El Hospital Sor Juana Inés de la Cruz cuenta con un presupuesto ínfimo que impide comprar gases anestésicos para las cirugías

Ante la crisis asistencial por la cual atraviesa la Red Ambulatoria y Hospitalaria en Mérida, el Hospital Sor Juana Inés de La Cruz está bajo un cierre técnico, pues dos de los tres quirófanos están inoperativos, los equipos de Rayos X y Ultrasonido se encuentran fuera de servicio, mientras que el banco de sangre labora en un 25% de su capacidad.

Así lo destacó Luis Lugo, director del referido centro asistencial, quien lamentó que ni exámenes de hematología pueden realizar en el centro de salud, pues no cuentan con un equipo operativo y actualizado.

“Los equipos están obsoletos, el área de esterilización está totalmente fuera de servicio”.

Desde que fue nombrado como director del hospital regional el pasado 13 de noviembre, fecha en la que iniciaron un minucioso diagnóstico del mismo, detectó la falta de inversión y la negligencia de la anterior gestión, que no se abocó a realizar la transformación que requiere el mismo.

El Sor Juana Inés de la Cruz es catalogado ante el Ministerio de Salud como hospital tipo I; sin embargo, aseguró que el mismo se presta para funcionar como tipo IV.

Lugo detalló que desde que asumió este compromiso, lograron reactivar el servicio de quirófano, reparar una máquina de anestesia e iniciar las cirugías electivas, “las estamos haciendo a medias, porque hay insuficiencia de gases anestésicos y de todos los insumos que necesitamos a nivel de quirófano”.

Criticó el deficiente presupuesto con el que cuenta el centro asistencial, pues detalló que para gastos operativos cuentan con 14 millones de bolívares, “que no alcanza para comprar un frasco de gas anestésico que cuesta 18 millones de bolívares, esto es dramático y difícil, pero nos hemos comprometido en recuperar este hospital”.

En el 2017 el Ministerio de Salud aportó 155 millones, la Gobernación de Mérida 10 millones, en promedio 14 millones para un mes, “165 millones era todo el presupuesto de este año”.

Lugo aseguró que para solventar la crisis el próximo año requieren de un poco más de 3 millardos de bolívares, “es imposible que vamos a subsistir con un presupuesto que fue calculado durante el mes de abril (…) ahorita estamos solicitando 230 millones para poder comprar los gases anestésicos y tener en funcionamiento dos quirófanos y será en enero, cuando entreguemos el nuevo presupuesto”.

Especialidades

El galeno resaltó que cuentan con un amplio equipo directivo, el cual está ampliado con todos los jefes de servicio y especialidades médicas, laboratorio y banco de sangre, que en total suman 550 trabajadores, entre profesionales y obreros, comprometidos con la recuperación del Hospital Sor Juana Inés, el cual estuvo sometido a un progresivo deterioro.