DLA - Agencia | 17/07/2017 | 3:30 pm
La historia se repite en San Cristóbal
Mariana Duque.-

En marzo de 2014 San Cristóbal se quedó sin alcalde por haber desacatado una sentencia del TSJ que le ordenaba retirar barricadas y escombros de las calles. En julio de 2017 emiten la misma sentencia a Patricia Gutiérrez de Ceballos

¿Se repetirá la historia? Es la pregunta que se hacen los sancristobalenses después de que el pasado 11 de julio la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia -TSJ- admitiera denuncia interpuesta contra la alcaldesa del municipio San Cristóbal, Patricia Gutiérrez de Ceballos, para que la burgomaestre evite que se coloquen obstáculos en la vía pública que impidan el libre tránsito de personas y vehículos.

La capital tachirense quedó sin alcalde el 19 de marzo de 2014, después de emitir la sentencia N° 137, del 17 de marzo del mismo año, que le ordenaba a Daniel Ceballos, alcalde electo tres meses antes, lo mismo que ahora a su esposa. Fue destituido, inhabilitado políticamente y sentenciado a 12 meses de prisión. Posteriormente le abrieron un juicio por rebelión y agavillamiento, que se mantiene suspendido y lo tiene tras las rejas.

Una vez iniciaron las protestas populares en el mes de marzo de 2017 en San Cristóbal, un grupo de ciudadanos presentaron una denuncia en contra de la burgomaestre por “intereses colectivos”, al estarse violando el derecho al libre tránsito, a la educación, al trabajo y a la salud por permitirse las protestas con trancas de vías. Prefectos y diputados del Consejo Legislativo Estadal -CLE-, por el Partido Socialista Unido de Venezuela -Psuv-, también introdujeron una denuncia al respecto.

Este 11 de julio la Sala Constitucional del TSJ ordenó en las decisiones número 534 y 536, que Gutiérrez de Ceballos y la alcaldesa de Maracaibo, Eveling Trejo, “realicen todas las acciones y utilicen los recursos materiales y humanos necesarios, en el marco de la Constitución y la Ley, a fin de evitar que se coloquen obstáculos en la vía pública que impidan el libre tránsito de las personas y vehículos; además, que procedan a la inmediata remoción de tales obstáculos y se mantengan las vías, y zonas adyacentes a estas, libres de barricadas, residuos, escombros y de cualquier otro elemento que pueda ser utilizado para obstaculizar la vialidad urbana”.

De igual manera, les ordena cumplir con la ordenación del tránsito vehicular, ejercer la protección de vecinos y habitantes, impidiendo reuniones en las vías públicas que coarten el libre tránsito y en las que se consuman bebidas alcohólicas y sustancias estupefacientes y psicotrópicas. Deben ejercer protección a niños, niñas y adolescentes para que ejerzan plenamente sus derechos y garantías, de conformidad con lo establecido en los artículos 78 y 178, numeral 5 de la Carta Magna, 56 numeral 2 de la Ley Orgánica del Poder Público Municipal, 4 y 8 de la Ley Orgánica para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes; velar por la protección del ambiente y el saneamiento ambiental, aseo urbano y domiciliario, so pena de incurrir en las sanciones previstas en la Ley Orgánica del Ambiente así como en los tipos penales previstos en la Ley Penal del Ambiente.   

Ambas alcaldesas deben girar instrucciones a su Policía Municipal, para que desplieguen acciones preventivas y de control del delito, promuevan estrategias y procedimientos de proximidad con la comunidad de su espacio territorial, a fin de lograr la comunicación e interacción con sus habitantes e instituciones locales y así garantizar la paz social, la convivencia, el ejercicio pacífico de los derechos y el cumplimiento de la ley.

La sentencia finaliza diciendo: “las sentencias señalan que de conformidad con lo establecido en el artículo 29 de la Ley Orgánica de Amparo sobre Derechos y Garantías Constitucionales, los mandamientos de amparo constitucional cautelar deben ser acatados por ambas alcaldesas, so pena de incurrir en desobediencia a la autoridad y exponerse a la sanción prevista en el artículo 31 eiusdem”.

OTROS ALCALDES EN LA MIRA

El 24 de mayo de 2014 la Sala Constitucional del TSJ admitió demandas contra ocho alcaldes -cinco mirandinos y tres merideños- sobre intereses colectivos y acordó amparos constitucionales cautelares para que velen por la seguridad de sus municipios, el ambiente, los habitantes de estas áreas y les ordena cumplir con sus labores respecto al derecho al libre tránsito y recolección de basura.

Los alcaldes demandados son: Gerardo Blyde de Baruta, José Rodríguez Fernández de Carrizal, José Fernández López de Los Salias, Ramón Muchacho, alcalde de Chacao, y David Smolansky, de El Hatillo. En Mérida: Juan Peña, del municipio Alberto Adriani, Carlos García, de Libertador y Omar Lares, de Campo Elías.

“LA MISMA SENTENCIA DE DANIEL”

Desde la ciudad de Caracas, Patricia Gutiérrez de Ceballos indicó que la medida es la repetición de la sentencia que le dictaron a su esposo en el año 2014, por la que lo destituyeron y lo encarcelaron. Considera que la intención es desmovilizar la protesta pacífica.  

“Es una decisión que desconocemos. Nos vamos a defender porque estamos en nuestro derecho, pero que sepan que estamos al servicio de nuestros ciudadanos como hemos estado siempre. Esta medida cautelar es una arbitrariedad que pretende desmovilizarnos… Quieren tratar de amedrentarnos en la lucha de la libertad de los presos políticos y de Venezuela, pero tenemos la responsabilidad de cumplir con las competencias y servir a nuestros ciudadanos”.

Hizo un llamado a seguir luchando por la libertad de Venezuela, pues acotó que en San Cristóbal muchas comunidades han sido atacadas por grupos irregulares por pensar distinto, y nada hace el TSJ al respecto.

El pasado sábado 8 de julio el Ministerio Público solicitó la revisión de la situación de encarcelamiento de los alcaldes Antonio Ledezma y Daniel Ceballos, así como del activista Lorent Gómez Saleh.

Noticias Relacionadas:

Quiénes Somos | Estructura Corporativa | Aviso Legal | Dónde Llegamos | Contacto

Copyright © 2014. Editorial Diario Los Andes. Venezuela | RIF: J-09003756-0

Powered by:Venetech Smart Solutions