DLA - Sucesos | 11/05/2017 | 1:00 am
A las víctimas los amarraron y dispararon en la cabeza
Piratas de carreteras matan a tres trujillanos para robarlos

Los tres jóvenes fueron asesinados y abandonados a un lado de la autopista. Isaías Vásquez (38). Eudis Barrueta (29). La familia de José Vásquez reclamó justicia y dio dato al Cicpc de la geolocalización del camión robado.

Gráficas: Cortesía Diario El Siglo

Isaías Vásquez (38), Eudis Barrueta (29) y Jonathan Barrueta (24) venían de dejar una carga de fresas en Caracas. Un familiar llamó al celular de Vásquez y esta fue la respuesta “el teléfono lo tiene el hampa” y lo apagaron

Jhonathan Raúl Segovia.-

Tres trujillanos fueron amarrados y asesinados de tiros en la cabeza al oponer resistencia al robo. El triple crimen ocurrió en horas de la madrugada del martes 9 de mayo, en el kilómetro 74 de la Autopista Regional del Centro, a la altura de la Hacienda Santa Teresa en Tejerías, estado Aragua.

Tras el crimen, los cuerpos fueron liberados en una zona enmontada a un lado de la autopista, y no fue sino hasta la tarde del 9M que conductores notificaron del hallazgo a las autoridades. Según el informe del Cicpc y la PNB, dos de las víctimas estaban maniatadas y con los rostros cubiertos con sus propias franelas.

Los trujillanos respondían a los nombres de José Isaías Vásquez Fernández, de 38 años; Eudis José Barrueta Santiago, de 29 años y su sobrino Jonathan Barrueta Santiago, de 24 años, quienes salieron desde La Puerta, al sur de Valera con un cargamento de fresas en un camión Ford 350 Super Duty, color gris.

No los perdonaron

De acuerdo a la familia de Vásquez, José Isaías, padre de tres niñas, salió de su casa en San Pedro, vía a La Lagunita de La Puerta, a eso de las siete de la noche del lunes 8 de mayo, con rumbo al mayorista de Tocuyito, estado Carababo, donde después de dejar un encargo emprendió viaje hacia el mercado de Coche, en Caracas.

Las víctimas entregaron las fresas y en el regreso fueron interceptados por piratas de carreteras, que a punta de pistola, los neutralizaron para robarle el vehículo de carga, celulares y dinero en efectivo. A los criminales no les bastaron con quitarle sus pertenencias sino matarlos de balazos en el cráneo.

El camión, que tiene rastreo satelital, según el último dato de movimiento estaba en Charavalle, estado Miranda, lo que hace presumir, para los investigadores del Eje Homicidios del Cicpc Tejerías, que los ladrones siguieron a las víctimas desde el mercado de Coche, y tras una hora de viaje los interceptaron.

Tío y sobrino

Eudis Barrueta deja una hija, mientras que su sobrino Jonathan Barrueta, era padre de dos niños. Los jóvenes vivían en Punta de Mesa, en Tuñame, zona agrícola del municipio Urdaneta, al sur del estado Trujillo. Las víctimas fueron identificadas por las familias la mañana de ayer, al acudir a la medicatura forense del Cicpc Aragua.

Los restos de los tres comerciantes y agricultores serán trasladados en horas a San Pedro de La Puerta, en Valera y a Tuñame. Los pueblos campesinos del estado Trujillo reprochan la ola de violencia criminal en las principales autopistas del país, y la precaria presencia de las autoridades en la lucha contra el crimen.

Los familiares esperan que los asesinos sean encarcelados, sin embargo, creen que la justicia casi nunca llega cuando las víctimas son de otras regiones. -No es primera vez que nos matan a un familiar, a un amigo trabajador en las carreteras de Venezuela, y los responsables a Dios gracias-, fustiga un vecino de Tuñame.

Los detectives del Cicpc centran su exploración en la localización del camión, propiedad de José Vásquez, para construir el mapa de operaciones del grupo criminal, que podrían tener vinculaciones en los mayoristas de Coche o Tocuyito, donde operan grandes mafias, detalló un vocero policial.

Voz de muerte

La familia de Vásquez ante el silencio de José Isaías, y lo imposible de ubicarlo vía telefónica, contactaron a los comerciantes en Tocuyito y Coche, quienes le dijeron que entregaron las fresas y regresaron. Tanto insistir al celular del chofer del Super Duty, que una voz macabra respondió “el teléfono lo tiene el hampa” y lo apagaron.

Los Vásquez Fernández emprendieron viaje al centro del país, con los corazones destrozados, sabían que algo no estaba bien, no había esperanza de encontrarlo con vida. Tres de los familiares viajaron siete horas para reconocer el cuerpo; “es un dolor muy fuerte reconocer al padre de tres niños”, dijo uno de ellos a la prensa.

Luto

Tuñame y La Puerta están de luto, la violencia criminal les ha arrebatado la vida a tres padres de familias, trabajadores. Los restos de Isaías Vásquez, Eudis Barrueta y su sobrino Jonathan Barrueta, serán sepultados en sus zonas de residencia. Tres familias sufren sus pérdidas y esperan que el estado castigue a los asesinos.

Las más Leídas
Noticias Relacionadas:

Quiénes Somos | Estructura Corporativa | Aviso Legal | Dónde Llegamos | Contacto

Copyright © 2014. Editorial Diario Los Andes. Venezuela | RIF: J-09003756-0

Powered by:Venetech Smart Solutions