DLA - Agencia | 1/08/2017 | 5:04 pm
#Especial “Amamantar promueve el amor de forma universal”
Por Francis Pérez Rivero .-

Solo el 2% de las madres no puede producir leche y esto se debe a patologías que deberían ser diagnosticadas previamente si se acudió a los controles con un ginecoobstetra o internista. Amamantar además de crear un vínculo afectivo madre e hijo, promueve la empatía y la sociabilidad porque en el proceso se libera la hormona de la felicidad y permite que el cuerpo de la madre reconozca los nutrientes que debe generar para garantizar el apropiado cuidado de los niños

La lactancia es un proceso biológico complejo que sucede solo en el género femenino de todas las especies mamíferas y cuyo desarrollo se inicia al comienzo del embarazo y alcanza su máxima expresión inmediatamente posterior al parto. Para muchos especialistas se trata de la mejor forma de alimentación de los niños pues aporta cantidad de nutrientes que las fórmulas infantiles no, adicional a ello, se produce un vínculo madre a hijo mucho más fuerte.

Médicos pediatras, especialistas y expertos recomiendan la lactancia materna como la mejor opción para los bebés, de hecho, esta postura tiene tantos seguidores a nivel mundial que se ha declarado una semana en la que se celebra “la lactancia”, como una manera de promover sus beneficios y darle a conocer a las madres la importancia de la misma.

Francia Tatiana Agudelo Vargas, es Médico Cirujano graduada en la Universidad de Los Andes, Medico Puericultor y Pediatra, al igual que otras especialistas en el área infantil, Agudelo es “pro lactancia” y defensora de este método, porque a su juicio resulta ser más beneficioso para la formación y crecimiento de los bebés ya que sus principales componentes son agua, carbohidratos, grasas, proteínas, vitaminas y minerales, además de contener elementos traza como enzimas y hormonas de crecimiento.

Para celebrar la semana de la lactancia materna la especialista concedió una entrevista a Diario de Los Andes, explicando los beneficios de amamantar por sobre las formulas infantiles, cómo se produce y otras consideraciones sobre el tema.

¿Qué es la lactancia materna?

Es un proceso complejo que cuenta con una estructura asociada al aparato reproductor femenino: La mama, la cual está provista de una serie de  conductos  interconectados con unas glándulas que conforman el sistema galactoforo, a través del cual se produce una sustancia inicialmente amarilla y espesa y luego blanquecina y más líquida, conocida como: Leche Materna.

¿Hay tipos de leche materna?

Existen cuatro tipos de leche materna  con diferentes características nutricionales, que produce la glándula mamaria de todas las mujeres que están en período de lactancia, estas son conocidas como: el calostro, la leche de transición, la leche madura y la leche del destete

¿Puede explicarlos?

El calostro: se produce durante los primeros tres a cuatro días después del parto, y es un líquido espeso. Esta leche tiene un color amarillento, dado por los betacarotenos (precursores de la Vitamina A) y un sabor salado, dado por  contenido de sodio. La composición del calostro, en comparación a la leche materna madura, es menor en lactosa, grasa y vitaminas solubles en agua; mientras que posee una mayor proporción de proteínas, de vitaminas solubles en grasa (Vitaminas E, A y K), carotenos y algunos minerales como sodio y zinc.

Un aspecto importante del calostro, es que contiene gran cantidad de inmunoglobulinas, sustancias que protegen al recién nacido contra enfermedades, ya que éste aún posee un sistema inmune inmaduro y frágil.

Leche de transición: se produce entre el cuarto y el día 15 después del parto, período en el cual se da un aumento brusco en el volumen de leche materna producida, hasta llegar a ser leche materna madura.

Leche madura: posee una gran variedad de elementos, muchos de ellos aún desconocidos, y que varían no solo entre mujeres, sino también en la misma madre, a distintas horas del día, entre ambas mamas, entre lactadas, durante una misma amamantada y en las distintas etapas de la lactancia. Se ha visto que estas variaciones están directamente relacionadas con las necesidades propias del niño, lo que demuestra una vez más que la leche materna exclusiva provee de todos los nutrientes que el lactante necesita hasta los 6 meses de edad, inclusive si el parto fue pretérmino.

Leche de destete: al ir introduciendo otros alimentos en la dieta del niño, el volumen de leche materna va a disminuir ya que el niño va a tener menos hambre, por lo tanto va a succionar menos, y con esto se va a producir menos leche. Este tipo de leche posee cantidades mayores de proteína, sodio y hierro, mientras que se conserva la cantidad de grasas, calcio y de compuestos que protegen el sistema inmune del lactante”.

Únicamente en  los recién nacidos de muy bajo peso al nacer (menos de 1500 gramos), la leche materna no alcanza a cubrir los requerimientos de calcio, fósforo y de proteínas, por lo que se debe suplementar con estos nutrientes.                        

¿Cuáles son los beneficios de la Lactancia Materna?

Es importante recalcar que la Lactancia Materna revierte beneficios de forma universal, y no como la mayoría cree que solo beneficia al recién nacido

¿Cómo puede beneficiar de forma universal?

