DLA - Agencia | 8/05/2017 | 10:26 am
“Protestas empiezan a dejar grietas en el oficialismo”
Rosalinda Hernández C..-

El descontento civil en las calles venezolanas de abril de 2017, visto desde la óptica de la sociología, podría traer al país un nuevo rumbo y la restitución del hilo constitucional, siempre y cuando se logren diversificar los mecanismos para manifestar el rechazo al Gobierno de Nicolás Maduro

Rafael Uzcátegui, sociólogo y coordinador general del Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (Provea), ofreció al Semanario Los Andes una visión amplia y detallada del panorama de protesta y conflictividad que vive el país.

Para el especialista, aunque la manifestación generalizada de calle ha tenido víctimas qué lamentar; viendo el lado positivo, Venezuela se vuelve a activar y podría estar a las puertas de un renacer y del restablecimiento de la institucionalidad.

¿Qué positivo ha tenido hasta ahora la protesta de calle?

Cuando se hace una comparación entre las protestas actuales y las del 2014, vemos que existe actualmente menos diversificación en los mecanismos de protesta. En el 2014 Provea registró 21 formas diferentes de protestar y ahora solo se han detectado, 9 y entre ellas tienen mucho peso las marchas y concentraciones que no la tuvieron en el 2014.

Aquí se está insistiendo en el descontento con la gestión de Nicolás Maduro. Hay un crecimiento del análisis político de los manifestantes porque la gente cuenta con un dato irrefutable que es el 6 de diciembre de 2015, cuando la diferencia cualitativa fue importante entre oposición y Gobierno.

Se está reiterando con las marchas el carácter mayoritario de descontento con la gestión de Nicolás Maduro y quienes apoyan al Gobierno son minoría.

El segundo mensaje que se ha podido posicionar, gracias a la estrategia pacífica y no violenta emitida por quienes ejercen en el momento un liderazgo importante, (los diputados a la Asamblea Nacional), es la de los manifestantes pacíficos enfrentados a los mecanismos de represión del Estado.

Esto ha logrado activar a nivel internacional el carácter pacífico de la protesta en contraste con la represión desmedida, lo que ha logrado que sea moralmente necesario que personas cercanas al proyecto de Gobierno tengan que deslindarse públicamente de él.

¿Se ha logrado alcanzar el objetivo?

Se han comenzado a generar algunas grietas dentro del movimiento oficialista y se cree que en la medida que la gente continúe en la calle en defensa de la constitución de 1.999, se va a agrandar el abismo entre quienes se consideran seguidores de Hugo Chávez y tienen un grado de crítica ante la actual gestión de Gobierno, y eso se ve representado en la actuación de la Fiscal General y entre quienes son defensores del Gobierno de Nicolás Maduro.

La expresión de un chavismo descontento es necesaria para poder permitir la transición en la historia de otro momento país.

La fecha de unas elecciones regionales será una conquista para el actual movimiento de protesta porque están suspendidas de manera indefinida, debido a la impopularidad del Gobierno venezolano.

La demanda de la aprobación de un calendario electoral es suficientemente ambigua para incorporar tanto elecciones regionales como las nacionales que son contrapuestas.

En Provea no estamos de acuerdo con las elecciones generales adelantadas porque no está planteado en la Constitución y para que sea constitucional, se debe modificar la carta magna a través de un proceso que puede durar mucho más tiempo y que puede resultar más traumático que un proceso progresivo de ocupación de espacios democráticos mediante la realización de las elecciones que están pendientes.

 Luego de esto, si hay músculo ciudadano que lo solicite, se puede continuar con la petición de referendo revocatorio que sigue siendo un derecho de los venezolanos y un grueso de la población continúa deseando mantener ese proceso.

¿La dirigencia política pide elecciones generales. Cuál es su opinión?

Los voceros de los partidos políticos deben dar mayor contenido a esta exigencia del calendario electoral.

El temor de la ciudadanía puede ser que al anunciar un cronograma electoral el liderazgo político pida el cese de las movilizaciones de calle.

Para nosotros, desde Provea no es antagónico pedir más y mejores elecciones (no solo anunciarlas), en qué condiciones se realizan y con cuál CNE, y por eso creemos que en cualquier instancia la gente debe continuar movilizándose.

Se debe seguir en la calle exigiendo no solo mejores condiciones electorales; sino también el canal humanitario para el acceso a medicamentos y medicinas.

¿Cree que la gente va a continuar en la calle o se va a enfriar?

Es sorprendente lo que ha sucedido en pocos días. En diciembre y enero el clima político y social en Venezuela era de pesimismo, desasosiego y las pocas convocatorias de calle que se hicieron eran pequeñas.

El golpe al Parlamento nacional vino a oficializar lo que ya existía, la erosión de las competencias de la Asamblea Nacional  por la vía de los hechos.

La reacción de la gente no solo ha sido salir a la calle a protestar masivamente; sino hacerlo con energías a pesar de la represión y de los anuncios inhibitorios por parte del Gobierno de Nicolás Maduro, la gente persiste en la calle.

¿Cuánto tiempo puede durar este estado de ánimo?

En la diversificación de la manera de protestar está el secreto porque hay que valerse de otros mecanismos distintos a la marcha para no cansar al ciudadano que desea el retorno de la democracia.

Las asambleas ciudadanas para discutir las cuatro principales propuestas que se han lanzado; restitución de poderes de la Asamblea Nacional, cronograma electoral, canal humanitario y libertad a los presos políticos, y determinar qué puede hacerse en el futuro porque todas las personas tienen un experiencias de participación y pueden dar aportes.

Ningún movimiento como el que hasta ahora se ha hecho, se garantiza o es infinito en el futuro. El Gobierno está jugando al desgaste o que se degrade el movimiento ciudadano estimulando acciones de protesta, enviando mensajes de provocación para que los manifestantes reaccionen de manera agresiva; como los decretos emanados desde la Gobernación del estado Vargas en el centro del país y el gobernador José Gregorio Vielma Mora, en el estado Táchira, que lanzaron comunicados por encima de lo establecido en la Constitución nacional.

¿Hasta dónde podrá el Gobierno criminalizar la protesta?

Sembrar terror en los manifestantes, alentar actitudes violentas y mostrar al mundo que quienes los adversan respaldan acciones terroristas es el plan del Gobierno.

El hostigamiento digital a dirigentes políticos y estudiantiles por parte del Gobierno busca criminalizar las acciones de calle.

Provea considera que hasta el momento ha sido exitosa la manifestación, salvo por el número de fallecidos que ocurre porque el Gobierno no respeta el derecho a la manifestación pacífica  y ha cerrado paso a los marchistas para que reclamen en las instancias gubernamentales sus justos derechos.

Pero sí creo que las movilizaciones de calle han logrado victorias parciales, han conquistado espacios, han emitido un mensaje en torno al deseo de cambio pacífico y democrático de los venezolanos. 

Noticias Relacionadas:

Quiénes Somos | Estructura Corporativa | Aviso Legal | Dónde Llegamos | Contacto

Copyright © 2014. Editorial Diario Los Andes. Venezuela | RIF: J-09003756-0

Powered by:Venetech Smart Solutions