DLA - Especial | 20/08/2017 | 9:00 pm
En busca del candidato de la Unidad a la gobernación de Trujillo
¿Elecciones o subasta de votos? a propósito de las primarias de la MUD del 10-S

Ante la gravedad de lo sucedido Primero Justicia le debe una explicación al pueblo trujillano.

Gráficas: Cortesía

De allí, que el interés supremo de esta autocritica, es para llamar a la reflexión de todos y rectificar a tiempo, para evitar se repita esta triste historia, máxime cuando se esperan otras elecciones primarias abiertas en la MUD  para elegir el candidato a la primera magistratura regional previstas para el 10 de septiembre. Si se hace de esta mala praxis una estrategia política-electoral, se puede tener éxito en lo interno, pero teniendo como adversario al gobierno, sobre todo este régimen, luce difícil por no decir imposible.

Douglas Abreu.-

El diputado Julio Borges, coordinador nacional de Primero Justicia, cuando asumió la presidencia de la Asamblea Nacional para el periodo 2017 - 2018 declaró  que el “2017 será el año en el que el pueblo venezolano protagonizará un cambio a través del voto. Nos toca recuperar la democracia". También, en su visita a Lima, Perú, aseguraba  que el voto en Venezuela se encontraba  secuestrado". Estas entre otras innumerables citas de Borges demuestran lo que representa el voto para esta organización política en esta dura lucha por la democracia en Venezuela.

Entonces como se explica con lo sucedido el pasado domingo 13 de agosto cuando el partido Primero Justicia (PJ), a nivel nacional decidió realizar unas elecciones primarias abiertas para elegir su candidato a la gobernación del estado Trujillo, “mejor mecanismo y ejemplo a seguir, imposible”,  entre los precandidatos Manuel Aguilar Parilli, Joaquín Aguilar y Conrado Pérez Linares, quien las ganó. Lamentablemente, dicho proceso que debió ser una fiesta democrática resultó todo un deleznable y bochornoso espectáculo, ya que lejos de ser un proceso electoral, desencadenó y se vio empañado por una vulgar subasta de votos entre dos opciones, tal como personalmente lo observamos y de lo cual podemos dar fiel testimonio, y que de acuerdo a comentarios que se han generado en las redes sociales y en lugares públicos tan detestable practica tuvo lugar en la mayoría de los municipios.

El pueblo merece una explicación

Ante la gravedad de lo sucedido Primero Justicia - sus autoridades nacionales y regionales - le deben una explicación al pueblo trujillano. En lo inmediato, debería abrir una investigación y determinar responsabilidades, más allá de las incidencias cuantitativas y candidaturas favorecidas es lo que menos importa, no hacerlo estaría sentando un mal precedente que militantes, activistas, dirigentes, simpatizantes, amigos de PJ y sociedad democrática se van a sentir, como ya se están sintiendo avergonzados, y por consiguiente decepcionados, más de lo que están por la crisis social, económica, política y moral que se vive en Venezuela.

Vista las cosas de esta manera, en lo sucesivo y por los vientos que soplan todo proceso electoral se circunscribirá entre  liderazgo vs dinero (compra de voto) dilema que preocupa y merece una profunda reflexión – y que alarmantemente se le ha prestado poca o ninguna atención a tan delicada situación donde está en juego lo más importante no solo para lograr el cambio del actual gobierno que demanda más del 85 por ciento de los venezolanos sino el rescate de nuestra democracia, como lo es a través del voto.

Salvaguardar el voto

Como elector, se tiene la principal responsabilidad de salvaguardar el voto, más allá como derecho, es tu “arma de reglamento” ciudadano, pacífico, electoral y constitucional, para enfrentar y defenderte de regímenes autoritarios, totalitarios, militaristas y dictatoriales. El voto consciente para generar el cambio en un proceso electoral de todo aquel gobernante o representante electo por voluntad popular que no sirvió durante el ejercicio de sus funciones, llámese, presidente de la República, gobernador, alcalde, diputado, legislador o concejal. El voto, que es utilizado a  través de elecciones primarias internas o abiertas, para elegir a sus autoridades o candidatos, según sea el caso. En consecuencia, lo sano e inteligente es que el voto sea fiel expresión y apoyo a un liderazgo político, social y gerencial que bien hace falta para salir de esta difícil coyuntura, y quien considere poseer tales virtudes no tendría necesidad de acudir a la perniciosa y mala praxis de comprar votos, de lo contrario, estaría condenado al fracaso y condenando también a quienes represente en lo interno y dentro de la Unidad y Alternativa Democrática para enfrentar al verdadero adversario o enemigo político común.

