DLA Columnas | 17/01/2017 | 1:00 am
Con el pasar de los días…

Por: Gloria Cuenca

Pasan los días después de haber destituido al Presidente y ni él ni sus cercanos colaboradores se dan por enterados. Actúan desde el “como sí” aquí no pasará nada. La población desesperada por la inflación, la inseguridad y la escasez, se siente desmoralizada y más angustiada todavía, si es que eso es posible.

Queda claro -imprescindible verlo desde la mirada pedagógica- que el régimen, cada vez más fuera de la Constitución y las leyes, deslegitimado y de espaldas a la realidad, la verdad y la vida, deberá sufrir un repudio aún mayor para aceptar que se deben apartar del Gobierno, llamar a elecciones desde la Asamblea Nacional y hacer el cambio tan añorado y esperado por los demócratas.

Sí, en efecto, cada día, cada hora, cada minuto que pasa, el desastroso grupete que desgobierna al país demuestra su incapacidad para ejercer dignamente la tarea que un sector del país, hoy en día arrepentido, les entregó confiadamente en sus manos. Resulta impresionante observar la conducta de quienes detentan el poder. También es interesante verlos en esta etapa final de su actuación, cómo sistemáticamente pierden los objetivos que llevan a la gente a ser dirigentes de una nación.

Se transforman por obra y gracia del terror que los acompaña -dada la cercanía de la pérdida del poder- en agresores y perseguidores de la ciudadanía y maltratan ferozmente a la dirección disidente. El dicho antiguo es claro: con la vara que mides serás medido. Pareciera que quienes actúan en contra de la Constitución y las normas legales de la República no se dan cuenta -o lo fingen- de las terribles dificultades que existen entre la población sufrida y martirizada, por el hampa, el hambre, las enfermedades y la inflación para poder sobre vivir, (definitivamente, esto no es vida). El ser humano tiene límites en su vida, en su acción y especialmente, en su sentido normativo. Pretender que los sentimientos espantosos que le corroen el alma no surjan en determinadas circunstancias resulta un anhelo imposible.

Estamos en presencia de una de las etapas más difíciles y duras, que el país haya tenido que sobrevivir. Segura estoy de que, con la ayuda de Dios Todopoderoso y la Virgen, volverá la paz, el amor y la prosperidad a nuestro país. Debemos estar atentos con nuestros pensamientos, palabras y obras. Pasan los días, estamos en el umbral… cruzarlo en paz conscientemente es una obligación.

@EditorialGloria

Quiénes Somos | Estructura Corporativa | Aviso Legal | Dónde Llegamos | Contacto

Copyright © 2014. Editorial Diario Los Andes. Venezuela | RIF: J-09003756-0

Powered by:Venetech Smart Solutions