DLA - Agencia | 8/05/2017 | 9:07 am
El arte responde a necesidades individuales
Yulliam Moncada | Foto: Obra de Hender Rodríguez.-

A propósito del Día  Internacional del Arte celebrado el pasado 15 de abril, y el Día Nacional del Artista Plástico en Venezuela, fechado el 10 de mayo  en honor al  “Mago de la luz”,  Armando Reverón, tres artistas tachirenses reflexionan  en torno  al arte y su utilidad

Han pasado 100 años desde que Marcel Duchamp envió un  urinario a una muestra organizada por la Sociedad de Artistas Independientes de Nueva York 1917, lo tituló La Fuente (Fountain) y lo firmó como “R. Mutt”, iniciando  una auténtica revolución en el mundo del arte al sacar un objeto común y llevarlo  a otro contexto presentándolo  como una obra de arte. De esta manera rompió con los cánones establecidos  abriendo paso a los cambios conocidos como vanguardias.

Hoy, la controversia sigue vigente. ¿Qué es el arte, y para qué sirve? es tema de discusión a diario incluso entre los mismos artistas. De allí que se haya pedido a tres exponentes de diferentes disciplinas  artísticas en la entidad que respondan a estas interrogantes desde su experiencia particular, dejando entrever que el  concepto de arte responde a necesidades individuales, y muy humanas.

El arte transgresor. Ender Rodríguez, artista plástico

¿Qué es el arte?

Te respondería que depende de muchos factores.  Lo que para mí es artístico, por ejemplo, un cuerpo terriblemente deforme en una masa deforme y muy rica en texturas y color, con elementos grotescos y animales, y metida toda perfectamente en una jaula dentro de una lujosa oficina de venta de arte; eso es para otra persona un  irrespeto a las supuestas “autoridades del arte” o al arte mismo.  Para un señor, arte es ese cuadro que venden en la calle, y es una defectuosa copia de una no tan interesante copia, y de otra supuesta copia; y así por el estilo.  Para una abuela un niño Jesús es todo el arte infinito y punto. Y así puedo seguir dando ejemplos.  Arte también podría ser algo más que la contemplación de una escultura o mural y que la gente asume como “bello” o le causa emoción.  Que tal, por ejemplo un Simón Bolívar gigante, flacuchento y hambriento pidiendo limosna realizado magistralmente y puesto en una plaza pero hecho en bronce a escala humana. Como te digo, ese concepto ha estado y está en constante análisis, sometido a cambios por la criticidad necesaria y es producto hasta de polémicas por la subjetividad involucrada e intereses en juego. 

¿Para qué sirve el arte?

Para muchísimas personas el arte sirve porque es algo terapéutico, resiliente y liberador, algo valioso. Para otros, sirve porque genera provocación, reflexión abundante y transgresión, transformaciones sobre todo cuando nos conecta como seres o nos eco-humano-espiritualiza. A mí me encanta cuando se siente o conecta lo estético, y las imaginerías al propio cuerpo, a “ser parte de”, a la experienciación, a lo identitario, a la convivencia e invivencia transformadora.  

¿Te consideras un artista?

A veces sí, a veces no. A veces me siento un “dizque-artista” como mis amigos colegas colombianos con los que hacemos proyectos en conjunto.  A alguna gente le agrada lo que hago, a otros no. No sé si eso es ser artista.  Me da risa ese asunto, por los problemas del ego y la cosa. 

El arte comunicativo. Gregory Pino, cantante lírico

¿Qué es el arte?

El arte es  la forma de comunicación más alta lograda por el hombre, desde expresiones divinas como la de impresionantes genios: Mozart, Da Vinci, Cortázar; hasta la obra de ingenuas manos o ingenuas voces que nos podemos topar caminando por Barrio Obrero.

¿Para qué sirve?

 El arte es oportunidad de mostrarnos y reconocernos, tal vez, como realmente quisiéramos ser.

¿Eres un artista?

Y sí, soy un artista en procura

 

El arte sensorial. Pedro  Luis Duque, payaso