Compra del voto como estrategia electoral

Si se hace de esta mala praxis (comprar votos) una estrategia política-electoral  - asumidas por los propios dirigentes, o en su defecto por sus asesores o simplemente por quienes los promueven- , se puede tener éxito en lo interno, pero teniendo como adversario al gobierno, sobre todo este régimen, luce difícil por no decir imposible, porque es harto conocido el modus operandi y desproporcionado y grosero ventajismo con el cual operan cuando de procesos electorales se trata, y que precisamente, la Oposición denuncia y condena, entonces con qué autoridad moral se critica al gobierno  si se actúa igual o peor porque mientras el régimen amenaza con quitar beneficios sociales a sus adeptos si votan en contra, entre otras atrocidades; la oposición compra los votos, los cuales nunca serán suficientes por esta vía para derrotarlos.

Autocrítica, reflexión y rectificación

De allí, que el interés supremo de esta autocrítica, es para llamar a la reflexión de todos y rectificar a tiempo, para evitar se repita esta triste historia, máxime cuando están convocadas las elecciones primarias abiertas para elegir el candidato a la primera magistratura regional de la Unidad y Alternativa Democrática en el estado Trujillo, de acuerdo a lo anunciado por el diputado Henry Ramos Allup, secretario general nacional de Acción Democrática (AD), que habrán primarias en los estados donde existan varias precandidaturas y que fueron pautadas  para el 10 de septiembre. De lo contrario, de persistir en estas prácticas se estaría haciendo un flaco favor a esta lucha que va más allá de una candidatura, y por consiguiente, un favor al régimen si peligrosamente se insiste en atentar contra el voto, viéndolo como una mercancía, que se compra y vende (elector).

Evaluación del proceso de validación de los partidos políticos

Sencillamente, no aprenden, la desnaturalización de la política partidista es el principal enemigo del cambio que anhelan los venezolanos, ya que para ello se requieren partidos políticos fuertes y liderazgos con verdadero apoyo popular, fundamentalmente, de aquellos que aspiran a cargos de representación o elección popular pero también, tanto para enfrentar al actual régimen como evitar la desmotivación y desesperanza en la gente, atentando contra las acciones de los factores de oposición conllevándoles al fracaso.

Se trata de otro hecho que se suma a lo primero y  también tuvo que ver con el factor “Dinero”, y que nadie se ocupó y olvidó del tema producto de la convocatoria para la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) el proceso de validación de las organizaciones políticas, la mayoría de los partidos políticos, salvo una o dos excepciones, incurrieron en tan baja práctica “el público y descarado pago a personas para que validaran”. Sobre esa situación alertamos a miembros de la Mesa de Unidad Democrática (MUD), más allá de la autonomía y respeto de cada partido su integridad no nos es ajena, por el contrario, es nuestra obligación velar por su bienestar y fortalecimiento porque su vitalidad es necesaria, ahora más que nunca, cuando en Venezuela se mantiene una lucha por el rescate de la democracia de la cual son la columna vertebral. Pero lo mínimo que debieron hacer los partidos, es mas están a tiempo, es autoevaluar sin perjuicio alguno dicho proceso y sincerar su verdadera militancia.

Salvemos el voto

Corresponde entonces a las organizaciones y actores políticos, por el bienestar de la democracia, defender y salvar el voto de estas prácticas perniciosas – que a mala hora y para vergüenza nuestra tuvo su génesis en Motatán - que igual son contrarias a los fundamentos y principios de los partidos políticos, aun sabiendo que existen factores externos con personajes internos que sirven de instrumento a proyectos e intereses personales que abundan en el estado Trujillo y como tal actúan bajo la premisa que “en política todo se vale” y harán todo lo que esté a su alcance para lograr su despropósito, en detrimento del desarrollo, progreso y bienestar social de un pueblo. Por esa razón, se debe retomar la sindéresis – evitemos que se siembre esta nociva conducta -  y que sea propicio los venideros procesos internos o no, para reivindicar el voto y que este se exprese espontáneamente por una causa, en función de un liderazgo colectivo que encabezará quien resulte vencedor o vencedora en dichas primarias, con la seguridad que el voto confianza y consciente se hará sentir y será determinante para triunfar  electoralmente. 

Defensa del voto

En consecuencia se hace necesario, obligatorio y urgente un frente para la defensa del voto no solo contra el régimen sino también de factores dentro y fuera de la Oposición. Evitar por todos los medios que el Voto sea objeto de compra-venta, y por el contario, rescatar su valor como instrumento fundamental de todo sistema democrático. El voto, como el “cariño verdadero” del inmortal Cheo García con la Billo Caracas Boy, “ni se compra ni se vende”.

Las más Leídas
Noticias Relacionadas:

Quiénes Somos | Estructura Corporativa | Aviso Legal | Dónde Llegamos | Contacto

Copyright © 2014. Editorial Diario Los Andes. Venezuela | RIF: J-09003756-0

Powered by:Venetech Smart Solutions