DLA - Sucesos | 13/07/2017 | 1:00 am
En bodega de La Cejita, Carvajal
Motorizado le disparó mientras compraba un cigarro

Alexis Althair Delgado (32) apodado “El Sardina”. Le dispararon mientras compraba un cigarro en la bodega. El local cerró sus puertas para mantener intacta la escena hasta la llegada del Cicpc, mientras los vecinos se conglomeraron en la calle para ver.

Gráficas: Oswaldo Vergara

Le apodaban “El Sardina” y otros le decían “Come chimó”, tenía dos años viviendo en libertad, tras pagar una condena por extorsión, aunque no recibió amenazas ni sostuvo discusiones recientes, el Cicpc presume venganza

Angélica Da Silva/ECS.-

Alexis Althair Delgado en abril sufrió un accidente en moto en la avenida Bolívar de Valera, a la altura de la Torre Unión, y tras 17 días bajo observación médica pudo sobreponerse y regresar a casa, aunque no estaba recuperado.

Los médicos exigían una tomografía para conocer los daños cerebrales, pero en la entidad no hay tomógrafos en servicio, ni siquiera los centros de salud privados disponen del equipo, y la familia no disponía de los recursos para cubrir el traslado y evaluación en otro estado.

En casa, en la avenida principal de La Cejita, municipio San Rafael de Carvajal, su madre y hermanos lo atendían, presumen que el siniestro dejó daños en su memoria, poco llegó a recordar el hombre.

Ayer salió a comprar un cigarro, fue a la bodega ubicada en la calle Rafael Rangel, transversal a la plaza Bolívar, y mientras lo despachaban, sujetos desconocidos a bordo de una moto se detuvieron frente al local y le dispararon a la cabeza, al verlo caer huyeron de inmediato.

Su madre escuchó las detonaciones, sintió temor y ni se asomó, pero otros vecinos y transeúntes vieron la sangrienta escena y se conglomeraron alrededor, cuando vio a la muchedumbre y preguntó supo que fue a su hijo a quien mataron.

Pero se refugió en su casa, para evitar que la vieran llorar o la señalaran. Mientras, los funcionarios de la estación policial de La Cejita, con sede a una cuadra, acudieron al sitio y resguardaron la escena hasta que llegó la comisión del Cicpc con el Senamecf (Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses) a levantar el cadáver.

Entonces la madre se abrigó y salió de casa, cuando los detectives preguntaron por los familiares de la víctima ya ella estaba ahí, aportó los datos requeridos por los funcionarios y volvió a refugiarse en su hogar.

A Delgado le apodaban “El Sardina” y “Come chimó”, tenía antecedentes penales y estuvo preso casi siete años por el delito de extorsión, pero hace dos años vivía en libertad, quienes convivían con él concuerdan en que no tuvo inconvenientes o problemas con otros, nada que hiciera sospechar de alguna rencilla. Sin embargo, el Cicpc maneja la hipótesis de venganza.

Ayuda

La madre de Delgado sacó adelante a sus hijos, sola, ya no trabaja, sus hijos ayudan a sostener el hogar, pero con el salario que devengan como obreros escolares no pueden costear los gastos fúnebres, y solicitan ayuda de la Alcaldía de Carvajal, municipio donde residen.

Noticias Relacionadas:

Quiénes Somos | Estructura Corporativa | Aviso Legal | Dónde Llegamos | Contacto

Copyright © 2014. Editorial Diario Los Andes. Venezuela | RIF: J-09003756-0