4 Familiares denunciaron la arbitrariedad de las autoridades

La tarde del martes, cerca de las 3:00pm, funcionarios de la Estación Policial 1.1 Trujillo, adscritos a las Fuerzas Armadas Policiales del estado Trujillo (Fapet) sostuvo un supuesto enfrentamiento con un presunto delincuente en el sector Cruz Verde del cerro El Limón, parroquia Cristóbal Mendoza del municipio Trujillo, este se enfrentó a la comisión y resultó abatido. El sospechoso quedó identificado como Carlos Eduardo Mendoza Ramos  (29), alias “El Menor”.

Refutan tal versión

La esposa del abatido, Carmen Ramírez, declaró que a su cónyuge lo introdujeron a una buseta de la Línea Bicentenaria y se lo llevaron en dirección al cerro El Limón, donde según la versión oficial, se produjo el intercambio de disparos. “Recibí una llamada donde me decían que habían matado a un chamo de suéter rojo. Me alarmé, porque Carlos tenía uno de ese color”, comentó.

Entre la confusión, Carmen acudió al hospital “Dr. José Gregorio Hernández” de Trujillo para ver si se trataba de su amado. Ya en este, logró confirmar que se trataba de su esposo Carlos, quien presuntamente cayó en un choque a tiros con funcionarios policiales. “Eso es mentira, no hubo ningún enfrentamiento, él ni siquiera estaba armado, sólo estaba buscando unos medicamentos para mi hermana, que estaba a punto de dar a luz”, declaró.

Carlos Eduardo Mendoza Ramos (29), alias “El Menor”. Fotos: Edgar Alviso.

“Carlos tenía 500 mil bolívares en efectivo para comprar unos bloques, pero la policía no me entregó nada, le robaron todas sus pertenencias. A parte, ¿dónde están las víctimas del robo y las pertenencias que supuestamente él robó? Además ese bolso no era suyo. Siempre le siembran la misma arma para hacerle creer a la gente del enfrentamiento”, finalizó.

Mendoza Ramos tenía antecedentes por resistencia a la autoridad (05-05-2013) y robo genérico (11-04-2017) ante la Subdelegación Valera. “Reconocemos que tuvo problemas con la justicia, pero no tenían que montar ese circo del enfrentamiento”, finalizó. El abatido residía en el sector Coco Frío, municipio San Rafael de Carvajal y laboraba como mecánico.