DLA - Agencia | 4/07/2017 | 2:47 pm
¿Diosdado presidente vía Constituyente?
Alexander González alexander.gonzalez@diariodelosandes.com @alexgonzalez08.-

El temido número dos del chavismo, Diosdado Cabello, pudiera ser “el elegido” de Nicolás Maduro para suplirlo en la jefatura de Estado o para que le acompañe en el afán de mantener en el poder, a la llamada Revolución Bolivariana.

Mucho se especula sobre las intenciones del presidente Nicolás Maduro al convocar a una Asamblea Nacional Constituyente (ANC), la cual ha sido cuestionada duramente por la dirigencia opositora y por destacados voceros cercanos al fallecido presidente Hugo Chávez. ¿Qué hay detrás de la Constituyente? ¿Será acaso una estrategia para otorgarle “poderes plenipotenciarios” a los “pesos pesados” de la llamada Revolución Bolivariana?

El temido número dos del chavismo, Diosdado Cabello; la primera dama Cilia Flores; la hasta hace poco beligerante canciller Delcy Rodrígues; el hermano de Hugo Chávez, Adán Chávez, entre otros, encabezan la lista de los posibles constituyentistas de la ANC. El presidente venezolano Nicolás Maduro puso a los principales alfiles del chavismo en la línea de choque para sacar adelante su proyecto ANC.

Tiempo indefinido

La ANC regirá el país por un tiempo indeterminado como un “suprapoder” y estará formada por 545 asambleístas, que según la oposición serán elegidos con un sistema “fraudulento” que garantizará el control del Gobierno sobre todas las instituciones del país, aunque el Presidente asegura que la Constituyente traerá la estabilidad política y económica al país, envuelto en protestas que dejan más de 70 muertos desde el 1 de abril.

La historia se repite

El articulista del semanario Tal Cual, Beltrán Vallejo, sostiene que la propuesta constituyentista del presidente Maduro es un proceso que ya lo vivió el país, en un momento histórico de una dictadura que duró una década. “Hoy Maduro repite la trapisonda de un Pérez Jiménez, quien por allá en el año 1952 convocó a una ‘constituyente’ con el afán de legitimar su dictadura en etapas iniciales, instalar un entramado de Estado a la medida de su afán autoritario y configurar un parlamento corporativo que le diera viso de legalidad a un conjunto de concesiones petroleras que el tirano tenía la angustia de firmar rápidamente y conseguir así pingues negocios con la entrega de nuestras riquezas a consorcios extranjeros”.

Beltrán contextualiza que el dictador de entonces, “confiado”, no contaba con el pueblo y su pretensión de “darle una pela” a Pérez Jiménez a través del voto, mediante el sufragio universal, directo y secreto; y para eso, a pesar de que los partidos políticos más identificados con el clamor de justicia de la gente estaban en la clandestinidad, como lo eran AD y el PCV, las masas votaron por los constituyentistas de URD, quienes sacaron más votos que los candidatos de la tiranía.

Controlados

“No obstante, el dictador tragó el golpe popular, y sin cortapisas decidió pasar a la historia como represor y delincuente, y monta un bárbaro fraude, cambiando los resultados, alterando los boletines, deteniendo los testigos de URD, y montando a Jóvito Villalba y a toda la dirigencia nacional de esa organización política en un avión para el exilio, y colorín colorado, Pérez Jiménez instaló su Asamblea Constituyente ‘corporativa’, cuyos componentes designaron a un congreso perezjimenista, un contralor perezjimenista, unos jueces del tribunal supremo perezjimenistas, unos gobernadores perezjimenistas, unos concejos municipales perezjimenistas, además de redactar una constitución reaccionaria, centralista, presidencialista, y sin garantías para los derechos ciudadanos (…) también designaron un presidente ‘provisional’, que casualmente se llamaba Marcos Pérez Jiménez”.

“Perfume de legitimidad”

Para Beltrán la historia se repite hoy en Venezuela. A su criterio el presidente Maduro pretende echarse un “baño perfumado de legitimidad democrática”. “Nicolás Maduro nos presenta otro fraude perezjimenista, pero concebido desde el diseño de una constituyente sectorizada, comunera y demás jerigonzas que contemplan un tejido social controlado por el Gobierno, una fórmula corporativa, aberrante y de malcriada miopía, porque hasta habla de que el Clap es un ‘logro de la Revolución’, y por lo tanto deben estar presentes los constituyentistas del Clap, unos constituyentistas del hambre y del fracaso económico (…) Se trata de una emboscada asesina y cobarde”.

