DLA - Sucesos | 15/03/2017 | 1:00 am
La policía tras la pista de líos entre bandas
Sujetos decapitan a “El Coquito”

El Cicpc Ciudad Ojeda revisa los hechos para dar con los sanguinarios de “El Coquito”.

Gráficas: Cortesía

El sujeto dado de baja no tenía identidad; la cabeza fue colocada encima de su cuerpo. Las autoridades lo investigaban por ilícitos a zonas agrícolas. Cicpc revisa los hechos

Jhonathan Raúl Segovia.-

Un sujeto investigado por múltiples delitos, alias “El Coquito” fue decapitado por rivales en una zona agrícola entre los límites de Trujillo y Zulia. Según el reporte de la policía, los verdugos tras el mortal ataque colocaron la cabeza del individuo encima de su cuerpo, reportó a medios locales un vocero de seguridad.

El crimen ocurrió a eso de las once de la noche del lunes 13 de marzo, en la calle principal del sector La Granja, municipio Baralt, estado Zulia, a unos dos kilómetros del municipio Andrés Bello, al oeste del estado Trujillo. La víctima es un joven alias “El Coquito”, de quien no hay mayores datos personales.

El irregular se desplazaba en una moto de baja cilindrada por esa solitaria y oscura calle cuando de la nada salieron unos sujetos y de un solo machetazo lo dejaron sin cabeza. Tras el crimen, los antisociales la pusieron en el pecho. Para la policía, es una señal de guerra a muerte entre bandas delictivas.

La policía de Baralt resguardó la escena del crimen, mientras la División de Investigación de Homicidios del Cicpc Ciudad Ojeda, estado Zulia explora los hechos. Los detectives interrogaron a los vecinos en busca de información que permita identificar a los asesinos, de quienes no hay pistas, ni rastros.

Los vecinos no soltaron prenda por miedo a represalias, sólo advierten que se encierran temprano para evitar el contacto con irregulares armados que salen de noche en moto. El equipo forense busca cabos sueltos para dar con los sanguinarios, apuntó y señaló que las evidencias colectadas en la zona del ataque están bajo lupa forense.

Las características de la moto de la víctima están bajo revisión pericial, a fin de conocer su estatus legal. El decapitado no tenía documentos personales. El cuerpo fue trasladado a la morgue del Hospital de Cabimas para los análisis médicos legales. Los detectives revisan las huellas dactilares del asesinado para identificarlo.

Guerra de bandas

Las fuerzas de seguridad de Trujillo y Zulia intercambian información para desactivar a los grupos delictivos que operan en las zonas residenciales de los municipios Andrés Bello y Baralt, que tienen una guerra a muerte por el territorio, y son responsables de decenas de delitos contra conductores, comerciantes y familias.

Noticias Relacionadas:

Quiénes Somos | Estructura Corporativa | Aviso Legal | Dónde Llegamos | Contacto

Copyright © 2014. Editorial Diario Los Andes. Venezuela | RIF: J-09003756-0