DLA - Información | 17/06/2017 | 9:00 pm
Se repiten las colas kilométricas
Procesión por la gasolina

Las estaciones de servicio donde llega el combustible se llenan de inmediato y en cuestión de horas liquidan.

Gráficas: Oswaldo Vergara

Las gandolas demoran más en llegar, y ahora llegan menos, aunque expertos aseguran que se debe a una baja de la producción, representantes del gobierno explican que la inseguridad que generan las protestas es el factor que afecta la distribución

Angélica Da Silva/ECS.-

 “En Carvajal y Motatán queda” fue el rumor que llegó la tarde del viernes a oídos de varios conductores, y con el cuarto de tanque que les quedaba se fueron a los municipios vecinos a hacer la cola, otros esperaron al amanecer para buscar el combustible en Valera.

Vehículos particulares y colectivos se pasearon por las estaciones de servicio en la ciudad, la mayoría de las estaciones amanecieron cerradas a la espera del suministro, y las pocas que disponían de él tenían colas kilométricas de clientes ansiosos.

“Me queda un cuarto de tanque, con eso me alcanza de aquí al lunes, me iré a trabajar y mandaré a alguien haciendo la cola” comentó un chofer al pasar que prefirió dejar la recarga para después, otros necesitan surtir y preferían aguardar un par de horas para lograrlo, se iban de viaje.

¿Quién sabe cómo estará la carretera, cómo haremos para llenar en el camino? Se preguntaban. Mientras tanto las paradas lucían abarrotadas de pasajeros, el transporte público se redujo, los avances estaban en la cola esperando para llenar el tanque y seguir la faena.

Al respecto de la reducción y demora de las gandolas de combustible, el secretario general de gobierno en Trujillo, Eliades Ledezma, dijo que los problemas han pasado prácticamente con todo lo que se trae de otros estados producto de la violencia desmedida.

“Estamos sometidos a una especie de agresión permanente, la política de la oposición pasó de un escenario civil a uno de confrontación violenta, cambiaron el discurso para conducir al país a una guerra civil, pero en Trujillo hemos podido controlarlo” comentó.

Aseguró que el Estado requiere triplicar las medidas de seguridad, custodiar los vehículos, hacer control de carreteras, hacer un esfuerzo mayor para traer las gandolas a la entidad, y que ello tiene repercusión en la distribución. Sin embargo, indicó que está previsto un plan de contingencia, responsabilidad de la Zona Operativa de Defensa Integral (Zodi) de la Guardia Nacional.

Noticias Relacionadas:

Quiénes Somos | Estructura Corporativa | Aviso Legal | Dónde Llegamos | Contacto

Copyright © 2014. Editorial Diario Los Andes. Venezuela | RIF: J-09003756-0