Para  el recién nacido aporta los nutrientes completos que contribuyen a su sano crecimiento y desarrollo. Por su constitución compleja, pero, estructurado de forma simple, facilitando sin complicación su absorción y convirtiéndose en el único alimento que está fabricado para ser digerido de forma exclusiva en el estomago de los bebés. Además que el contacto directo del recién nacido con el pecho, piel a piel, induce a la producción directa de receptores para la llamada hormona del amor (oxitócina) a nivel de la región pre frontal del cerebro, donde se halla parte de la corteza cerebral y se encuentra localizada el área de socialización del ser humano, favoreciendo el desarrollo de emociones positivas como la empatía, que nos permite ponernos en el lugar del otro y ayudarlo. 

Ayuda además a interiorizar en el subconsciente del bebé la sensación de seguridad, autoestima, amor a otros, desarrolla y fortalece los vínculos familiares y el desarrollo adecuado del sistema nervioso y por ende, de forma secundaria, la maduración acelerada de los otros sistemas.

¿Para la madre?                       

La madre se beneficia porque la lactancia, es el proceso que va a establecer la pauta en el cuerpo materno para que se reinicien y mantengan otros cuatro procesos que van a tener una duración aproximadamente de 6 meses a un año.

¿Tiene algún otro beneficio?

A nivel social y familiar, la imagen de una madre amamantando a su bebé, genera impacto, ya que rescata la femineidad y valor puntual de la mujer en la familia y la sociedad con respecto al mantenimiento y desarrollo de la célula de la sociedad: la familia.

Permite elevar el valor de la familia, reconectar y afianzar lazos, recordar los valores básicos familiares y sociales como: afectividad, amor, solidaridad, empatía, valor, seguridad, autoestima, ternura y femineidad.

Siendo que se produce un vínculo tan grande, si la madre está expuesta a mucho estrés o problemas, ¿se lo transmite al niño?

Las emociones son generadas por distintas células en el organismo a través de "neurotransmisores" que sirven de mensajeros "buenos" o "malos" si van a expresar sentimientos positivos o negativos respectivamente.

 La alta sensibilidad de los tejidos para producir señales es directamente proporcional a su capacidad de respuesta. Igualmente, el excedente de esos mensajeros generados, son desechados por las excreciones fuera del organismo.

 En el caso de la madre gestante, sucede igual, solo que las emociones que ella está sintiendo le son transferidas al bebé.

En un estudio realizado en 2007 se demostró que cuando las madres tenían niveles de cortisol (estrés) en plasma más altos, los bebés tenían más comportamientos de miedo, cólicos, dermatitis, irritabilidad, llanto sin control y tristeza. Esto no sucedía cuando los bebés (también con madres con cortisol en plasma alto) tomaban leche artificial.

Con estos datos concluyeron que el modo de vivir o sentir la vida de las madres podía también servir como ejemplo o guía para dar forma al desarrollo del temperamento de los bebés, a través de la leche materna.                        

Por ende, resulta necesario que las madres aprendan a ver la vida y resolver los asuntos diarios de una manera más objetiva y sosegada.

La Lactancia Materna, ¿tiene alguna contraindicación?

La Lactancia Materna es el único alimento que solo está contraindicado en pocas ocasiones, y exclusivamente con factores inherentes a la madre:

-Madres que se encuentran infectadas con VIH (Virus de   Inmunodeficiencia Humana) que no estén recibiendo tratamiento antirretroviral y que no tengan un control del recuento viral adecuado que permita mantener niveles no contaminantes de los líquidos biológicos (en este caso: Leche materna) que produce el cuerpo.                       

- Madres con Infección por Citomegalo virus (CMV) activo sin tratamiento ni control médico.                      

Son las únicas contraindicaciones establecidas para no recibir lactancia materna, ya que absolutamente ningún niño es alérgico a la leche de su madre.

¿Hasta cuándo debe practicarse la Lactancia Materna?

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud –OMS- la leche materna constituye el alimento universal indicado hasta los seis meses de edad para los niños y niñas, y acompañado de otros alimentos hasta los dos años, puesto que cubre los requerimientos calóricos en estas edades; sin embargo, estudios recientes, han demostrado que se puede extender sin ningún problema hasta los 5 años, siempre y cuando sea de mutuo acuerdo entre la madre y el niño, dado a los múltiples beneficios asociados más al reforzamiento psicoafectivo positivo, que a su calidad nutricional.

Si la madre no está bien alimentada, ¿igual es recomendable la Lactancia Materna?

La nutrición de la madre, es vital tanto previo al embarazo como durante y después de él, por lo antes explicado. Sin embargo, cuando se desconoce lo valioso de una nutrición balanceada necesaria durante el proceso de lactancia, el cuerpo materno está tan especializado, que favorece 100% a su bebé independientemente de las condiciones de la madre, se mantiene en constante comunicación con el recién nacido a través de la saliva del niño.

