DLA - Sucesos | 20/04/2017 | 1:00 am
Trujillana pierde la vida un aparatoso choque de buses y gandola
Se marchó de su casa con el novio y la regresaron muerta

El expreso Táchira – Mérida impactó por detrás al Flamingo, desencadenó que chocara contra la gandola. Yormaire Paraco (19), fue sepultada ayer en su pueblo natal: Betijoque.

Gráficas: Cortesía

Yormarie Paraco (19), vivía en Betijoque. Hace un mes decidió irse a Caracas con su novio y en el camino a su nuevo destino se cruzó con la desgracia. La PNB revisa los hechos que dejaron a otros 20 pasajeros lesionados

Jhonathan Raúl Segovia.-

Una joven trujillana es la única víctima fatal de una triple colisión entre dos autobuses y una gandola. El siniestro, que dejó a otros 20 pasajeros lesionados, ocurrió a eso de las dos de la madrugada del domingo, 16 de abril en el kilómetro 80 de la Autopista Regional del Centro, en La Victoria, estado Aragua.

La víctima respondía al nombre de Yormarie del Valle Paraco, de 19 años, quien tenía cuatro semanas de haberse ido de su casa en la Urb. Semeruco de Betijoque, municipio Rafael Rangel, con su novio a Caracas. La joven había regresado por Semana Santa al pueblo pero se hospedó en la residencia de los suegros.

Paraco tras el asueto inició el retorno con su pareja en una unidad Yutong de color blanco, placas 6007A3C, de la línea Expresos Táchira-Mérida, que por causas bajo investigación, impactó contra un buscama de la línea Expresos Flamingo, de color verde. Tras la colisión de los autobuses, una gandola se vio involucrada.

La familia Paraco recibió la trágica noticia horas después. La hija que se había marchado estaba muerta. No escapó a la imprudencia vial, su cuerpo fue trasladado a Betijoque, y la tarde de ayer sus restos fueron sepultados en su pueblo natal, ubicado en la zona oeste del estado Trujillo.

Pesquisas

Tras el siniestro, equipos paramédicos del Cuerpo de Bomberos y Protección Civil acudieron a la zona para trasladar a los 20 lesionados el Hospital José María Benítez de La Victoria, estado Aragua. Los peritos de la Policía Nacional Bolivariana revisan los hechos para establecer las razones de la triple colisión.

Las primeras pesquisas establecen que el exceso de velocidad sería el detonante de la tragedia vial. Miguel Cano, quien junto a su familia viajaba desde Caja Seca para Caracas en el Expresos Flamingo, indicó que la responsabilidad del accidente fue del conductor de la unidad Yutong, quien iba a una velocidad no permitida.

Cano señaló que en la arteria vial estaba una gandola accidentada. La pesada unidad de carga ocupaba dos canales de la autopista, lo que obligó al chofer del Flamingo detenerse a tiempo, sin embargo, al chofer del otro expreso, quien viajaba muy rápido no le dio tiempo de frenar impactando por detrás al buscama, lo que desencadenó que chocara contra la gandola y volcara.

Cano reveló que pudo proteger a su pequeño hijo y no sufrió lesiones graves, pero su esposa, Yarelin Vielma, presentó fractura en los tobillos y traumatismo craneal, mientras que su hija Viviana Cano (12), sufrió lesiones en sus piernas. La familia Cano Vielma está bajo observación en el centro de salud.

Andrea Paredes (17), otra de las lesionadas, presentó serias contusiones en sus piernas; su tío, Ender Paredes, exigió tanto a Expresos Táchira-Mérida que se responsabilicen por el hecho. La imprudencia debe ser sancionada, no es posible que un chofer corra en un bus como si viajara con animales o mercancía, dijo.

Sanciones, exigen

Los pasajeros de los expresos exigen a las autoridades establecer las causas del siniestro y sancionar con todo el peso de la ley al trasgresor de la ley, que enluta a una familia venezolana y deja a otras veinte marcadas por la imprudencia vial y el viacrucis para conseguir medicamentos para curarse de las lesiones.

Noticias Relacionadas:

Quiénes Somos | Estructura Corporativa | Aviso Legal | Dónde Llegamos | Contacto

Copyright © 2014. Editorial Diario Los Andes. Venezuela | RIF: J-09003756-0