DLA - Agencia | 21/08/2017 | 11:50 am
Se desmorona el patrimonio cultural de Ayacucho
Daniela González -Corresponsal San Juan de Colón.-

Ante los ojos de los colonenses se desvanece un patrimonio histórico cultural que había adornado el casco céntrico de la ciudad de San Juan de Colón. Hace menos de un mes los actuales dueños, de origen asiático, desaparecieron a punta de cincel su nombre: “Teatro Ayacucho”

La fachada del antiguo Teatro Ayacucho posee para cada colonense, un alto valor histórico, social, cultural, arquitectónico y constructivo. Actualmente el frontis se encuentra en ruinas al no respetarse la decisión de un tribunal en el año 2.015, donde los dueños debían mantener en buen estado la fachada del lugar. Continúan realizando modificaciones sin respetarse los acuerdos entre el Tribunal, el dueño y la Alcaldía de Ayacucho.

Chedy El Brihy, concejal de la jurisdicción, en conjunto con los demás ediles, solicitó al Tribunal que ejecutó los acuerdos indagar sobre el actual estado de la fachada, ya que ven con suma preocupación que continúan socavando las bases con el fin de acabar con el frente.

“Los dueños están incumpliendo la decisión del Tribunal y de la Ley de Protección y Defensa del Patrimonio Cultural (…) a nosotros los ayacuchenses nos duele que este patrimonio desaparezca, si ellos desean colocar un establecimiento comercial lo pueden hacer; pero respetando el frontis”, dijo El Brihy.

Podían simular desplome

El concejal alertó a las autoridades competentes y a los colonenses, que podrían estar socavando las bases con el fin de tumbar la fachada y hacer creer que fue por el año en que la construyeron.

“El temor que tengo al respecto, es que estén socavando las bases desde adentro para hacer ver que la fachada está vieja, y eso no es así porque es de ladrillo rojo, hileras de tres y cuatro ladrillos agrupados y entrelazados, eso no se va a caer así por así. Para que eso se caiga tiene que ser manipulado por la mano del hombre y el temor que tenemos el equipo de registro de patrimonio, es que de “manera accidental” se caiga la fachada”, explicó el edil.

Restauradores ofrecen apoyo

El Brihy aseguró que los propietarios deben cumplir la sentencia del Tribunal Contencioso Administrativo del estado Táchira, del 8 de diciembre de 2.015. “Deben hacer lo necesario para preservar la fachada, lo tienen que hacer los dueños”.

Sin embargo, un restaurador del Táchira ofreció sus servicios con el fin de recuperar el Teatro Ayacucho. “El compañero Héctor Rojas, él restauró el Salón de Lectura de San Cristóbal, la plaza Bolívar, la Iglesia de Lobatera; él está a la orden y está al tanto de la situación, a la orden y presto para la restauración del frontis del Teatro Ayacucho; sin embargo, la resistencia la ha puesto el propietario del inmueble”, lamentó.

Icono de la época

En un escrito aportado por el antropólogo colonense Anderson Jaimes, se indica que el auge que tuvo el Teatro Ayacucho fue impresionante para la época, donde desfilaron figuras como Pedro Infante. Jaimes lamentó el estado de deterioro al que ha sido sometido este importante patrimonio cultural.

“Es lamentable ver cómo han sido destruidos los ornamentos del friso y su identificación; en la Ley del Patrimonio Cultural se encuentran las disposiciones sancionatorias para quienes ejecuten y permitan la destrucción del Patrimonio Cultural (…) es importante que todos los colonenses seamos protectores de nuestro patrimonio cultural y actuemos para detener cualquier intento de agresión sobre aquello que es de todos nosotros y que nos identifica como pueblo”.

OPINIONES

Eudes Moncada: “Es doloroso que nuestro patrimonio esté en ruinas, para muchas generaciones de colonenses esto fue un icono cultural, fue el teatro más antiguo que teníamos, es lamentable que comerciantes asiáticos destrozaran la fachada del teatro, ellos tenían que perseverar su frontis”.

 

Franklin Ramírez: “También se conoció como el cine Ayacucho, fue una reliquia para nuestro municipio, es importante mantenerlo, lamentablemente está en ruinas siendo un patrimonio histórico (…) debería el Gobierno  recuperarlo y hacer un museo para que se dé a conocer la historia del pueblo”.

 

Carlos Terán “Tuve una infancia muy linda, mis padres me llevaban para el cine y vi allí en el Teatro Ayacucho: La Pantera Rosa, Blanca Nieves (…) como colonense me duele que estén acabando con la historia de Ayacucho”.

 

 


SOS Comunidad

Perros callejeros

Desde hace un año aproximadamente aumentó el número de canes abandonados en las calles del municipio Ayacucho; pocas personas se han dado a la tarea de alimentar a estos seres indefensos que deambulan por las calles céntricas de la ciudad; cabe destacar que la jurisdicción no cuenta con la Misión Nevado, creada por el Gobierno nacional con el fin de brindar apoyo a estos animales.

 

Biblioteca en abandono

La biblioteca pública “Herlinda de Arias” está en la desidia. Reiteradas han sido las denuncias de Marino Sánchez, bibliotecario del lugar, quien asegura que los libros están a punto de dañarse debido a la falta de aire acondicionado, un requisito fundamental para mantener en buen estado las obras que reposan en esta casa de estudio. Ausencia de alumbrado externo, vitrales y puertas principales partidas, problemas con el suministro de agua potable y computadoras deterioradas, son algunos de los tantos problemas que la Biblioteca Pública posee actualmente. 

Parque infantil es una amenaza

En las inmediaciones del estadio “Bolívar 2.000” se encuentra el anexo de un parque infantil que la Alcaldía de Ayacucho y las autoridades competentes deben declarar fuera de uso, pues representa un peligro latente para los niños y adolescentes que allí ingresan. La estructura de madera del parque está a punto de desplomarse y varios tramos están a la intemperie; actualmente sirve de albergue para que las personas lo utilicen como refugio en horas nocturnas.


Noticias Relacionadas:

Quiénes Somos | Estructura Corporativa | Aviso Legal | Dónde Llegamos | Contacto

Copyright © 2014. Editorial Diario Los Andes. Venezuela | RIF: J-09003756-0

Powered by:Venetech Smart Solutions