Los componentes nutricionales e inmunológicos de la leche materna cambian todos los días, de acuerdo a las necesidades específicas e individuales de un bebé.

¿Cómo es esta comunicación?

Un ejemplo que resalta esta comunicación es que cuando el bebé succiona el pecho de su madre, se crea un vacío. Dentro de ese vacío, la saliva del bebé se aspira de nuevo por el pezón de la madre, donde los receptores de la glándula mamaria leen sus señales.  En esta especie de lavado a contracorriente se lee información sobre su estado inmunológico y nutricional.

Todo lo que saben los científicos acerca de la fisiología de este proceso indica que la saliva del bebé es una de las maneras por las que la leche materna ajusta su composición inmunológica y nutricional. Si los receptores de la glándula mamaria detectan la presencia de agentes patógenos, obligan al cuerpo de la madre a producir anticuerpos para luchar contra ella, y esos anticuerpos viajan a través de la leche materna de nuevo al cuerpo del bebé, a donde esté la infección.

Igualmente ocurre con las deficiencias nutricionales del bebé, se obtiene la misma respuesta. Claro está, que entre más déficit nutricional tenga la madre, menor calidad de respuesta tendrá y menor impacto en la calidad nutricional del bebé.

¿Hay algo mejor para el bebé que la leche materna?

No existe mejor alimento que la Leche materna para un recién nacido. Las formulas lácteas son un producto comercial que intenta sustituir a la leche materna por tener algunos componentes relacionados biológicamente con la mayoría de los elementos estructurales de la misma; sin embargo, tienen como producto de base: leche de origen animal (vacuna), que es incompatible con nuestro aparato digestivo.

 ¿Por qué sucede esto?

 La molécula de la leche de vaca es 4 veces más grande que la de la leche humana, por ende, los becerritos necesitan 4 estómagos para poderla digerir, nosotros solo contamos con un uno. Aunado a que su sistema digestivo tiene el triple de capas con respecto al de nosotros, para su digestión laboriosa. Además de no contar con la cantidad y madurez de las enzimas digestivas para poder absorberlas.

¿Hay algún sustituto?

No hay sustitutos de la leche materna

Mucho se habla de que algunos cereales e inclusive las fórmulas crean alergias en los pequeños, ¿es esto cierto?

Si y no solo alergia. Crean alergias alimentarias, de la piel, respiratorias, déficit nutricional, obesidad, predisposición a infecciones y cálculos.                       

Entonces,  ¿tienen estas fórmulas efectos negativos?           

Por supuesto, como ya te dije antes alergias, infecciones, deficit nutricional. Es simple, el cuerpo humano, no reconoce los productos procedentes de otro origen y los rechaza, generando complicaciones en un cuerpo que nació completamente normal, que por su inmadurez biológica, no va a expresar los daños estructurales y metabólicos generados por la ingesta crónica de un alimento no apto para su nutrición, sino hasta el período de la etapa prepuberal y juvenil. Esos son los efectos a largo plazo del consumo de formula Láctea

Sin contar el alto costo que representa su compra. Por ende, lo que deben hacer las madres actualmente es instruirse con su pediatra y ginecoobstetra así como a través de la consulta de libros y documentos e internet de páginas responsables que aportan dicha información.

¿Existen mujeres que no pueden amamantar?

Se define la agalactia o hipogalactia como la “falta real de leche materna por un problema de tipo glandular o endocrino metabólico”, es decir, que la madre no puede amamantar a su bebé debido a que no produce suficiente leche o a que no la produce.                       

Solo el 2% del 100% de las madres sufre realmente de esta condición, la cual es secundaria a patologías ya diagnosticadas previamente, si han sido controladas por su ginecoobstetra o internista con la regularidad a la que deben asistir a control médico.          

¿Cuáles son estas condiciones?             

Hipotiroidismo, hiperinsulinismo, hipoprolactinemia y retención placentaria

Si solo el 2% de las madres padece esta condición, ¿por qué hay tantas mujeres que no amamantan en la actualidad?                        

Se ha comprobado que en un 60% están relacionados con factores más superficiales: estéticos (caída de los senos, se secan o se hacen más pequeños, dejan de ser sexualmente atractivas si las ven amamantando), miedos infundados por familiares y amigos (contaminación o transferencia de infecciones, no ser suficiente productora de leche, no tener experiencia; ser muy joven, ser muy vieja) y comodidad (flojera).

¿Cuál puede ser la alternativa para aquellas mujeres que desean dar de amamantar, pero no pueden?

En cuanto alternativas la más cercana son las formulas hipoalergénicas o hidrolizadas o sin lactosa, es decir, las que tienen la partícula de leche de vaca más desglosada o que no contienen la lactosa que es uno de los componentes alergénicos de las formulas infantiles.

Noticias Relacionadas:

Quiénes Somos | Estructura Corporativa | Aviso Legal | Dónde Llegamos | Contacto

Copyright © 2014. Editorial Diario Los Andes. Venezuela | RIF: J-09003756-0

Powered by:Venetech Smart Solutions