DLA - Economía | 17/06/2017 | 9:00 pm
Ante la abundancia de mango, cambur y piña
Las frutas se apropian del menú por su bajo costo

Mango, cambur y piña a bajo costo

Gráficas: Oswaldo Vergara

Es tiempo de frutas tropicales y en los hogares trujillanos el consumo de mango, cambur, lechoza y piña se incrementa en esta fecha ante la oferta y para algunos se convierte en una de las comidas del día

Patricia María Araujo.-

El consumo de frutas forma parte de la dieta, usualmente es el cierre de alguna de las tres comidas del día o de la merienda, pero con la oferta que aumenta por la cosecha, para muchas familias se convierte en sustituto.

La falta de harina pan para las arepas, harina de trigo para el pan campesino o canilla, al que el venezolano estaba acostumbrado consumir en la primera y última comida del día, dio paso a la sustitución por plátanos verdes y maduros, además de cambures verdes o yuca.

Pero en tiempos de cosecha de frutas hay ofertas “apetitosas que resuelven”. Mango, cambur, lechoza y piña están en las principales localidades del estado Trujillo y tienen a los vendedores por cada esquina, mercados improvisados y puestos varios en los cuales se ofrece por unidad, bolsa y kilos.

Las frutas tropicales, a pesar del alto costo de casi cualquier tipo de alimento, hace que las amas de casa y trabajadores tengan al alcance de su mano la compra de frutas como opción adicional para el desayuno o la cena.

Precios

Con menos de Bs. 1.500 es posible adquirir un kilo de cambur o de mango; en el caso de la piña oscila entre Bs. 1.000 y Bs. 2.000 según el tamaño por unidad. Razón por la cual fácilmente el consumo de frutas está en alza al convertirse en la opción “económica” que solvente alguna de las comidas del día.

También forman parte de la nueva dieta frutas como naranja, mandarina y fresas que pueden conseguirse por bolsa en Bs. 1.500 y menos. Sin embargo este hábito descuida el factor alimenticio de la primera comida del día, la más importante de todas, así como la cena.

Comida

Haciendo la comparación en tema de costos con un desayuno nutritivo adquirido en la calle como la arepa más el jugo o café el precio supera Bs. 3.500, una empanada o pastelito más un jugo o café varía entre Bs. 2.500 y Bs. 3.500, sólo por nombrar lo más común.

Con relación a la cena el costo se eleva puesto que en sustitución de la tradicional arepa venezolana hecha en casa, la población trabajadora por ejemplo prefiere hamburguesas, perros calientes o arepas de vendedores ambulantes, y cualquiera de esas opciones supera Bs. 2.000 sin bebida.

Familias

Para un hombre o mujer de trabajo puede ser factible el consumo de frutas como sustituto en desayuno o cena varios días de la semana, pero para las familias donde hay niños la necesidad es muy distinta y por ello compran harina a precios exorbitantes o soportan las colas en las panaderías para poder llevarles el alimento.

Noticias Relacionadas:

Quiénes Somos | Estructura Corporativa | Aviso Legal | Dónde Llegamos | Contacto

Copyright © 2014. Editorial Diario Los Andes. Venezuela | RIF: J-09003756-0