DLA Columnas | 21/04/2017 | 5:49 pm
Se va el chavismo. ¿Cuándo vuelve?

Por: Héctor Díaz

El modelo actual inspirado por Chávez se encuentra en los umbrales de una partida sin retorno, le ha llegado el sabor amargo del vencimiento y ya no hay vueltas atrás. Es una despedida sin fanfarria, sin alegría, sin el sonido de las mañanitas; aquel movimiento que se sembró en el corazón del pueblo con un discurso esperanzador, lleno de ilusiones, que le hizo brotar lágrimas a más de un venezolano que lo veía como una nostalgia inspiradora para renovar al país, pero que hoy, se volvió un enemigo de aquellas mismas esperanzas ya que su dirigencia política entendieron más de beneficios personales, que en la esencia misma de las luchas de un pueblo.

Quienes ayer fueron firmes defensores de los derechos humanos, y hoy ostentan cargos, se han convertido en vulgares burócratas de un aparato militarista, así como cuidadores de una ideología trasnochada que pretende reeditar las viejas prácticas estalinistas de la mediocridad social; aquellos líderes defensores de la autonomía universitaria hoy convertidos en inquisidores, violadores y asesinos del movimiento estudiantil, así como, interventores y trasgresores de la histórica libertad académica. Dirigentes que se hacían llamar de izquierda o socialistas revolucionarios, pero que al llegar al poder, se dejaron deslumbrar por la riqueza fácil, el ego del mando, la dulce vida que proporciona el estado y lo más lamentable, la traición visceral de sus sentimientos y formación de años, hoy puesta al servicio del bandolerismo y el hampón vestido de verde oliva.

Se va el chavismo. ¿Cuándo vuelve? Es una despedida sin alegría y sin ternura, simplemente damos gracias a Dios que se va, y ese, ¿Cuándo vuelve? Quedará como la interrogante en los cementerios, en las separaciones tormentosas, en las antesalas de los vecinos malqueridos y en el hondo pesar, con suspiro profundo, de quien en una oportunidad le entregamos las ilusiones de un país sumergido en desastres, pero que hoy, aquel desastre quedó en pañales frente a los actuales.

Fueron miles y miles de páginas llenas en los distintos periódicos del país que expresaban las esperanzas de un proyecto político llamado chavismo, columnistas, analistas, editoriales, periodistas, gente comprometida y todo el que tenía la posibilidad de expresar libremente la adhesión en un liderazgo reencarnado en base al sufrimiento de los pobres, a los maltratados, a los que simplemente exigían un mínimo de respeto frente aquel bipartidismo que lo único que le interesaba era el descarado robo de las arcas petroleras; esa dirigencia política del pacto de Punto Fijo jamás entendieron el mensaje que salía desde el corazón del pueblo, hasta que surgió un discurso encantador de serpientes, un liderazgo vestido de verde olivo, un hombre que tenía la capacidad de convencimiento y de caminar hasta el descontento más grande de la población.

Eran épocas de vacíos de liderazgos, parecidas a la actual, de desesperanzas, de frustraciones, del llanto amargo frente a las ruinas y el despojo del país; aquella ilusión duró pocos años ya que quien había asumido la esperanza del país, volvió por el sendero de las antiguas prácticas del bipartidismo, no corrigió, empeoró la carga de frustración y aquellos mensajes, aquellos periódicos puestos al servicio de las buenas nuevas de un país distinto, les penetró la dentellada sangrienta de quien años atrás habían elogiado como la figura esperanzadora.

El país necesita nuevos liderazgos que asuman el desplazamiento de los actuales, un nuevo discurso que vaya al encuentro del escepticismo, un programa alejado de los fracasados del pasado y de los del presente, una política que acerque el encuentro de los sectores descontentos y se convierta en una resonancia de la verdadera unidad para avanzar hacia un país distinto; para que en medio de la sociedad fracasada nos impulse a rescatar el amor y la solidaridad entre todos los venezolanos. Ha llegado la hora de un nuevo amanecer.

hectordiaz63@hotmail.com

Quiénes Somos | Estructura Corporativa | Aviso Legal | Dónde Llegamos | Contacto

Copyright © 2014. Editorial Diario Los Andes. Venezuela | RIF: J-09003756-0

Powered by:Venetech Smart Solutions