Entregará el poder

Sin embargo el mismo presidente Maduro ha señalado que “entregará a la ANC el poder que el pueblo le dio”. ¿Estaría hablando de un traspaso de poder a Diosdado Cabello? ¿El segundo “hombre fuerte” del chavismo quien se vislumbra como el presidente de la ANC?

Hace unos días en el programa televisivo “José Vicente Hoy”, el presidente de Datanálisis, Luis Vicente León explicó que la popularidad del primer mandatario nacional ronda entre el 17 y 20%, y que a su vez no existe un líder que supere a Maduro dentro del chavismo. Sin embargo  - añade - la mayoría de los chavistas “descontentos” con el actual mandatario apoyarían a Diosdado Cabello en suplir al “elegido de Chávez”.

Lo que harán

Cabello y otros voceros del Psuv han sentenciado que la ANC buscará la destitución y enjuiciamiento de la Fiscal General, Luisa Ortega Díaz por “traición a la patria”. Hay quienes interpretan estas “amenazas” como la evidencia de que la Constituyente planteada por Maduro es un instrumento para “desaparecer la disidencia” que adversa al Gobierno de turno.

“Desde el gobierno ilegitimo de Maduro se llama traidores a quienes defienden el orden constitucional y amenazan con aniquilar a la oposición con la constituyente, es mentira que existe una intención de diálogo desde el régimen, nunca han promovido la paz: sólo odio y división, su lenguaje es de guerra”, sentencia Beltrán.

Muy diferente

En su más reciente visita al estado Trujillo, el historiador Pedro Calzadilla destacó que todas las conquistas del pueblo venezolano se han logrado luchando. “Como historiador vengo (a Trujillo) a defender la historicidad del proceso constituyente”.

Al ser consultado sobre si el proceso Constituyente convocado por el presidente Maduro se asemeja al realizado por Marcos Pérez Jiménez, con el objetivo de elaborar un texto constitucional a su conveniencia, con instituciones cónsonas a los lineamientos del Ejecutivo Nacional, respondió: “la constituyente de Pérez Jiménez fue una jugada de la dictadura, eso no fue una constituyente, eso fue una trampa”.

Desacreditar la Constituyente

Para el estudioso de los procesos históricos, en la actualidad “hasta parece gracioso” que se intente cuestionar la convocatoria constituyente presidencial de Nicolás Maduro al igual como – a su criterio – se hizo con el fallecido presidente Hugo Chávez. “Quienes se opusieron a la Constituyente de 1999 repiten el libreto ahora. Usan los mismos argumentos, calco y copia pues, que si ‘el dictador quiere una constitución a su medida’… es un intento más por desacreditar un proceso abiertamente democrático, pero no lo van a lograr, no pudieron en 1999 y tampoco lo harán ahora, eso lo vamos a demostrar”.

 

¿Quiénes son los pesos pesados?

 

Diosdado Cabello

Vicepresidente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), de 54 años, Diosdado Cabello es expresidente de la Asamblea Nacional y diputado en el actual Parlamento de mayoría opositora.

En su programa televisivo “Con el mazo dando”, que transmite semanalmente la televisora estatal VTV, se vale del sarcasmo para descalificar a los dirigentes opositores: a la coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD) le dice “La charca”.

En un acto público la semana pasada, el exvicepresidente Aristóbulo Istúriz lo presentó como “el terror de los escuálidos” (opositores).

Como teniente participó en la intentona golpista de 1992 contra el presidente Carlos Andrés Pérez, liderada por Hugo Chávez.

Fue vicepresidente y asumió como jefe de Estado durante unas pocas horas durante el golpe de abril de 2002 contra Chávez.

También fue gobernador del estado Miranda, ministro de Justicia y de Infraestructura, y director de la Comisión de Telecomunicaciones que cerró 32 emisoras radiales en 2009.

Cilia Flores

“La primera combatiente”, como le dice Nicolás Maduro a su esposa Cilia Flores, es una abogada de 60 años, actual diputada por su natal estado Cojedes (centro).

Fue una de las defensoras de Chávez cuando estuvo preso tras la intentona golpista de 1992.

Durante el gobierno de Chávez (1999-2013) ocupó altos puestos en el partido oficial y en el Estado, incluidos los de presidenta del Parlamento y Procuradora.

Se vio salpicada en noviembre de 2015 por el escándalo que desató la detención de dos de sus sobrinos por la DEA en Haití. La justicia de Estados Unidos los declaró culpables de intentar traficar cocaína hacia ese país.

Se casó con Maduro en julio de 2013. El presidente la llama con frecuencia “Cilita, la bonita” en los actos públicos y en sus alocuciones de televisión, donde siempre lo acompaña.

