DLA - Agencia | 8/05/2017 | 10:01 am
Llamado a Asamblea Nacional Constituyente genera suspicacia
Mariana Duque.-

Mientras el Gobierno nacional insiste que con la Asamblea Nacional Constituyente buscan establecer el Poder Comunal para darle más valor al pueblo; analistas políticos y dirigentes de oposición indican que se busca acabar con la Constitución de la República de 1999, para darle paso al Plan de la Patria

La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela –Crbv- del año 1999, convocada a través de un proceso constituyente por el fallecido presidente y líder de la “revolución bolivariana”, Hugo Chávez, parece entrar en un proceso de agonía 18 años después. La instalación de un Estado comunal, el fortalecimiento del Plan de la Patria, e incluso la instauración de una dictadura, parecen ser las premisas que se tejen al lado de la propuesta del presidente Nicolás Maduro de una Asamblea Nacional Constituyente –ANC-.

“Convoco al poder constituyente originario para lograr la paz que necesita el país, para derrotar el golpe fascista, una Constituyente ciudadana, no de partidos políticos. Una Constituyente del pueblo”, expresó el Jefe de Estado durante su alocución con motivo de la conmemoración del 1ero de mayo, “Día del Trabajador”.

Según dijo, el objetivo es refundar el Estado, construir un sistema económico “post petróleo” y constitucionalizar a los consejos comunales y comunas. Para ello nombró una comisión integrada por 12 personas, la cual estará presidida por el ministro de Educación, exvicepresidente de la República y exministro de las Comunas, Elías Jaua, a quien acompañarán la canciller Delcy Rodríguez; y la primera Dama y diputada a la Asamblea Nacional, Cilia Flores.

Se desconoce cómo se desarrollará este proceso constituyente, aunque Maduro mencionó el voto universal y secreto, y aseguró que pasará un cronograma al Consejo Nacional Electoral –CNE-. Precisó que estará conformada por 500 miembros, de los cuales al menos la mitad será electa por la “base de la clase obrera”.

¿PODER COMUNAL, PLAN DE LA PATRIA O DICTADURA?

Diversas reacciones se han generado a partir del anuncio presidencial. Para el presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges, este es el golpe de Estado más grave de la historia venezolana porque el presidente Maduro estaría disolviendo la democracia y la República. A su juicio, se trata de un “asesinato al legado de Chávez, que es la Constitución”.

Sustituir la Carta Magna por Plan de la Patria y así establecer la dictadura, sería el objetivo, según los puntos coincidentes entre los análisis de la exmagistrada del Tribunal Supremo de Justicia –TSJ-, Blanca Rosa Mármol, y del abogado constitucionalista, José Vicente Haro.

“La convoca sin el libre ejercicio del derecho a elegir y donde los ciudadanos van a votar en segundo grado y teledirigidos; esto quiere decir que los minusválidos serán representantes de un sector, los trabajadores representarán otro sector y por candidatos predeterminados, por lo que no será una constituyente libre”, explica Mármol al “Semanario Los Andes”.

Precisa que al convocar la constituyente, el Mandatario nacional se cuida de decir que es originaria cuando en realidad no lo es porque fue convocada por la autoridad constituida, en este caso el Presidente de la República, y la originaria es la convocada por la ciudadanía, como lo establece el artículo 347 de la Constitución de la República.

A su parecer, esta es la reacción de Nicolás Maduro ante el rechazo mostrado por los venezolanos a través de movilizaciones de calle, por “el golpe de Estado” dado por la Sala Constitucional del TSJ, al dejar sin funciones al único poder constituido por la vía electoral.

Por su parte, José Vicente Haro manifiesta que la Asamblea Nacional Constituyente es ilegítima e inconstitucional, por pretender imponer el Plan de la Patria. “Nadie caiga en trampas. Asamblea Constituyente convocada por Maduro tiene como objetivo destruir la Constitución e imponer Plan de la Patria”, dice, al agregar que esta convocatoria pretende imponer la reforma constitucional rechazada por los venezolanos en el año 2007.

