DLA Columnas | 18/06/2017 | 1:00 am
Terror y mentira como política de estado

Por: Ernesto Rodríguez

En el transcurso de la historia se ha comprobado que los regímenes totalitarios recurren al terror y la mentira de una manera patológica con tal de conseguir sus objetivos y mantenerse en el poder….¡Sobre todo cuando sienten que pueden perder ese poder!...¡Pero lo más espeluznante es que los seguidores de esos regímenes han aplaudido ese uso del terror y la mentira!

El autor italiano N. Maquiavelo (1469-1527) en su obra: ‘El Príncipe’ publicada de manera póstuma en 1532, recomienda el uso del terror y dice que las masas tienden más a respetar al gobernante poderoso y temido que al gobernante bondadoso (Cap. 17). Igualmente Adolf Hitler (1889-1945) era partidario de usar el terror y dijo: “La crueldad impresiona. La crueldad y la fuerza bruta. Al hombre de la calle le impresiona tan solo la fuerza bruta y despiadada. El terror es el medio político más eficaz. Yo no me voy a inhibir de usar el terror simplemente porque un hatajo de maricones burgueses se horroricen” (1).

La autora alemana Hannah Arendt (1906-1975) en su obra clásica sobre el totalitarismo: ‘Los Orígenes del Totalitarismo’ (1951) hizo una serie de señalamientos que son dignos de analizar. Vamos a reproducir fragmentos escogidos: “Los Nazis estaban convencidos de que hacer el mal en nuestra época tiene una fuerza de atracción morbosa […] La atracción del mal y el crimen para la mentalidad de la turba no es nada nuevo. Siempre se ha cumplido que la turba aplaudirá los hechos de violencia con el siguiente comentario de admiración: Puede ser algo vil pero es muy astuto” (Cap.10). En efecto, los movimientos totalitarios exigen lealtad total a sus seguidores: “En comparación con todos los otros partidos y movimientos, su característica más conspicua es la exigencia de una lealtad total, irrestricta, incondicional e inalterable del individuo miembro. Tal lealtad es exigida por los líderes del movimiento totalitario” (Cap. 10).

Citemos otro fragmento de la obra de Arendt: “Hay que añadir la terrible fascinación desmoralizante sobre la posibilidad de que monstruosas falsedades puedan establecerse como hechos incuestionables […] que la diferencia entre verdad y falsedad puedan dejar de ser algo objetivo y convertirse en una mera cuestión de poder y astucia, de presión y repetición infinita” (Cap. 10). 

Citemos otro importante fragmento: “La persona ideal para un gobierno totalitario […] es una persona para la cual la distinción entre hecho y ficción, y la distinción entre verdadero y falso ya no existen” (Cap. 13). Dicho en otras palabras, la persona ideal para un régimen totalitario es un ciudadano lerdo incapaz de analizar la realidad e incapaz de detectar las mentiras y las manipulaciones propagandísticas de ese régimen, es decir, un ‘borrego moral’ seguidor de lo que ese régimen imponga como objetivos políticos.

Asimismo, Hítler en su obra: ‘Mi Lucha’ (1924-1926) recomienda la utilización de las grandes mentiras y decía que las masas: “debido a la simplicidad primitiva de sus mentes, tienden más fácilmente a ser víctimas de una gran mentira que de una mentira pequeña” (Vol. I, Cap. 10).

Uno de los autores que mejor ha expresado el daño que sufre un pueblo sometido a la mentira y obligado a mentir, ha sido el escritor ruso Boris Pasternak (1890-1960) que sufrió la censura en la Urss y ganó en 1958 el Premio Nobel de Literatura. En su obra titulada: ‘El Doctor Zhivago’ (1957), el protagonista de la obra, es decir, el Dr. Zhivago, dice: “Tu salud se afectará si, día tras día, tú dices lo opuesto a lo que sientes, si te arrastras ante lo que te disgusta” (Cap. 15, sección 7). 

Es muy importante que nuestra población conozca las características típicas de un régimen totalitario precisamente para impedir que se pueda instaurar en nuestro país. NOTA: (1) Dicho por Hitler a Hermann Rauschning en ‘Conversaciones con Hitler’ (1933), reproducido en Hermann Rauschning (1940) ‘The Voice of Destruction. Hitler Speaks’. Cap. 6.

ernestorodri49@gmail.com

Quiénes Somos | Estructura Corporativa | Aviso Legal | Dónde Llegamos | Contacto

Copyright © 2014. Editorial Diario Los Andes. Venezuela | RIF: J-09003756-0

Powered by:Venetech Smart Solutions