DLA - Agencia | 1/05/2017 | 8:52 am
La violencia se apoderó de la calle
Mariana Duque.-

La violencia se ha apoderado de las calles tachirenses. Manifestantes, cuerpos de seguridad y grupos desconocidos en motocicleta han puesto de manifiesto su intolerancia en medio de acciones de protesta que no se detienen

Perdigón, piedra, bomba lacrimógena, bomba molotov, escudos, capuchas, máscaras antigas, forman parte del arsenal que a diario se ve en las marchas o manifestaciones convocadas por la oposición venezolana, en el marco de sus exigencias por la celebración de elecciones generales, el restablecimiento del hilo constitucional, la destitución de los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia –TSJ-, entre otros.

El derecho a la protesta, establecido en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela –Crbv-, está en entredicho. Manifestaciones pacíficas son replegadas con las fuerzas del orden público y otras se tornan violentas y terminan ocasionando daños al patrimonio público, calles, avenidas y obstaculizando el derecho a la libre circulación.

Ciudadanos armados, desconocidos, sobre motocicletas o sin ellas, han dejado heridos y muertos; mientras que los organismos de seguridad, ya sea Policía Nacional Bolivariana –PNB-, Policía del Táchira y Guardia Nacional Bolivariana –GNB-, no usan la persuasión como el primer método de levantamiento de manifestaciones.

La violencia se ha apoderado de las calles y ha dejado un saldo negativo en el país, del que el Táchira no ha escapado, con dos fallecidos. Según la fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz, 26 personas han fallecido de forma violenta del 3 al 24 de abril, 22 adultos y 4 adolescentes, otros 437 han resultado lesionados y 1289 manifestantes detenidos. El presidente de la República, Nicolás Maduro, informó la noche del martes que eran 29.

MUERTES, HERIDOS Y SAQUEOS

Las protestas de esta semana enlutaron la región andina. En Táchira se reportó la muerte de Efraín Sierra Quintero, quien recibió un disparo en el estómago cuando intentaron robarle su moto en una barricada, de acuerdo a información suministrada por el gobernador del estado, José Gregorio Vielma Mora.

Al finalizar el “plantón” convocado por la Mesa de la Unidad Democrática –MUD- el lunes 24 de abril en el Táchira, quedó un registro de saqueos, heridos y daños a instituciones. La ciudad amaneció con algunas barricadas, rastros de basura y aceite quemado en las calles. Tres tiendas de un supermercado en la avenida Rotaria fueron saqueadas, se registraron robos en viviendas en el municipio Cárdenas, a transeúntes en San Cristóbal, y reportaron enfrentamientos entre manifestantes y cuerpos de seguridad en varias zonas.

El mandatario regional ofreció un balance de 3 civiles y 2 efectivos militares heridos mientras intentaban levantar barricadas. Entre los civiles: Wander Laguado con impacto de bala en el codo izquierdo, Jackson Barrera con impacto en una la rodilla y Armando García, con herida por arma de fuego en el pie izquierdo; mientras que los castrenses afectados fueron: el Sargento Primero del Ejército, Joel Germán Leal Gómez, herido por una guaya; y el Guardia Nacional Miguel José Moreno Santana, herido en el rostro en El Palmar de La Copé.

Denunció también “ataques terroristas premeditados” en: En la Unidad Educativa “Grupo Miranda”, en el liceo Román Cárdenas del municipio Capacho Nuevo, en la Escuela Especial de Junín y en la Biblioteca Pública “Juan Germán Roscio”, donde se habrían robado todas las computadoras.

El ataque a las instalaciones de la Policía Comunal del sector Patiecitos, municipio Guásimos; el ataque con bombas molotov al 2205 Batería de Morteros “Cnel. Andrés Linares” en La Grita, municipio Jáuregui; la quema de las instalaciones del Saime de Rubio, municipio Junín; la arremetida con bombas molotov a la Prefectura de Codero, municipio Andrés Bello; y el ataque a piedras a dos unidades de TransTáchira en Guásimos y San Cristóbal, formó parte del reporte.

El concejal del municipio Andrés Bello, Franklin Gómez, fue detenido por atacar a un policía y herir a un Coronel, según el mandatario.

ESTADO ANÓMICO Y ANÁRQUICO

A juicio del abogado y exdirector de la Policía del Táchira, Jesús Alberto Berro, los protocolos establecidos por la legislación venezolana tanto para los manifestantes como para los cuerpos de seguridad no se están cumpliendo, por lo que se estaría en presencia de un “Estado anómico y anárquico”, por la ausencia de normas y de Estado.

Recuerda que la manifestación es el ejercicio legítimo de un derecho político que tiene carácter fundamental, un derecho humano, reconocido a nivel de la universalidad; pero no es absoluto; es decir, quien manifiesta está limitado por la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela en su artículo 68 que establece que: “Los ciudadanos y ciudadanas tienen derecho a manifestar, pacíficamente y sin armas, sin otros requisitos que los que establezca la ley. Se prohíbe el uso de armas de fuego y sustancias tóxicas en el control de manifestaciones pacíficas. La ley regulará la actuación de los cuerpos policiales y de seguridad en el control del orden público”.

