“El Insai, el Sundde, el Sunagro y la ZODI han sido los organismos responsables de impedir el ingreso del ganado en pie a los diferentes mataderos del estado y no les habilitan las guías para que los productores movilicen sus animales, argumentando que éstos no cumplen con los requisitos mínimos y esenciales”.

Así lo denunció Pablo Belandria, presidente del Instituto Autónomo de Producción Rural del estado Táchira -Iapret-, quien además señaló que los organismos nacionales culpan a los productores por la escasez de la carne y sus altos costos, “situación que es totalmente falsa, porque son ellos quienes no han permitido la entrada del ganado a los diferentes mataderos del estado”.

Indicó también que los precios estimados por el Gobierno nacional, no se ajustan a la realidad, tomando en cuenta los gastos de crianza desde el momento que nace el animal hasta el día de su sacrificio.