DLA - Especial | 19/04/2017 | 1:00 am
Hoy el país centra su mirada en las movilizaciones a favor y en contra del Ejecutivo Nacional
19-A: ¿La batalla final?

Venezuela nuevamente atraviesa circunstancias de muchas tensiones.

Gráficas: Archivo

El periodista Vladimir Villegas insta a la oposición a evitar “atajos indeseables”, y al Gobierno a controlar sus “instintos autoritarios”. El llamado es a ingerir altas dosis de responsabilidad, porque no todos los “demonios” están dentro del chavismo y la MUD, no es un concierto de “santos” exclusivamente

Alexander González.-

Quizás muchos venezolanos recuerden aquel 11 de abril de 2.002, un titular del diario El Nacional: “La batalla final será en Miraflores”. Las opiniones sobre lo  ocurrido ese día y en los sucesivos también son conocidas: marchas masivas, represión, violencia, muerte, golpe, contragolpe, regreso de Chávez... y ante la convocatoria opositora y progobierno de salir hoy a la calle para “acabar con la dictadura de Maduro” o para “defender la soberanía nacional”, se genera cierta incertidumbre y hasta preocupación.

¿Nos espera algo parecido a aquel 11-A de 2.002 hoy 19 de abril de 2.017? ¿Nada  nos salva de una confrontación violenta? Para el periodista Vladimir Villegas, es difícil dar una respuesta, sin embargo, considera que esas preguntas siguen allí, aliñadas con la angustia de lo que pueda pasar.

Reacciones violentas

“La oposición está llamando a tomar las calles y movilizarse hasta la Defensoría del Pueblo (…)  No es una sentencia que una marcha de la oposición en el municipio Libertador deba terminar en violencia. Pero sí es indiscutible cómo la represión, la confiscación del derecho a la protesta puede provocar reacciones violentas (…) En una democracia que se aprecie de ser tal, no puede haber cotos cerrados. Espacios exclusivos para que un solo sector haga uso de un derecho constitucional”.

La violencia – insiste Villegas - no se justifica porque la solución a nuestros problemas no debe emerger de un esquema violento. “El liderazgo opositor puede ser firme sin dejar de ser responsable, sin hacerle concesiones a radicalismos que terminan favoreciendo la estigmatización del deseo de cambio y del legítimo ejercicio de la protesta cívica y democrática. Pero el liderazgo chavista, también tiene que asumir su cuota de responsabilidad. Jugar a repetir el escenario del 11 de abril es tentar la violencia, provocar hechos sangrientos y demonios que ya andan sueltos”.

No debería ser una amenaza

Villegas opina que no debería ser un hecho amenazante para un Gobierno que la oposición convoque a marchar hasta el centro de la ciudad, y menos aún querer hacerlo ante la Defensoría del Pueblo, la cual en teoría no es una dependencia gubernamental sino una institución para hacer valer los derechos humanos, entre ellos el derecho a la protesta, que es, después del derecho a la vida, el más constitucional de todos los derechos.

La contramarcha

“También es un derecho la contramarcha, pero se transforma en una provocación cuando se pretende realizarla en el mismo lugar y a la misma hora, haciendo uso para ello de todo el ventajismo que se pueda imaginar, incluida la acción desmedida de los cuerpos policiales y de grupos armados que cuentan con toda la impunidad disponible”, critica Villegas.

Por todo lo anteriormente expuesto, hay cierto temor a las movilizaciones de hoy 19 de abril, precisamente cuando se conmemora una importante fecha patria, que abrió paso en 1.810, al proceso de independencia de nuestra nación.

Cordura

“La dirigencia opositora tiene que mantener el control y evitar atajos que lleven a  desenlaces indeseables, e impedir que factores anárquicos e irracionales le arrebaten la dirección de esa movilización y de su política. No se puede dejar chantajear. Pero el Gobierno tiene la gran responsabilidad de controlar sus instintos autoritarios, y dejar que la protesta se exprese, incluso en Caracas. ¿Acaso nuestra capital le pertenece al Psuv? ¿Por qué una parte del pueblo, grande o chica, no puede llegar hasta la Defensoría del Pueblo y otra sí? ¿Es justo eso, amigo Defensor?”, se pregunta Villegas.

Nuevamente estamos ante una circunstancia rodeada de muchas tensiones. Villegas añade: “no tiene por qué ser la madre de todas las batallas ni el día de matar o morir. Pero hay quienes lo ven así de lado y lado. Ojalá no se impongan”.

No equivocarse

Jesús Seguías, presidente de la encuestadora Datincorp, hizo pública tres recomendaciones a la MUD previas al 19 de abril:

“En Venezuela la violencia intimida al pueblo para no salir a la calle, y las aventuras vanguardistas solo sirven para fortalecer al Gobierno, pues la confrontación violenta es su área de confort. Es lo único en que son eficientes”.

“El poder de coacción acumulado por el Gobierno venezolano sigue siendo muy grande, y habrá que derrotarlo con mucha inteligencia política, con la paciencia que obligan las circunstancias, con mucha presión de calle y también en el ámbito internacional. Pensar en el ‘todo o nada’ es una boba ilusión, es una gigantesca irresponsabilidad. El desespero, las emociones, y el hígado son los peores asesores en tiempos clave de nuestra historia”.

“Desprestigiar a la MUD en este instante, cuando más se requiere de una conducción homogénea, es el más aterrador suicidio y la mayor estupidez política. Venezuela no tolera una equivocación más”.

La violencia toca las puertas

“Mi temor por la violencia es el temor del padre. No quiero que perdamos más hijos. Es el temor del ciudadano. No perdamos más venezolanos”, así lo manifiesta el político Claudio Fermín.

Las fuerzas leales a la llamada Revolución Bolivariana han convocado a una marcha paralela a la MUD hoy mismo 19 de abril, en ese sentido Fermín opina: “La violencia está tocando las puertas (…) No percatarse de este riesgo al convocar marchas paralelas, es un acto criminal del Gobierno. Merece el más rotundo rechazo. Llamo la atención de la espiral de violencia que puede desencadenarse, con graves consecuencias que algunos en aras de sus objetivos políticos se niegan a considerar”. Por ello enjuicia que el Psuv es un partido de Gobierno y no debe comportarse como un promotor de choques y de conflictos callejeros.

Actuar con las neuronas y no con las hormonas

Mucha tensión hay en el país. El llamado es a ingerir altas dosis de responsabilidad, porque no todos los “demonios” están dentro del chavismo y la MUD no es un concierto de “santos” exclusivamente. Pasó la Semana Santa y con preocupación digo que utilizar la figura de Dios para favorecer a un sector político no es un buen augurio. Es más, con tanto desconocimiento e ignorancia sobre la responsabilidad histórica que vivimos, hasta peligroso es. Soy de los que cree que la ignorancia es el origen de toda maldad. Si sumas ignorancia con poder el resultado será tiranía. Si sumas ignorancia con libertad tendrás caos. Si sumas ignorancia con dinero obtendrás corrupción. Si sumas ignorancia con pobreza surgirá el crimen. Si sumas ignorancia con religión nace el terrorismo. Como lo dijo Vladimir Villegas, “los demonios están sueltos”, hay que tener cuidado con ellos. ¡No perdamos la racionalidad y la cordura! Que las hormonas no dominen a las neuronas.

Noticias Relacionadas:

Quiénes Somos | Estructura Corporativa | Aviso Legal | Dónde Llegamos | Contacto

Copyright © 2014. Editorial Diario Los Andes. Venezuela | RIF: J-09003756-0