DLA - Agencia | 17/08/2017 | 10:04 am
Golpe de Estado pudiera llevar a la instauración de la tiranía en el país
Yulliam Moncada.-

Lo ocurrido en Paramacay descubrió la posibilidad de un golpe de Estado en el país; pero esto no pondría a la sociedad civil en el poder, sino a un gobierno de tipo militar que quizá resulte igual o peor que el actual

El sonido de los sables, que tantas veces ha sido invocado por la sociedad civil venezolana en su auxilio, ante el Gobierno de Nicolás Maduro, que cada vez radicaliza más sus acciones, pareció oírse este domingo 06 de agosto, cuando un grupo de uniformados, encabezados por un Capitán de la Guardia Nacional, hizo circular un video a través de las redes sociales incitando a una rebelión cívico militar. El grupo ingresó al Fuerte Paramacay en Valencia y sustrajo su parque de armas. Se pensó que la acción generaría un efecto dominó en otros cuarteles del país, pero no ha sido así. La periodista Sebastiana Barráez, explica lo que sucedió, y asegura, que hay posibilidades de un golpe de Estado en Venezuela.

A juicio de la comunicadora social, con manejo del área militar, en estos momentos tanto el Gobierno, como la oposición, están viendo que pudiera ocurrir un golpe de Estado en Venezuela. Con la acción del domingo pasado el Gobierno descubrió que desde la FAN puede surgir un grupo que en cualquier momento pretenda tomar el poder. Pero advierte Barráez, que un golpe de Estado no significa que realmente la sociedad civil logre empoderarse, sino que puede significar la instauración de una tiranía en Venezuela, un gobierno de tipo militar que al final termine siendo igual o peor que el Gobierno actual.

Luego del alzamiento militar en Valencia circuló información acerca del robo de armamento en los cuarteles de Táchira. ¿Usted tiene información al respecto?

Lo primero que hay que decir es que lo ocurrido en el parque Paramacay no fue un levantamiento militar, no fue una rebelión, no fue una insurrección. Lo que ocurrió fue la toma del Fuerte por un grupo de civiles y de militares. Este grupo, comandado por el Capitán de la Guardia Nacional Juan Caguaripano, tomó las instalaciones del Fuerte y sustrajo el parque de armas. Esto, entre otras cosas es simbólico, porque este Fuerte es además una unidad blindada, la número 41, y es el sitio donde están los recién llegados fusiles rusos, y es el centro de entrenamiento de los oficiales que Rusia ha venido preparando en Venezuela para el uso de este nuevo armamento.

Hay que destacar que la intención que tuvo el grupo de Caguaripano fue tratar de desatar una rebelión y que en las distintas unidades militares del país hubiese un levantamiento por parte de algunos oficiales. Eso no llegó a materializarse. Solamente hubo algunas escaramuzas, como ocurrió en la Base Naval de Caraballeda, donde se distribuyeron algunos panfletos sobre la operación David, y en algún sitio en Maturín.

Ahora, sobre la pregunta que me haces en concreto, el robo de armas en instituciones militares y en cuarteles ha venido sucediendo de manera progresiva y constante desde hace aproximadamente dos años. En los últimos meses ha aumentado de manera muy acelerada este robo de armamento porque son armas para vender en el mercado negro. La diferencia que hay entre el robo de armas que ha venido ocurriendo en algunos cuarteles y lo que sucedió el domingo en el Fuerte Paramacay, es que lo del domingo tuvo una acción política; es decir, no fue solamente llevarse armamento para venderlo en el mercado negro, es llevarse un armamento con fines de rebelión, de levantarse contra el Gobierno, y eso hace una gran diferencia. Incluso en algunos sitios los militares han participado en el robo de armamento para venderlo en las cárceles, a las guerrillas, a los grupos paramilitares de la frontera, a bandas delictivas.

El domingo se comentaba la posibilidad de un efecto dominó. Usted misma dice que no se concretó, apenas hubo escaramuzas. ¿Qué pasó, por qué no se dio?

