difteria que se vienen registrando en el estado Mérida, las autoridades del Instituto Autónomo Hospital Universitario de Los Andes (Iahula), debieron activar un plan de contingencia que abarca la suspensión de las cirugías electivas y la habilitación de un piso para aislar a los paciente con la enfermedad.

Según el último reporte ofrecido por la directora del (Iahula), Estrella Uzcátegui, hasta el momento van 42 casos registrados en este centro asistencial, de los cuales tienen dos hospitalizadas en el mismo, quienes han recibido los medicamentos necesarios para su progresiva recuperación.

Ante esta alarmante situación, dijo, se vieron en la necesidad de suspender las cirugías electivas en el Iahula a partir del lunes 11 de diciembre, pues hasta este viernes se realizarán las que están ya estaban programadas. La directora del Iahula indicó no informó para cuando se reactivarían las cirugías electivas, pero consideró necesario habilitar un área de aislamiento para atender con mayor seguridad y condiciones a los pacientes con difteria.

Para Estrella Uzcátegui es preocupante como el virus se ha propagado por el estado Mérida, pues desde que se detectó el primer contagiado en la zona Sur del Lago, municipios de la zona Panamericana y localidades limítrofes con la región andina, como es el caso de Santa Bárbara de Zulia, no se realizaron los cercos epidemiológicos necesarios para evitar la expansión del mismo; sin embargo, no tienen otra opción que decretar la emergencia y asumir con responsabilidad esta situación.

La directora del Iahula emplazó al Ministerio de Salud, a enviar las antitoxinas suficientes para cubrir la demandas, pues resaltó que hace días atrás, los dotaron de 130 mil unidades, pero esta cantidad fue insuficiente debido a que fueron aplicadas a los pacientes que estaban graves y lograron estabilizarse, pero actualmente no cuentan con este antídoto que neutraliza a la toxina que genera la bacteria. Resumió que también requieren de mayor cantidad de penicilina cristalina para atender a los enfermos por difteria.

Ocho muertes

La difteria, enfermedad erradicada en los años 90 y que ahora vuelve a recrudecer en varios estados del país, mantiene azotado el estado Mérida. Y es que esta enfermedad infecciosa aguda, provocada por un bacilo que afecta a la nariz, la garganta, la laringe y produce fiebre y dificultad para respirar, ha cobrado la vida de 8 personas, entre ellos niños, inclusive una mujer embarazada.

La muerte más reciente por esta causa se registró el pasado jueves, se trata de una femenina de 36 años, proveniente del municipio Libertador, Mérida.