DLA - Sucesos | 13/05/2017 | 1:00 am
Cicpc no descarta líos entre bandas
Pistoleros lo sacan de la casa para matarlo

Ángel Galbán (31) recibió una lluvia de tiros.

Gráficas: Cortesía

Ángel Galbán (31), recibió múltiples disparos. La víctima, según la familia no tenía problemas, sin embargo, tenía una amplia carrera contra la ley. 11 veces piso juzgados penales

Jhonathan Raúl Segovia CNP 14131 raul.segovia@diariodelosandes.com @jraul_segovia.-

Un obrero, de 31 años, fue asesinado a tiros al ser atacados por desconocidos. El crimen ocurrió la noche del jueves, 11 de mayo, en el barrio San Benito de Agua Santa, municipio Miranda, al oeste del estado Trujillo, reportó a la prensa local un portavoz de PoliTrujillo.

La víctima respondía al nombre de Ángel de Jesús Galbán Matos (31), quien estaba durmiendo cuando llegaron tres tipos armados a la casa y lo sacaron a la fuerza. Los padres intentaron evitarlo, sin embargo, fueron amenazados con asesinarlos a los tres.

Los padres quedaron acorralados, y en segundos escucharon una ráfaga de disparos; sabían que su hijo lo habían asesinado. No hubo gritos de clemencia, sólo el ruido de las balas, el sonido de la muerte, describió un familiar.

La víctima, según la familia no tenía problemas, sin embargo, tenía una amplia carrera contra la ley. Once veces piso juzgados penales por delitos menores. Según la data criminal del Cicpc en el 2008 y 2010 fue detenido por comercio de drogas; entre el 2014 y 2016 fue arrestado, siete veces, por violencia física y en el 2016 fue apresado, dos veces, por lesiones personales.

La familia, quien pide justicia, señaló que era ayudante de mecánica en el taller de su papá, y que las peleas callejeras que sostenían eran por la mala bebida, sin embargo, esos incidentes no eran motivo para ser asesinado. Nunca reveló ningún problema grave ni amenazas, acotó.

El Eje de Investigación de Homicidios del Cicpc Valera explora los hechos para establecer las causas del crimen e identificar a los pistoleros, de quienes no hay pistas. Los detectives no descartan algún viejo lío, a una venganza no determinada como el detonante del asesinato.

Los forenses colectan evidencias de interés físico y biológico en la escena del crimen en busca de cabos sueltos de los verdugos y entrevista a los testigos para elaborar los retratos hablados de los implicados en el mortal ataque para establecer ruta de búsqueda.

Las fuerzas del orden público están en alerta en Agua Santa, donde en las últimas 48 horas han asesinado a dos hombres. El 10 de mayo, en el sector La Bomba, fue acribillado Ervis Antonio Matos Araujo (33), y un día después, fue ultimado, Ángel Galbán Matos (31), ambos fueron sacados de sus casas para matarlos.

Otro muerto

La policía reporta el hallazgo de un cadáver en descomposición en una casa en Agua Santa, municipio Miranda. De acuerdo a las autoridades, se trata de una persona de avanzada de edad, que en las primeras pesquisas, no presenta signos de violencia. El Cicpc espera el resultado del protocolo de la autopsia para conocer las razones del deceso. El hombre no tenía documentos de identidad.

Noticias Relacionadas:

Quiénes Somos | Estructura Corporativa | Aviso Legal | Dónde Llegamos | Contacto

Copyright © 2014. Editorial Diario Los Andes. Venezuela | RIF: J-09003756-0