Entre otras cosas, porque para que se pueda dar un levantamiento militar con éxito debían sumarse algunas unidades, y obviamente el que comanda el grupo, el líder, tiene un peso determinante en ese alzamiento militar. En este caso, el oficial que comandaba el grupo, primero, está retirado de la Fuerza Armada; y segundo, pertenece a un componente que no es precisamente el más relevante, que es la Guardia Nacional. También, ellos no tenían coordinación con otras unidades militares. Quizás habían hecho contacto con algunos, les habían manifestado la molestia por lo que ocurría en el interior de la Fuerza Armada, pero no existió una acción coordinada que realmente hubiese logrado el efecto de sumarse en un acto de rebelión contra el Gobierno nacional.

Entonces, ¿usted descartaría este tipo de hechos en los próximos días?

Yo no descarto que pueda ocurrir otro hecho similar, tomando en consideración que ya este grupo tiene un arsenal muy importante, con la cantidad de armamento que logró sustraer del Fuerte. Es decir, ya ellos están armados. No se sabe en estos momentos cuántas personas componen ese grupo, quiénes son, dónde están. La FAN desplegó unidades operativas y está tratando de dar con las armas y con este grupo de personas, habrá que esperar los resultados de eso. El problema es que a medida que pasa el tiempo, para la Fuerza Armada va a ser mucho más difícil ubicarlos, y eso pone en alerta a los diferentes comandos y cuarteles del país.

¿De qué manera afectó lo ocurrido el domingo a la situación política del país?

Yo no sé si afectó la situación política, yo creo que sencillamente le hizo ver al Gobierno y a la oposición que en los cuarteles y en la vida militar algo está ocurriendo. Ese algo, que hasta el momento el Gobierno no sabe qué es y la oposición tampoco, convierte a la FAN en un foco de atención porque entre otras cosas, hay sectores civiles que han venido haciendo llamados a la Fuerza Armada para que emplee las armas en contra del Gobierno y rechace algunas de esas acciones que ha tomado el Gobierno nacional y el partido de Gobierno. Y por otra parte, desde el Gobierno han dicho que la Fuerza Armada es profundamente antiimperialista y chavista, y resulta que ambos grupos están viendo en estos momentos con mucha expectativa que aquí en realidad pudiera ocurrir un golpe de Estado, y un golpe de Estado no significa que realmente la sociedad civil logre empoderarse, sino que puede significar que realmente se instaure una tiranía en Venezuela, que se instaure un gobierno de tipo militar que al final termine siendo igual o peor que el Gobierno actual. Por otra parte, el Gobierno acaba de descubrir que desde la FAN puede surgir un grupo que en cualquier momento reaccione, que en cualquier momento pretenda tomar el poder. Creo que ambos sectores, en estos momentos están haciendo una evaluación de la institución castrense.

Es cierto, la sociedad civil ha solicitado a la FAN que salga a defender al pueblo, y esta parece haber guardado silencio, hasta ahora. Pero según lo que usted dice, ¿no sería esta la salida que busca el pueblo venezolano?

En Venezuela hay un poco de desespero, porque yo creo que el Gobierno ha perdido la capacidad de gobernabilidad, y la ha perdido porque no ha logrado tender puentes de diálogo y tratar de recuperar con los factores de oposición. El Gobierno se fue radicalizando y un grupo instaurado en el poder, que no quiere irse del poder, se las ha arreglado para tratar de enfrentar todo aquello que le resulte oposición. Allí vemos la cantidad de alcaldes que están siendo suspendidos por órdenes de tribunales, y cómo la propia Fiscal General de la República, uno de los poderes clave en la democracia, fue destituida de manera arbitraria; cómo el Gobierno impuso una ANC que fue elegida solo por el partido de Gobierno, y los sectores que lo respaldan. Ante una situación como esta, el otro sector, que se siente agredido, se siente arrinconado, ha venido politizando la participación de militares. Y esta participación de militares, como un árbitro, hasta el momento no se ha manifestado. La acción del día domingo lo que indica es que hay sectores militares y civiles que pudieran estar realmente manejando la posibilidad de atacar al Gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Noticias Relacionadas:

Quiénes Somos | Estructura Corporativa | Aviso Legal | Dónde Llegamos | Contacto

Copyright © 2014. Editorial Diario Los Andes. Venezuela | RIF: J-09003756-0

Powered by:Venetech Smart Solutions