DLA - Sucesos | 14/03/2017 | 1:00 am
Ayer falleció la mujer tras 9 días en la UCI
Dos niños perdieron a sus padres por el hampa

José Luis Riveros trabajaba en un trapiche del estado Lara. La pareja ingresó al Hospital Central de Valera la noche del sábado 4 de marzo.

Gráficas: Cortesía

Los verdugos irrumpieron su hogar encapuchados y persiguieron al hombre, quien cargaba a su hijo de dos años, hasta que lo alcanzaron y lo acribillaron, en el ataque dejaron a su esposa herida y a los niños despavoridos

Angélica Da Silva/ECS.-

El día que lo fueron a matar José Luis Riveros estaba en la casa de su suegra con su esposa y sus dos hijos. La familia conversaba en el porche de la vivienda en Mesetas de Chimpire, municipio San Rafael de Carvajal, cuando dos hombres encapuchados llegaron a bordo de una motocicleta, el parrillero se bajó, empuñó un arma de fuego y disparó contra el hombre de la casa.

Pero él para repeler el ataque cargó en sus brazos a su hijo de dos años y corrió hacia el interior de la vivienda; su esposa, Adriana Carolina Orozco, hizo lo mismo pero recibió tres disparos, una bala impactó su glúteo, otra sus caderas y el último su pecho.

El pistolero persiguió al hombre de la casa hasta alcanzarlo y lo acribilló sin piedad, disparó contra su rostro y su pecho, los testigos escucharon más de siete detonaciones la noche del 4 de marzo. El hombre ingresó sin signos vitales al Hospital Central de Valera y la mujer soportó ocho días en la Unidad de Cuidados Intensivos, ayer en la mañana falleció.

José Luis trabajaba en el Central Azucarero de La Pastora, en los límites de Trujillo con el estado Lara, y Adriana se dedicaba a los oficios del hogar y la crianza de sus hijos. Los niños resultaron ilesos pero enfrentan la pérdida de sus padres, ahora están bajo el cuidado de su abuela y demás familiares.

El Cicpc añadió la muerte de la dama al expediente del caso del homicidio de José Luis, por el ensañamiento contra él, investigan si tenía alguna deuda o problema por el cual se vengarían los asesinos, sin embargo, las pesquisas aún no arrojan una conclusión.

Una docena

La muerte de Adriana Carolina es la décima segunda muerte de una mujer por violencia armada que se registra en el estado Trujillo en lo que va de año. 12 mujeres hoy no acompañan a su familia porque les quitaron la vida a puñaladas o tiros.

Noticias Relacionadas:

Quiénes Somos | Estructura Corporativa | Aviso Legal | Dónde Llegamos | Contacto

Copyright © 2014. Editorial Diario Los Andes. Venezuela | RIF: J-09003756-0