DLA Columnas | 19/05/2017 | 5:14 pm
Una reflexión para el gobierno

Por: Héctor Díaz

El reporte de guerra que nos da el ministro de Interior y Justicia a diario, así como las innumerables informaciones que nos llegan vía redes sociales, es el mejor indicativo para mostrarnos un país en plena efervescencia volcánica en las principales ciudades y en la capital de la república, ya no solamente es el movimiento estudiantil como instrumento histórico de las revueltas sociales, ahora se incorporan sectores que habían estado muy alejados de la conflictividad, casos muy particulares el de los productores del campo, ganaderos, sector eclesiástico y la tercera edad. Una reflexión para el gobierno con esta incorporación de vastos sectores sociales a la protesta popular, democrática y civil debe encaminar a la alta jerarquía a mirarse hacia adentro y preguntarse ¿Qué está pasando y qué nos ocurrió en dieciocho años de gobierno? El agotamiento de un modelo político-ideológico que ya no da para más y llegó donde tenía que llegar, sus prácticas públicas desarrolladas hoy dejan una estela de los niveles más altos de corrupción administrativa, el graso error de haber incorporado a los militares al aparato burocrático, así como, a las estructuras del partido de gobierno donde las mafias están a la vista de la opinión pública; generar una organización desde las bases del pueblo, sin planificación previa y sin formación degeneró el concepto de la participación popular y el mejor ejemplo es la corrupción, el desvío y las mafias de complicidad en los centros de distribución de alimentos.

Otro elemento de reflexión para el gobierno debe ser los actos de impunidad generados desde sus propios tribunales, donde más de un ladrón de cuello rojo disfruta de sus riquezas mal habidas, del desfalco financiero, de las quiebras de empresas del estado que habían sido expropiadas pero que yacen en el cementerio de obras; la desviación ideológica que han caído importantes cuadros políticos, que luego que cometen todo tipo de fechoría se van para la cuna del imperio a disfrutar lo que le han robado a la república bolivariana de Venezuela; la dulce vida que llevan los dirigentes de la mal llamada revolución ya que para ellos no hay crisis lo que hay es opulencia, disfrute, lujo, fiestas y derroche. La reflexión tiene que ser con la mano en el pecho y aceptar la mea culpa de una crisis profunda donde se desmanteló todo el estado para darle paso a la anarquía, el atropello, la violación sistemática, a la poca capacidad para gobernar y aceptar la agonía de un cuerpo enfermo y cuyas consecuencias hoy la estamos sufriendo todos los venezolanos.

Escuchen señores del gobierno a sus antiguos asesores, a sus ex ministros que renunciaron porque tenían dignidad, a sus aliados que hoy dan gritos de angustia para que paren esa máquina demoledora de las esperanzas del pueblo; a importantes cuadros ideológicos de la izquierda como Marea Socialista, MAS, Bandera Roja, Ruptura, Tercer Camino, académicos marxistas que ven angustiados como la palabra socialismo, la esencia del pensamiento revolucionario es manoseado, violado ya que en nombre de ese socialismo revolucionario roban a manos llenas, acaban con vidas inocentes, saquean las pocas empresas que medio producen, violan los derechos humanos y mantienen a todo un pueblo pasando hambre y miseria.

Reflexionen señores del gobierno con la opinión internacional que hoy ve con tristeza lo que ocurre en nuestro maltrecho país, organismos bilaterales donde el presidente difunto Chávez jugó un papel trascendental para su creación, como Mercosur, el Alba, Caricom entre otros, hoy dan una alerta sobre la desviación del actual modelo y sus nefastas consecuencias en contra de la población. Presidente Maduro aprenda de Lula Da Silva que entendió que había que purgar el partido de los trabajadores de tanto ladrón y viva la pepa que tenían internamente; de Pepe Mujica, un icono de dignidad y de lucha en América Latina, de un Almagro que fue cuadro político de los Tupamaros y canciller de Pepe Mujica. Ha llegado la hora de reflexionar para salir como demócratas o salir como sátrapas y vulgares piratas y cuyo destino será la cárcel o el destierro por haber saqueado un país y haberle robado hasta las esperanzas y las ilusiones al socialismo libertario.             

hectordiaz63@hotmail.com

 

Quiénes Somos | Estructura Corporativa | Aviso Legal | Dónde Llegamos | Contacto

Copyright © 2014. Editorial Diario Los Andes. Venezuela | RIF: J-09003756-0

Powered by:Venetech Smart Solutions