DLA - Agencia | 1/05/2017 | 8:31 am
Inestabilidad política repercute en la economía
Rosalinda Hernández C..-

Empresas y comercios trabajando a media jornada, conatos de saqueos, ausentismo laboral, el transporte público operando apenas al 15% de su capacidad y un clima de volatilidad cambiaria, es la cara de la protesta en el Táchira

La serie de protestas de los últimos días en el país en contra del Gobierno de Nicolás Maduro y sus medidas, está trayendo  consecuencias desfavorables a la economía nacional y regional. La incertidumbre  e inseguridad reinante no han permitido laborar con normalidad, paralizando las actividades económicas. El ejemplo más notable es la caída en la cotización del bolívar con respecto al peso colombiano en la frontera.

No se cuantifican aún las cifras de cómo estaría afectando la situación política y social  al comerciante y empresario tachirense; lo que sí se ha podido apreciar en el sector comercial de San Cristóbal es un cierre parcial de comercios luego del mediodía, situación que provoca inconvenientes no solo en el comerciante sino también en el consumidor.

“Los comerciantes estamos claros que el reclamo hecho por los ciudadanos es justo. Tenemos una Constitución y desde diciembre de 2007 está en desacato,  porque un modelo que fracasó en el referendo consultivo se está tratando de imponer a rajatabla”,  señaló Pietro Ceniccola, presidente de la Asociación de Comerciantes y Empresarios de San Cristóbal.

Hasta en las sedes bancarias la situación se puede palpar. A pesar que manejan un horario extendido, por la ausencia de clientes han quedado limitados a las horas del mediodía. La cantidad de personas que acuden a hacer transacciones ha descendido, evaluó Ceniccola.

En respuesta a ¿hasta cuándo sería sostenible mantener la situación al comerciante que tenga que cubrir una nómina diaria, con trabajadores que no pueden llegar a sus sitios de trabajo y la poca productividad que hay? El también vicepresidente de Fedecámaras señaló que el empresario venezolano siempre ha estado comprometido con los trabajadores y hacen un gran esfuerzo para pagar la nómina. Sin embargo, “si la situación se continúa complicando, llegará un momento en que se hará imposible pagar. A esto se ha llegado por las políticas gubernamentales adoptadas”.

Quienes poseen negocios en la zona comercial de residencias “El Parque”, emblemático lugar de protestas en San Cristóbal, afirmaron que la afluencia de compradores ha disminuido considerablemente.

“La gente no está saliendo a comprar, quizá por temor, situación que afecta nuestras ventas en más del 60%. Nosotros hemos tenido que cerrar los negocios algunas veces por la inseguridad y el temor a un saqueo, hay días que es preferible no abrir”, precisó la propietaria de un negocio de embutidos y charcutería ubicado en la avenida 19 de Abril.

Señaló la comerciante que los precios de los productos han aumentado considerablemente y que cada semana los  precios se incrementan entre un 25% a un 35%.

El temor a ser robados, saqueados o tal vez asesinados, ronda en el grande y pequeño comerciante. Aunque las quejas son las mismas y generalizadas, pocos se atreven a poner su rostro frente a una cámara y declarar su temor; según los consultados, “pueden convertirse en blanco de grupos armados”.

Los alimentos por las nubes

La capital del Táchira se encuentra en el ranking de las seis ciudades con mayor inflación del país y con los hechos que se presentan actualmente, hay demora en los despachos de mercancías, se retrasan compras y pedidos, lo que eleva en el mercado el factor especulativo que alza los precios y aumenta el índice inflacionario que en San Cristóbal se encuentra entre un 20% a 30%, precisó el economista Aldo Contreras.

En el Táchira por estar ubicado en frontera, entre un 75% a un 85% de los productos de primera necesidad que se consumen son importados de Cúcuta y el tipo de cambio o la paridad cambiaria bolívar/peso, debido a los mensajes de incertidumbre que envía la situación política y social del país, hace que el bolívar pierda valor y el costo de los productos alimenticios aumente, explicó el especialista.