También lo regula la Ley de Partidos Políticos, Manifestaciones y Reuniones Públicas, que desarrolla programáticamente el artículo 68 constitucional, marcándole una pauta, un protocolo al ciudadano.

“Si yo voy a manifestar, debo participarle a la primera autoridad civil con 24 horas de anticipación, que no es pedir autorización, ni permiso. Debo señalar cuál es el itinerario ruta, cuál es el espacio geográfico que voy a ocupar, quién es el responsable, debo hacer publicidad en medios, y señalar cuál es el objeto legal de esa manifestación, para que la primera autoridad civil tome las previsiones, ya sea de sentarse con los manifestantes para conocer qué ocurre y subsanar el problema, o en todo caso armar el apresto operacional, la logística, la capacidad física instalada, con el talento humano, recursos policiales, de siniestralidad, bomberos, paramédicos, para garantizar que esa manifestación se lleve a cabo sin trauma alguno. Es decir, el aparato policial se suma a proteger a esa huelga”, explica.

Los datos de la marcha con el nombre y número telefónico del responsable deben ser explicados en una carta, que será entregada a la primera autoridad civil.

Indica Luis Berro que el venezolano se ha habituado producto de la crispación, a hacer la protesta de manera improvisada y súbita, las organizaciones, el ciudadano o el grupo, no toman en consideración estas previsiones; sino que trancan la calle con cauchos, alcantarillas, obstaculizan, queman y se paran allí. “Eso lo quieren tildar de pacífico, y no, la violencia no es agarrar una piedra y lanzársela a otro para partirle la cara, la violencia es que precisamente violente, vulnere, afecte el derecho al tránsito, a la tranquilidad ciudadana”, acota.

A su juicio, hay ausencia de un líder que sea oído, que sepa conducir para que no aparezcan sujetos encapuchados tirando piedras y quemando cauchos.

ACCIÓN POLICIAL

La autoridad policial debe no repeler la manifestación al ser pacífica y sin armas. La Carta Magna prohíbe al cuerpo policial utilizar armamento y gases tóxicos, si no es necesaria la dispersión.

“Hay resoluciones y disposiciones legales de cómo actuar el cuerpo de Policía ante la presencia de manifestaciones. Una de las técnicas que se recomiendan es la denominada Updf, Uso proporcional y necesario de la fuerza, que significa seguir toda una escala empezando por la persuasión, la disuasión, el diálogo, consenso, tratar de armonizar, seguir con técnicas blandas, técnicas duras y en última instancia el uso de fuerza letal, si se hace necesario, pero es la última razón. Eso incluso va para con los militares, porque de acuerdo a la Ley de Coordinación de Seguridad Ciudadana, los militares cuando cumplen funciones policiales, cuando se trata de manifestaciones quedan subordinados a la autoridad civil correspondiente”, agrega Jesús Berro.

A su juicio, en este momento no existe represión, sino un tema delincuencial que rebasa los límites de la actividad institucional, por cuanto habrían conductas facinerosas, con fuerza policial cometiendo robos y atropellos, y permitieron la acción de grupos armados.


El Gobernador denuncia

A través de su cuenta en twitter @VielmaEsTachira:

Beatriz Mora es quien está a cargo del grupo Javu, responsable por atracos, cobro de peaje y ultraje al pueblo tachirense en autopista SC.Sabemos que Danny Ramírez está a cargo de focos de violencia apostados frente al liceo Román Valecillos #LaDerechaEsPuroParo.

Kevin Rojas (VP) está a cargo de los focos de violencia en la Av. Rotaria #LaDerechaEsPuroParo.

Hasta un mortero encontramos durante patrullaje preventivo en el Mcpio. Jáuregui ¿son estos elementos para una manifestación pacífica?

VÍCTIMA FATAL: Con profundo DOLOR comunico al pueblo del Táchira la muerte del joven revolucionario Efraín Sierra Quintero #HampaMUD

Este muchacho recibió un TIRO en el estómago cuando intentaron ROBARLE su moto en una de las BARRICADAS de los grupos TERRORISTAS #HampaMUD

Hoy asumimos liberar nuestras calles del terrorismo. Hemos removido un total de 450 toneladas de escombros #HampaMUD

ALIMENTACIÓN: Tenemos 1.123T de alimentos listas para distribuir, pero debido a los focos de violencia q obstruyen las vías de acceso.

A los municipios Panamericano, Junín, Cárdenas, Capacho Nuevo, Andrés Bello, Guásimos,  no hemos logrado llevar el alimento.

Todo esto sucedió durante 2 días donde la MUD terrorista violentó los derechos de los tachirenses  #HampaMUD

 

Noticias Relacionadas:

Quiénes Somos | Estructura Corporativa | Aviso Legal | Dónde Llegamos | Contacto

Copyright © 2014. Editorial Diario Los Andes. Venezuela | RIF: J-09003756-0

Powered by:Venetech Smart Solutions