DLA Columnas | 12/08/2017 | 1:00 am
Fraude constituyente

Por: Julio Borgues

La Encuesta sobre Condiciones de Vida (Encovi) realizada desde 2014 por profesionales de la UCV, Ucab y USB ha arrojado resultados profundamente graves. En sólo dos años, la pobreza pasó de 48% a 81% de los venezolanos, de las cuales 52% ha caído en pobreza extrema. Eso nos convierte en el país más pobre de la región superando a Haití.

Diez millones de venezolanos están comiendo menos de tres veces al día. El modelo en que el Estado se adueñó de todo para llenar los bolsillos de unos pocos mientras vació los del resto nos ha traído hasta acá. Las cajas Clap llenadas con alimentos importados cuyo costo es de ocho dólares, pero que son importadas a un sobreprecio de $35, es decir, por cada caja hay $27 que no se sabía dónde terminaban, y son vendidas con sobreprecio, son un claro ejemplo del modelo estatista que enriquece a unos pocos mientras empobrece al resto.

No sólo se observa la corrupción en el caso de las cajas Clap. Casos como el de Odebrecht, que salpican a varios gobiernos de la región, evidencian la denuncia mayor de sumas en sobornos, en el caso venezolano, en las obras paralizadas o con nulo avance. Allí está el por qué de impedir los derechos constitucionales a votar y de los diputados a legislar y controlar.

Fraude constituyente

“Lo que no logremos con los votos, lo haríamos por las armas”, expresó hace unas semanas Nicolás Maduro. Sus palabras se ven aseguradas por los hechos.

A punta de fuerza y sangre llevaron a un cabo una Constituyente fraudulenta. El primer fraude: la convocatoria, nuestra Constitución sólo permite al presidente la iniciativa de la Constituyente, es decir, proponerla para que luego, el único con poder para convocarla: el pueblo, decida hacerlo o no expresándose a través de referendo. Así, fraudulentamente, convocaron directamente a elegir a los constituyentes con unas reglas viciadas que harían que una minoría se quedara con la mayoría, por ello no convalidamos con nuestra participación tamaño fraude.

No conforme con ello, ante la abstención de más de 80% del país frente al fraude, quieren hacerle creer al mundo que participaron 8 millones de venezolanos. Ahora resulta que Nicolás Maduro tiene más votos que cuando fue elegido y eso, la verdad, nadie lo cree.

La agencia internacional Reuters, el banco de inversión Torino Capital y el monitoreo de la Mesa de Unidad Democrática nos señalan, claramente, que sólo habrían participado unos tres millones de electores, mucho menos de 20% de los inscritos para votar.

Smartmatic, empresa que durante más de 10 años ha manejado la infraestructura de votación, señaló que se anunció un millón de votos más a los que fueron marcados en sus máquinas. Siete millones de votos múltiples marcados en las máquinas ante la no presencia de testigos electorales y tinta indeleble. Asamblea y Fiscalía investigaremos tal delito. La verdad siempre sale.

Quiénes Somos | Estructura Corporativa | Aviso Legal | Dónde Llegamos | Contacto

Copyright © 2014. Editorial Diario Los Andes. Venezuela | RIF: J-09003756-0

Powered by:Venetech Smart Solutions