Destaca que se pretende “terminar de hacer lo que ha hecho la Sala Constitucional, destruir la Constitución y AN”.

Ante la duda de si se llamará a una elección para desarrollar la ANC, el rector del CNE, Luis Enrique Rondón, explicó que la facultad del Presidente para hacer la convocatoria a la Constituyente no puede desatender los principios básicos del voto, como la universalidad, que según el artículo 63 de la Crbv, “es el derecho a votar de todos los venezolanos sin distinción de raza, sexo, creencias o condición social”.

“Plantear métodos especiales para conformar ANC, no previstas en la Crbv, impide el derecho de los venezolanos a elegir a sus representantes… Elecciones corporativas cambian el sufragio, ejercicio directo de soberanía ciudadana, por grupos o gremios contrariando la Carta Magna… Ante la crisis que atraviesa nuestro país, es esencial cumplir con la Constitución”, escribió en su cuenta en twitter.

NO SE SUSTITUYE

La sustitución de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela del año 1999 no estaría planteada con el proceso constituyente, según lo afirmado por el abogado constitucionalista, Hermann Escarrá, quien explica que se busca es abrir espacios y ampliar para su perfeccionamiento.

“Nosotros no estamos sustituyendo la Constitución, como ocurrió en el 61,  lo que se quiere es que los nuevos sujetos constitucionales, que las formas de gestión de Gobierno puedan ampliarse con rango constitucional”, agrega.

Insiste en la versión presidencial de que no hay otra manera para la resolución del conflicto porque las posibilidades de diálogo se habrían agotado. Desde su criterio, el presidente Maduro actuó como “un estadista”.

La paz nacional, la incorporación de la juventud y la importancia de la seguridad y defensa de la nación, con una política exterior dirigida a impedir actos de injerencia contra la Patria, formarían parte de los objetivos de este nuevo proceso nacional.

A pesar de que en un principio el Presidente de la República afirmó que los partidos políticos no participarían en este proceso, el ministro Elías Jaua anunció que fue instruido para invitar a todas las toldas para exponerles la convocatoria a la Constituyente, y que esta semana iniciará una fase de consultas con todos los sectores de la sociedad. Afirma que la idea es alcanzar “un mínimo de estabilidad política antes de unas elecciones”.

PARLAMENTO COMUNAL

Después de que la fracción de la Mesa de la Unidad Democrática –MUD- ganara la mayoría de escaños en la Asamblea Nacional, el 6 de diciembre de 2015, el Gobierno nacional nombró un “Parlamento Comunal” que tendría como objetivo –según el mismo Maduro- un poder que le permita al pueblo disponer de recursos, jefaturas, toma de decisiones, leyes y formas de vida, lo que sería un preámbulo a lo establecido en el Plan de la Patria con la instalación del Poder Comunal.

La oposición continúa llamando a los ciudadanos a mantenerse en la calle, por considerar que esto es la continuación del golpe de Estado iniciado por la Sala Constitucional del TSJ a través de las sentencias 155 y 156, que despojaba de sus funciones al parlamento nacional.

Los artículos 347, 348 y 349 de la Carta Magna establecen cómo se lleva a cabo el proceso constituyente; sin embargo, el artículo 350 destaca que: “El pueblo de Venezuela, fiel a su tradición republicana, a su lucha por la independencia, la paz y la libertad, desconocerá cualquier régimen, legislación o autoridad que contraríe los valores, principios y garantías democráticas o menoscabe los derechos humanos”.

 

 

 

 

Noticias Relacionadas:

Quiénes Somos | Estructura Corporativa | Aviso Legal | Dónde Llegamos | Contacto

Copyright © 2014. Editorial Diario Los Andes. Venezuela | RIF: J-09003756-0

Powered by:Venetech Smart Solutions