DLA - Información | 18/11/2016 | 8:13 pm
Profesora Carmen Araujo devela qué se esconde detrás del arte popular
“El arte es sinónimo de lucha”

La sede se comenzó en el parque Los Ilustres, Carmona

Gráficas: Ricardo Azuaje

40 años celebran, pero también los desvelan en una interminable espera. Más de 2 mil obras en riesgo por enemigos silenciosos y todo un camino que amplía descubrimientos tardíos cargados de comunicación    

Ailyn Hidalgo Araujo CNP. 21.691 - ailynhidalgoaraujo@gmail.com .-

Este 19 de noviembre cumple 40 años el Museo de Arte Popular “Salvador Valero”, ese que alberga 2 mil obras de reconocidos artistas nacionales e internacionales, y que tiene la colección más rica en el país, en cuanto a su esencia se refiere. Hoy, su directora actual, profesora Carmen Araujo, devela qué se esconde detrás de los lienzos del museo.

¿El museo tiene la madurez de sus 40 años de existencia?

“El niño que nació hace 40 años ahora es robusto. En retrospectiva se percibe cómo clavó sus raíces en Trujillo, se gestó con el nombre de Salvador Valero y junto al movimiento artístico El Techo de la Ballena cobró fuerza”.

¿Por cuáles luchas pasó?

“Consiguió el reconocimiento de la Academia, de la bicentenaria Universidad de Los Andes (ULA), que pese a la rigidez de la formación educativa, aceptó el común y le abrió sus espacios. A partir de allí la historia tiene una deuda pendiente con Carlos Contramaestre, quien tuvo la osadía de hacer que lo común llegara a los salones de exposición”.

 

¿Pero sin perder el perfil?

“Mantiene su esencia. Es sólido, maduro, se reconoce a sí mismo, conquista espíritus y lucha contra enemigos que no valoran el arte”

¿Cómo lo logró?

“Tuvo la gran suerte de que Francisco “El Flaco” Prada fuera su director por más de 18 años. Él es el padre del museo, la persona que entretejió el arte con la sociedad”.

¿Usted entonces sería la madre del museo?

“Para mí, asumir la dirección fue un reto, un temor grande. Yo no tengo formación política, pero los textos de Prada, sus ideales, y los talleres en los que nos enseñó este camino, me dieron el entendimiento”.

-¿Tan necesaria es la política para el arte?

“Sí, por dos razones. La primera es que el arte es sinónimo de lucha por el bien común con reflexión y claridad. Dos, ayuda a encaminar la defensa de la soberanía nacional. El artista es un contestatario que se pronuncia, reclama y critica fuertemente desde su obra”. 

-¿El museo ya tiene hijos?

“Cada uno de sus artistas. En el censo actual tenemos a 600 artistas activos. Ahora como su principal logro contamos con la celebración de la Bienal Salvador Valero, donde premiamos el lenguaje popular”.  

-La Bienal es el evento de arte más importante en el estado, ¿El  trujillano la valora?

“Al artista le duele, esta es su casa, aquí llega lo que más valora. Sus obras son tratadas con respeto, amor…”

-¿Cuáles son las condiciones del arte en Trujillo?

“El arte es una condición humana, nace con la niñez, y en muchas oportunidades, desaparece cuando crecemos. La persona se desvincula”.

-¿Cómo recuperar esa sensibilidad?

“El tarde popular es el resultado de descubrimientos tardíos, muchas veces movidos por la naturaleza, la religión, ocio y relación sujeto, material, proceso”.

-¿Y cuenta con el suficiente espacio para ser expuesto?

“Tenemos 40 años en espera de una sede propia. Actualmente estamos en la casa Carmona de la ULA, Núcleo Universitario “Rafael Rangel” (Nurr), pero en un segundo piso. No todos están en disposición de subir escaleras. No tenemos condiciones aptas, no hay salas expositivas, sólo áreas adaptadas, y los cambios climáticos ponen en riesgo la colección”.

-¿Qué tan elevado es el riesgo? 

“La belleza es una pantalla que oculta la realidad. Casi todos estamos enfermos de alergias, hay áreas en las que no podemos entrar por la alta contaminación. Ejemplo, corre muchos riesgos una colección de más de 2 mil fotografías hechas por Salvador Valero”.

-¿Ya esas advertencias dejan consecuencias?

“Nos duele ver como la polilla actúa de manera silenciosa, secreta, y cuando menos pensamos, nos sorprende. Hace poco levantamos una obra que se veía intacta, y al moverla, se desboronó en nuestra manos”.

-¿No hay maneras de recuperar las obras?

“Tenemos materiales y aparatos de limpieza, pero eso no es suficiente. La contaminación hizo que 10 obras fueran desincorporadas en lo que va de este año. Solo algunas aún permanecen en Sala de Cura”.

-¿Medidas preventivas?

“Como se trata del trabajo de artistas populares, los materiales que utilizan para elaborar las obras no tienen los cuidados necesarios para su permanencia en el tiempo, con algunas excepciones como Rafaela Baroni, que sí presta atención a esos cuidados. Para solventar esta situación, cada vez que los recursos económicos nos los permiten, dictamos talleres para enseñar a curar la materia prima de las obras”.

-¿Pero qué pasó con la sede que comenzaron a construir?

“Se quedó allí, en las adyacencias del parque Los Ilustres, Carmona. Cuando Dora Maldonado de Falcón fue gobernadora, se logró la donación del terreno para la construcción, pero eso no caminó más”.

-¿Ahora qué dice el sector gubernamental?

“Sobran los juramentos. En cada Bienal están presentes. La esperanza nunca muere, este es un museo que no muere”.

-Tras la muerte de Salvador Valero, ¿qué cree que él pensaría hoy día del museo?

“Él escribió: -¿quién cuidará de mis cosas cuando yo muera?- eso le preocupaba enormemente. Hoy sé que volvería a escribir que –así como camina la coraza de un morrocoy, camina la construcción del museo”.

-¿En positivo?

“Su sueño se cumple. El museo está lleno de niños, de artistas. Este sueño tiene forma y camina, pero con el dolor más grande de su sede inconclusa”.

Lo más preciado
“La inmolación de Hiroshima” es la obra más preciada para el museo. Esta creación de Salvador Valero se resguarda en un mueble individual y tiene un cuidado especial.

 

Las más Leídas
Noticias Relacionadas:

Quiénes Somos | Estructura Corporativa | Aviso Legal | Dónde Llegamos | Contacto

Copyright © 2014. Editorial Diario Los Andes. Venezuela | RIF: J-09003756-0

Powered by:Venetech Smart Solutions