DLA - Información | 17/06/2017 | 1:11 am
Viviendo la Misericordia
Que todo valerano sepa quien es San Juan

Gráficas:

Pbro. Walkelys Araujo.-

Empiezo el artículo de esta semana con unas palabras de nuestro Obispo Diocesano que hace algunos meses publicamos, y que quiero de nuevo transcribir en ocasión de la próxima festividad de San Juan Bautista, patrono de Valera y a quien ha sido encomendada la parroquia central de nuestra ciudad.

Hace casi un año monseñor Oswaldo Azuaje dijo en una homilía: San Juan es un símbolo para la ciudad. San Juan es Valera y Valera es San Juan, por lo cual la parroquia San Juan es el corazón de Valera. El templo (“la Catedral”) y su entorno, forman parte de la idiosincrasia, de la identidad del valerano como centro de culto, de oración, de encuentro, de fe, de conversión, de misericordia;  además de ícono turístico, de referencia, de identidad.  Yo como sacerdote me siento muy contento de formar parte de esta parroquia, de dirigirla,  y animo constantemente a la feligresía a hacer de este espacio físico y espiritual, un tesoro, que el valerano tenga sentido de pertenencia ante este lugar que cuenta silenciosamente entre sus paredes el crecimiento de la ciudad. Es justo que el que nació aquí o vive en Valera, conozca mejor que nadie quién fue San Juan Bautista. Ya algo les había comentado la semana pasada, ahora completo con algunos  datos que hacen de este personaje, alguien muy especial en la preparación de la llegada de Cristo.

La Liturgia celebra el 24 de junio el nacimiento de San Juan.  San Juan Bautista coincide en la historia bíblica con el comienzo de una nueva era en la relación de Dios con la humanidad, una era que se caracteriza por la gracia y no por la Ley (el Nuevo Testamento). Las palabras de Isaías se aplican igualmente a Juan el Bautista: El Señor me llamó antes de que naciera, me llamó cuando aún estaba en el vientre de mi madre… me formó en el vientre de su sierva” (Is. 49, 1,5). Así mismo, “el nacimiento del Bautista está marcado por la oración: el canto de alegría, de alabanza y de agradecimiento que Zacarías (el padre del Bautista) eleva al Señor y que rezamos todas las mañanas en los Laudes, el “benedictus”, exalta la acción de Dios en la Historia e indica proféticamente la misión del hijo Juan: preceder al hijo de Dios hecho carme para prepararle los caminos” (Papa Benedicto XVI).

El ángel Gabriel le dijo a Zacarías al anunciarle el nacimiento de su hijo Juan Bautista: “no temas Zacarías que tu petición ha sido escuchada y tu mujer Isabel te dará un hijo, a quien llamarás Juan. Te llenará de gozo y alegría y mucho se alegrarán de su nacimiento. Porque su hijo será grande ante el Señor (Lc. 1, 13-14).

El Bautista, desde el cielo, venía instruido.  Iba por los desiertos profetizando, hablando de la necesidad de un cambio, llamando a una vida nueva : “ Juan le decía a la gente que iba a donde él para que la bautizara…Más bien hagan obras que demuestren la conversión … el que tenga dos túnicas, que comparta con el que no tiene  y quien posea alimentos que haga lo mismo”. (Lc. 3,11)

Juan Bautista nos recuerda entonces que la conversión de corazón es necesaria para encontrarnos con Jesús, sobre todo en amar a nuestro prójimo, en solidarizarnos concretamente con él; es lo que Jesús enseñaría más tarde.  Otra bella enseñanza de nuestro patrono es que la amistad con Dios y la santidad no está reservada a una sola categoría de personas y no está ligada a particulares condiciones de vida, sino abierta a todos, bastaba como ya les dije al deseo de anidar en el corazón la caridad y amor hacia el hermano.

“ El Bautista continúa desde el cielo protegiéndonos, teniéndonos cerca a él y a su espíritu en íntima conformidad con cuanto cantó en el Benedictus su anciano Padre, enfocando la luz de la fe sobre nuestras almas, enderezando los caminos tortuosos  de la vida, impidiéndonos caer en los abismos del error, y ayudándonos a rellenar nuestros valles con las más bellas virtudes, mortificando todo el orgullo humano para postrarnos ante el Señor y dirigir siempre nuestros pasos por los caminos de la paz” . Esto lo dijo San Ambrosio, lo comparto para que vean que “tremendo patrono” tiene Valera y que nombre tan bello tiene nuestra “Catedral”.

Estamos contentos que muy pronto festejaremos el nacimiento de San Juan Bautista y pediremos a él por Valera, por su gente y por Venezuela entera.

Que Dios los bendiga

 

La fiesta central a San Juan Bautista será el sábado 24 de junio  a las 10 de la mañana y la novena en su honor la comenzaremos el jueves 15, a partir de las 5:30 de la tarde y a la que nos acompañarán diversos sacerdotes de la ciudad. Los esperamos.
Noticias Relacionadas:

Quiénes Somos | Estructura Corporativa | Aviso Legal | Dónde Llegamos | Contacto

Copyright © 2014. Editorial Diario Los Andes. Venezuela | RIF: J-09003756-0