DLA - Sucesos | 13/05/2017 | 1:17 am
Los caídos serían responsables de graves delitos en Motatán
Abatidos tres sujetos en tiroteo con policías

Los tres irregulares, buscados por asesinatos, murieron camino al ambulatorio de Motatán.

Gráficas: Edgar Alviso

Luigi Urbina (24), José Urbina (22) y Miguel Gil (24), murieron camino al ambulatorio. Los tres eran buscados por asesinatos, según orden judicial. Las armas incautadas a los sospechosos están bajo lupa balística

Jhonathan Raúl Segovia / CNP 14131// raul.segovia@diariodelosandes.com .-

Tres presuntos irregulares, investigados por graves delitos, fueron abatidos en un supuesto tiroteo con oficiales adscritos al Servicio de Investigación Penal de PoliTrujillo. El enfrentamiento ocurrió en horas de la mañana de ayer, en una zona montañosa del sector Agua Blanca, municipio Motatán, al oeste del estado Trujillo.

Un portavoz de la Policía Regional indicó que la comisión policiaca estaba en tareas de inteligencia contra presuntos integrantes de la banda de “El Colombiano”, quien tiene una célula criminal en ese municipio, cuando se cruzaron con una improvisada guarida y al darle la voz de alto, respondieron a tiros, suscitándose la cerrada balacera.

 

Lea tambien: "El Mono" sabía que lo iban a buscar y disparó primero

 

Según el informe forense, los caídos respondían a los nombres de Luigi Daniel Urbina Venegas, de 24 años, “El Luigi”; José Damián Urbina Venegas, de 22 años, “El Damián” y Miguel Ángel Gil Villegas, de 24 años, “El Nacho”, quienes murieron camino al ambulatorio de Motatán, detalló el jefe policial.

Los dos primeros eran hermanos, mientras que el tercero, era parte de los primeros anillos de seguridad de esa célula delictiva, que operaba de Agua Santa hacia las otras zonas de Motatán. El trío pertenecía a una red de presunto cobro de vacunas a  residentes, comerciantes, profesionales, agricultores y transportistas, describió.

Cuentas con la ley

“El Luigi” tenía cuatro órdenes de captura dictadas por los tribunales de control 1°, 2°, 4° y 5° del estado Trujillo por el delito de homicidio intencional calificado. Según la data criminal del Cicpc el señalado era el presunto responsable de seis asesinatos. “El Damián”, estaba solicitado desde el 2015 por un juez penal de menores, mientras que “El Nacho” tenía cuentas pendientes con el tribunal de control 3° de Trujillo por homicidio.

Los sujetos atacaron a la comisión policial con dos pistolas, una de ellas con seriales desvastados, y un revólver calibre 38 milímetros, que serán sometidos a las experticias de orden balístico para su comparación con evidencias colectadas en crímenes, perpetrados en el oeste del estado Trujillo, donde además mantenían en zozobra a decenas de comunidades, explicó el jefe policial.

El vocero de seguridad señaló que en el tiroteo otros sujetos lograron escapar, sin embargo, indicó que los fugitivos están plenamente identificados. Un equipo especializado de PoliTrujillo está tras la pista de los secuaces del jefe criminal para arrestarlos y colocarlos a la orden de la justicia por graves delitos.

 

Lea también: “El Mono” se suicidó al verse perdido

 

De acuerdo a la investigación de campo, “El Luigi” era el jefe de esa célula criminal, y su hermano “El Damián” su lugarteniente. El dueto le rendía cuentas a “El Colombiano”, detalló y agregó que tras las múltiples denuncias de las familias de Motatán, a quienes les exigían dinero por vivir en el municipio se montaron operativos de rastreo.

El Eje de Investigación de Homicidios del Cicpc Valera explora los hechos para esclarecer la resistencia armada a los oficiales de policía. Las evidencias colectadas en la zona del ataque están bajo lupa forense en busca de conexiones con otros individuos, vinculados al peligroso grupo delictivo.

Hermanos de “El Mono”

El alto oficial policial reveló que “Luigi” y “El Damián” eran hermanos de Jesús Urbina Venegas, de 25 años, “El Mono”, quien se suicidó el 6 de agosto de 2016, después de sostener una brutal guerra a muerte con los cuerpos de seguridad, a quienes desde un apartamento en La Florida II de Motatán los enfrentó con granadas, pistolas y fusiles.

“El Mono” en el tiroteo dio de baja a dos funcionarios del Cicpc y uno de la GN. Las fuerzas de seguridad requirieron apoyo de grupos especiales de Zulia, Lara y Caracas para neutralizarlo, sin embargo, el irregular al verse acorralado por las tanquetas militares y en medio del ataque a muerte, le confesó a su padre, que se quitaría la vida.

 

Acoso policial
La jefa de la familia Urbina Venegas denunció que las fuerzas de seguridad los mantienen acosados, a cada rato los allanan sin ninguna orden judicial, y además de golpear a sus familiares, cargan con las cosas de valor. La madre de “Luigi” y “El Damián” instan al Ministerio Público protección ante el hostigamiento policial, y advierte que sus hijos estaban durmiendo cuando los sorprendió la policía; no hubo enfrentamiento, relató en la morgue de Valera.

 

 

Los caídos estaban en una guarida improvisada cuando se enfrentó a la policía, según las autoridades.

 

 

Luigi Urbina (24), era la célula criminal.

 

José Urbina (22), era el lugarteniente.

 

Miguel Gil (24), era el primer anillo de seguridad.

 

La policía en tarea de inteligencia detectó el escondite de una de las células criminales de “El Colombiano”.

 

 

 

 

  

 

 

Las más Leídas
Noticias Relacionadas:

Quiénes Somos | Estructura Corporativa | Aviso Legal | Dónde Llegamos | Contacto

Copyright © 2014. Editorial Diario Los Andes. Venezuela | RIF: J-09003756-0

Powered by:Venetech Smart Solutions