DLA - Sucesos | 6/07/2017 | 1:00 am
Una MD Águila, vehículo que rastrean las autoridades
Le dispararon a la cara para quitarle la moto

El cadáver fue trasladado a la morgue de Sabana de Mendoza, Sucre, de allí fue remitido al Senamecf en Valera.

Gráficas: Pedro González

Angélica Da Silva/ECS.-

¿Cuánto cuesta la vida? Se preguntaban los allegados de Oswaldo Alfredo Franco Montilla, impotentes tras su asesinato, presuntamente para robarle la moto. Al igual que los demás vecinos del sector La Paz en La Esperanza, del municipio Andrés Bello, el muchacho prevenido por la delincuencia, estacionaba la moto en el interior de su casa, pero ni así logró resguardarla.

La envidia y la codicia por los bienes ajenos, por los objetos de valor que adquieren tras esfuerzo y sacrificio los vecinos trabajadores, pretenden arrebatarlos y usarlos a su antojo los maleantes de la zona. La noche del martes un grupo armado llegó a la casa de la familia Franco Montilla, entraron a la fuerza.

Fueron por la moto, una MD Águila, pero Oswaldo Alfredo estaba allí y corrió para sostenerla, impediría que se la llevaran, le había costado mucho, era su medio de transporte personal. Los ladrones no discutieron ni forcejearon, uno de ellos empuñó su arma y le disparó a la cara al muchacho y luego junto a su cómplice, sacaron la moto de la casa y se fueron en ella.

La familia estaba despavorida, los gritos y el llanto alertaron a sus vecinos cercanos, pero cuando se asomaron solo pudieron consolar a la familia, el muchacho estaba muerto. Llamaron a la policía, patrulleros llegaron al sitio y tras verificar la denuncia reportaron el homicidio al Cicpc.

Una comisión llegó para registrar la escena, interrogaron a la familia y levantaron el cadáver para trasladarlo hasta la morgue de Sabana de Mendoza, municipio Sucre, de allí fue remitido al Senamecf en Valera, donde le practicarían la autopsia, evaluación forense que colaboraría a las pesquisas. Más tarde fue reclamado por sus familiares, quienes regresaron a su terruño para velar los restos de su muchacho, hoy efectuarían el sepelio.

Aunque los detectives manejan el móvil de robo en el asesinato, no descartan una venganza, pues los disparos al rostro demuestran cierto ensañamiento, aunque al verificar la identidad del muchacho en el Siipol confirmaron que no tenía antecedentes penales registrados, y sus familiares dan fe de sus buenas costumbres; las averiguaciones determinarán las causas y apuntarán a los sospechosos. ADS

Las más Leídas
Noticias Relacionadas:

Quiénes Somos | Estructura Corporativa | Aviso Legal | Dónde Llegamos | Contacto

Copyright © 2014. Editorial Diario Los Andes. Venezuela | RIF: J-09003756-0

Powered by:Venetech Smart Solutions