“El sector de alimentos y repuestos es el más especulativo y el que  mayormente se ve afectado; además el que tiene la mayor demanda por parte del tachirense. Aumentan los precios todos los lunes, aunque dependiendo del tipo de cambio puede aumentar cada hora”.

Esto significa un retroceso en la economía nacional, específicamente el estado Táchira se  ha visto acrecentado porque tanto en las protestas del 2014, como en las actuales se ha acentuado la crisis, explicó el economista.

80% del transporte en resguardo

Casi un mes de las manifestaciones en San Cristóbal,  el Sindicato de Transporte Público no solo lamenta la situación de pérdidas económicas que registran diariamente que ya se eleva entre un 70% a 80%.

“Hemos tenido pérdidas económicas pero lo que nos mantiene más preocupados son las amenazas contra las unidades y los operadores. A uno la inseguridad ya lo atemoriza porque le da miedo hasta que algo le suceda a los pasajeros”, señaló Víctor Velazco, presidente del Sindicato del Transporte del estado.

Solo un 15% del transporte se ha mantenido activo y la mayor ausencia se presenta en las líneas suburbanas; pero aseguran que así se mantendrán hasta que no existan condiciones de seguridad para la movilización de pasajeros y las unidades.

“Si no hay seguridad hay que resguardar las unidades. No vamos a arriesgar  nuestro patrimonio, ni vamos a poner en riesgo la vida de nadie. La situación económicamente es difícil para todos, pero nuestro mayor problema en estos momentos es la inseguridad. No queremos que de pronto lleguen a quemar una buseta y le hagan daño a los pasajeros y al operador”, explicó.


 

Las protestas se sienten en frontera

 

Sin duda alguna la dinámica fronteriza e intrafronteriza se ve afectada con las protestas de calle que se generalizan en el centro y oriente del país.

La caída de la moneda nacional y el alza del dólar en relación al bolívar es consecuencia de los eventos registrados las últimas semanas. A finales de marzo el bolívar se cotizaba a 0.75 pesos colombianos por cada bolívar, al cierra de este reportaje la caída de la moneda nacional se aceleró al extremo de perder 10 puntos y ubicarse en 0.65 centavos de peso por un bolívar.

El intercambio comercial que se viene realizando en horas nocturnas desde septiembre del año pasado por el puente internacional Simón Bolívar que une a San Antonio del Táchira con Norte de Santander, con las protestas de calle se ha visto seriamente afectado.

“Las gandolas llegan a San Antonio en horas nocturnas, ahí tienen que ser estacionadas para que en la mañana siguiente se cumplan los trámites aduaneros de importación y continuar su destino. Esa transacción aduanera está paralizada porque esas gandolas no han podido cruzar debido a los trancones y la inseguridad que se ha generado en los últimos días”, explicó José Rozo, empresario aduanero de la frontera.  

En las últimas horas se ha notado la ausencia de aproximadamente un 80% de compradores venezolanos hacia Colombia debido a las protestas que no paran y los trancones que se han generado en las vías de acceso a los municipios de frontera (Capacho, Rubio, San Antonio).

“La gente ha dejado de ir a comprar a Cúcuta. Hay que tomar ciertas precauciones porque el pasado lunes 24,  las personas que fueron a Cúcuta a realizar compras de alimentos y medicinas tuvieron que pagar cualquier suma de dinero por regresar a San Cristóbal porque transporte público no había. Encima de eso, les toca caminar más de dos kilómetros para lograr hacerse a un cupo en un carro por puesto y en ese recorrido se registraron atracos”.  

Publicado en Los Andes Semanario del Táchira edición 63º

Noticias Relacionadas:

Quiénes Somos | Estructura Corporativa | Aviso Legal | Dónde Llegamos | Contacto

Copyright © 2014. Editorial Diario Los Andes. Venezuela | RIF: J-09003756-0

Powered by:Venetech Smart Solutions