DLA Columnas | 18/05/2017 | 1:00 am
El pueblo vence a los puputov

Por: Edgar Barreto

Con la aparición del puputov (Bomba de excremento, heces fecales) en la violencia fascista y terrorista, dejó bien claro la mentalidad de la ultraderecha venezolana en su acción y en su pensamiento. Sólo imaginen lo que es llenarle de pupú el rostro, el cuerpo a otro ser humano, un espacio físico. ¿Qué lectura puede tener? Es una terrible agresión a la dignidad humana, no sólo por lo denigrante, sino también por lo contaminante, lo humillante, lo miserable. Es el más alto nivel de miseria humana, de podredumbre mental y espiritual. ¿Hasta dónde han llegado? han llegado al más bajo del charquero, de las inmundicias de las cloacas.

He sido testigo y víctima a la vez de la agresión constante de éste sector desnacionalizado que no solo colocan la bandera al revés en sus “heroicas” batallas, sino que son capaces de agredir de infinitas formas a quienes no comulgamos con su ejecutoría terrorista, pero lo que es más grave aún, asesinan a sus propios seguidores para sin ninguna vergüenza acusar y señalar de sus atrocidades al gobierno y al presidente Nicolás Maduro. Tienen y reciben millonarias sumas de dólares, armas, logística para su accionar criminal constante. Se han convertido en mercenarios del imperio para dañar y destruir nuestra honorable Patria Bolivariana. Desarrollan un plan para hundirnos en la guerra civil, en la muerte y en la destrucción, desarrollando una estrategia de desconocer las instituciones y desgastarnos a través de la guerra psicológica despiadada que a más de uno le ha fundido el motor cerebral, provocando enfermedades de neurótomo y de locura evidente, disociación abierta. Es decir también son culpables de enfermar a seres humanos para colocarlos en el sufrimiento y en la pérdida de identidad, sentimientos y hundirlos en la degradación, la deshumanización y la traición a la patria.

Qué se puede hacer para evitar el camino de la violencia, del terrorismo, del fascismo. En primer lugar sobreponer la conciencia individual y colectiva por encima de la mezquindad, el individualismo, el egoísmo, la miseria humana, el desamor y el desarraigo. Se trata de darse tiempo para la reflexión, el análisis y la definición profunda por el camino de la soberanía nacional y la independencia. En segundo lugar y de gran importancia el fortalecimiento de la unidad cívico-militar como expresión sólida del camino patriótico revolucionario necesario para derrotar toda agresión y proyecto antinacional y antidemocrático; en tercer lugar el accionar programático, la ejecutoría correcta de la acción del gobierno junto a la movilización intensa y creativa del pueblo venezolano y todas sus fuerzas populares. Aquí no hay rendición, hay patria, vamos al diálogo popular, vamos a la Asamblea Nacional Constituyente, de calle en calle, de pueblo en pueblo.

Quiénes Somos | Estructura Corporativa | Aviso Legal | Dónde Llegamos | Contacto

Copyright © 2014. Editorial Diario Los Andes. Venezuela | RIF: J-09003756-0

Powered by:Venetech Smart Solutions