DLA - Sucesos | 10/03/2017 | 8:44 am
Según transportistas
Hampa usa mujeres como señuelos para atracar busetas

Las líneas que van hacia el terminal de Valera son víctimas frecuentes del hampa, y aunque en la ciudad comercial hay supervisión policial los atracos no merman

Gráficas: M. Gabriela Danieri

Las mujeres abordan los vehículos sin ser inspeccionadas, portan las armas ocultas en su vestimenta, y en el trayecto sus secuaces anuncian el asalto. En otras rutas, piden la parada en puntos estratégicos y cuando van a descender permiten el ingreso de delincuentes

Angélica Da Silva. ECS.-

En el terminal de transporte terrestre de Valera hay una comisión de las Fapet, de al menos cinco funcionarios, dispuestos a brindar sus servicios para proteger a la ciudadanía que allí se encuentra.

Uno de ellos de hacer las rondas de vigilancia en el estacionamiento y en el parque automotor, otros dos resguardan la salida y revisan el equipaje de los usuarios que saldrán, y otros dos inspeccionan a los hombres para asegurarse de que no aborden con armas de ningún tipo los vehículos.

Pero más de mil personas hacen uso diario del terminal de pasajeros, y cinco policías no bastan para resguardar a las personas y sus bienes, según aseguran los transportistas que hacen vida en el lugar.

Hay líneas que exigen tener al menos un oficial que inspeccione las carteras de las damas, los bolsos de los estudiantes y los costados de los cuerpos de los hombres, para corroborar que no transporten armas con las que puedan arremeter contra los demás usuarios en el trayecto; pero el abordaje de más de 10 líneas interurbanas es constante y cumplir con la supervisión de todas es una labor para más de cinco funcionarios.

 

Abordan como pasajeros

Líneas que van de Pampanito, La Muralla, Trujillo hacia Valera, son blancos frecuentes del hampa, desde temprano acuden a los terminales y paradas que no cuentan con supervisión, abordan las unidades hacia Valera, y a los pocos minutos de trayecto hacen de las suyas.

Otras líneas que van hacia Valera o salen de la ciudad de las Siete Colinas también son víctimas al menos dos veces por semana según denunciaron los transportistas de la línea La Sucre, de Sabana de Mendoza, la San José de Los Silos de Monay y la de Betijoque.

 

Piden la parada

Los transportistas comentaron que hay otro modus operandi, ahora utilizan mujeres como señuelos para los atracos. A las damas no se les toca, sólo les revisan la cartera y las dejan abordar, y presumen que ellas portan las armas ocultas en su vestimenta y la facilitan a los hombres o en ocasiones ellas mismas anuncian el asalto.

En otras oportunidades, avisan por mensajes de texto cuando se aproximan a la parada donde van a descender, y cuando piden al conductor detener la marcha para bajar de la unidad, permiten el ingreso de maleantes.

Alegan que no pueden prohibir el ingreso de personas en el tracyecto, pues es un servicio público y muchas personas no tienen vehículos particulares que los lleve hasta las paradas. 

 

Amenazas
Algunas líneas han optado por no hacer paradas en puntos que consideran “estratégicos” para el hampa, por ejemplo, los que atraviesan el Eje Vial evitan la parada en El Turagual, aunque muchos habitantes de Carvajal y Motatán utilicen la parada como atajo para llegar a sus residencias sin ir hasta la parada principal en Valera y exigen a los conductores a detenerse o de lo contrario amenazan con lanzarse de la unidad.

 

 

Las más Leídas
Noticias Relacionadas:

Quiénes Somos | Estructura Corporativa | Aviso Legal | Dónde Llegamos | Contacto

Copyright © 2014. Editorial Diario Los Andes. Venezuela | RIF: J-09003756-0

Powered by:Venetech Smart Solutions