DLA - Especial | 17/05/2017 | 9:00 pm
Habitantes y deportistas piden atención
En la Playita II claman solución un ante bote de aguas negras

Aguas estancadas denuncian vecinos y entrenadores

Gráficas: Adela Lozada

Manifestaron los vecinos que tienen alrededor de cuatro meses con esta situación que además afecta a los niños que desde los 5 años reciben entrenamientos día a día en la Escuela de Fútbol Menor José Luis González, esperan que con este llamado, trabajadores de Aguas de Mérida los escuchen y ofrezcan soluciones

Adela Lozada.-

Cansados de caminar sobre aguas que inundan sus casas a causa de un bote de aguas negras, el cual ocasiona no solo malestar entre los habitantes del sector La Playita II, sino que está proliferando enfermedades, los afectados exigen a las autoridades de la empresa Aguas de Mérida que escuchen su clamor.

Este derrame de aguas servidas está afectando de igual manera a los numerosos deportistas que hacen vida en la Escuela de Fútbol Menor José Luis González, la cual funciona en esa misma comunidad.

Álvaro González, expresidente de la escuela de fútbol, señaló que gran cantidad de aguas sucias y mal olientes se han represado desde hace cuatro meses afectando el camerino y las paredes del estadio de Las Acacias. Acotó que son más de 300 niños que a diario visitan el camerino y debido a este estancamiento cada vez más proliferan los zancudos y la contaminación en el ambiente.

 “Además de la comunidad, nuestra preocupación es por los niños que día a día vienen a entrenar en el club, por eso solicitamos a las instituciones como Aguas de Mérida, la Alcaldía y el Instituto Municipal del Deporte a que se aboquen a resolver este problema que a todos perjudica seriamente tanto a vecinos como a los deportistas”, apuntó.

Focos de infección

Precisó González que se trata de un bote de aguas negras que están represadas desde hace mucho tiempo y temen que ante la falta de solución se generen focos de infección, “en nombre de la Escuela José Luis González pedimos a los entes que atiendan nuestra petición y se aboquen a dar respuestas”.

Acotó que a pesar de que voceros del consejo comunal del sector han remitido cantidad de comunicaciones a los organismos competentes, todos han hecho caso omiso y mostrando total indiferencia.

Delincuencia

En esta comunidad también denunciaron los índices delictivos que mantiene en zozobra a los residentes, de la misma manera los entrenadores manifestaron la necesidad de que los cuerpos policiales realicen patrullajes, ya que la presencia de niños es masiva y a diario.

Álvaro González, directivo: “esperamos que con este llamado las autoridades de Aguas de Mérida nos brinden respuestas positivas, ya que nuestros niños son los más afectados, asimismo la comunidad ha enviado varias comunicaciones”

Pozo contaminante

Trabajadores de Aguas de Mérida no volvieron

Néstor Gómez, vocero del consejo comunal de La Playita II, expresó que las aguas negras se mezclan con las blancas creando un enorme pozo de contaminación como consecuencia de un supuesto empotramiento hecho en el lugar.

 “Nosotros llevamos un oficio hasta la empresa Aguas de Mérida, ellos vinieron e hicieron la inspección en dos ocasiones y dijeron que cuando estuviera seco vendrían a solventar el problema y nunca volvieron, por lo que no hemos tenido respuestas en lo absoluto”, dijo.

Indicó que la empresa está consciente del estancamiento pero desconocen cuál es la razón por la que no han atendido la petición, “como representante de nuestra comunidad esperamos que con este llamado se acerquen, sobre todo porque se sumaron los representantes de la escuela de fútbol menor, pues ellos también están siendo afectados”.

Preocupados

Por su parte, Ítala Silva, representante de la escuela de fútbol dijo que es preocupante que las autoridades no presten atención al llamado, considerando que ya se ha generado una contaminación que puede enfermar a los niños, “como representante le hacemos un llamado a los dirigentes vecinales a que presionen a las autoridades responsables debido a que nuestros hijos son los más perjudicados”. AL

Néstor Gómez, dirigente vecinal: “hemos ido varias veces a Aguas de Mérida y nada que nos ofrecen respuestas, agradecemos a la escuela que se sumó al llamado porque de esa manera esperamos que nos escuchen”

Ítala Silva, representante: “queremos que el bote de aguas negras lo resuelvan porque nuestros niños reciben clases casi todos los días, tememos que se enfermen debido a la proliferación de zancudos en el sector”

Noticias Relacionadas:

Quiénes Somos | Estructura Corporativa | Aviso Legal | Dónde Llegamos | Contacto

Copyright © 2014. Editorial Diario Los Andes. Venezuela | RIF: J-09003756-0