Nicolás Maduro Guerra

Hijo del presidente venezolano Nicolás Maduro, es uno de los candidatos a la Asamblea Constituyente.

“Vamos hacia una Asamblea Nacional Constituyente profundamente democrática, profundamente ciudadana, popular y socialista”, ha dicho  el único hijo del presidente, durante un acto de campaña por la Constituyente en Caracas.

Maduro Guerra, economista social de 27 años, se define en redes sociales como “soldado de (Hugo) Chávez hasta más allá de esta vida”.

El joven ha desempeñado distintos cargos en el gobierno de su padre desde 2013: fue jefe del Cuerpo de Inspectores Especiales de la Presidencia y director de la oficina de Delegaciones e Instrucciones Presidenciales de la Vicepresidencia, entre otros.

Delcy Rodríguez

Abogada de 48 años, Delcy Rodríguez fue canciller de Maduro desde diciembre de 2014 hasta poco más de una semama, una época marcada por fuertes tensiones con Estados Unidos, varios gobiernos de América Latina, España y foros como la Organización de Estados Americanos (OEA).

Bajo su jefatura diplomática, Venezuela decidió en abril pasado retirarse de la OEA, a cuyo secretario general, Luis Almagro, dedicó una nutrida lista de insultos.

Su última actuación como canciller en la más reciente Asamblea General de la OEA en la ciudad mexicana de Cancún -que marcó el adiós de Venezuela- intercambió acusaciones con varios de sus colegas, como el de México, Honduras y Costa Rica.

Ha protagonizado memorables cruces con mandatarios de la región, como con los presidentes Mauricio Macri (Argentina) y Pedro Pablo Kuczynski (Perú).

Fue dirigente estudiantil, ministra del despacho de la presidencia durante el gobierno de Chávez y ministra de Comunicación e Información (2013-2014).

Es hija de un dirigente comunista asesinado en 1976 y hermana de Jorge Rodríguez, alcalde del municipio caraqueño Libertador.

Aristóbulo Istúriz

Profesor de educación básica, de 70 años, Aristóbulo Istúriz ha pasado por múltiples cargos durante los gobiernos de Chávez y de Maduro.

Dicharachero, este educador negro y con pasado político en Acción Democrática (AD) -uno de los partidos tradicionales de Venezuela a los que fustiga- fue vicepresidente de Maduro de enero de 2016 a enero de 2017.

Tras ser relevado por Maduro de la vicepresidencia, asumió como ministro para las Comunas y Movimientos Sociales. Ha sido sindicalista, diputado, alcalde, ministro de Educación y gobernador del estado Anzoátegui entre (2012-2016).

Tiene fama de conciliador e incluso comunicación y amistad con dirigentes de AD, pero en el último año subieron de tono sus posturas contra la oposición.

Adán Chávez

Hermano mayor del ex presidente Chávez, Adán Chávez, de 64 años, fue ministro de Cultura y de Educación y gobernador del estado Barinas, cuna de la familia, y embajador de Venezuela en Cuba.

Físico y profesor de matemáticas, de gran parecido con su hermano, se relacionó en su juventud con movimientos revolucionarios y de izquierda en Venezuela. Es uno de los fundadores del Psuv.

A fines de 2016, diputados opositores le señalaron manejos opacos en la gobernación de Barinas. Una corte de ese estado prohibió la publicación en los medios de denuncias sobre acusaciones de corrupción en su contra, que no hayan sido ventiladas por la justicia.

 

 

Así lo dijo

Para Diosdado Cabello, ni la Asamblea Nacional, en manos de la oposición, ni el Ministerio Público, que dirige Luisa Ortega Díaz, podrán impedir las decisiones de la ANC e indicó que una vez instalada la misma, ésta podrá tomar las decisiones que quiera y nadie las podrá objetar.

  • Según Diosdado, la ANC podrá también tomar una o todas las atribuciones de la actual Asamblea Nacional y “por eso los de oposición se niegan a participar”.
  • Indicó que la Asamblea Nacional Constituyente podrá “tomar las decisiones que quiera” y nadie las podrá objetar.
  • Cabello propuso que la inhabilitación de opositores “de por vida” si llegan a “conspirar” contra el Gobierno. “Hay que llevar a la ANC que todo el que haya atentado o atente contra la ANC sea inhabilitado de por vida políticamente”.
  • Destacó que “los poderes constituidos no podrán impedir las decisiones de la Asamblea Nacional Constituyente”.

 

 

Noticias Relacionadas:

Quiénes Somos | Estructura Corporativa | Aviso Legal | Dónde Llegamos | Contacto

Copyright © 2014. Editorial Diario Los Andes. Venezuela | RIF: J-09003756-0

Powered by:Venetech Smart Solutions